[LE}> «A caballo», no «a medio caballo»

La locución a caballo, no la forma a medio caballo, es la adecuada para indicar que algo o alguien se encuentra o se mueve entre dos realidades.

Uso inadecuado

  • A medio caballo entre propuestas para ahorrar energía e ideas para reducir las emisiones y la contaminación.
  • Se ofrecen recorridos para los que busquen algo a medio caballo entre el senderismo y la escalada.
  • La crisis ha dejado un modelo a medio caballo entre la presencialidad y lo telemático.

Uso adecuado

  • A caballo entre propuestas para ahorrar energía e ideas para reducir las emisiones y la contaminación.
  • Se ofrecen recorridos para los que busquen algo a caballo entre el senderismo y la escalada.
  • La crisis ha dejado un modelo a caballo entre la presencialidad y lo telemático.

El Diccionario de la lengua española recoge ‘a caballo’ como una locución adverbial que señala aquello que se sitúa entre dos realidades temporales, espaciales o de otro tipo, aparte del sentido de ‘que monta en caballería’. No es adecuado, por tanto, emplear en su lugar ‘a medio caballo’, que se puede deber a un cruce con la locución ‘a medio camino’, utilizada para hablar de las acciones que no llegan a su fin: «El equipo se quedó a medio camino de la remontada».

Cabe señalar que en algunas zonas se registra el uso de ‘a medio caballo’ y de ‘a caballo’ para aludir a ciertas preparaciones culinarias que incluyen uno o varios huevos fritos, respectivamente: «Para acompañar, no pueden faltar las papas fritas a caballo». Con este significado, a medio caballo se puede considerar válida.

Fuente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s