* El “regresismo” y la pérdida de valores humanos que nos ha traído

Nuenos analfabetos que alardean de desinterés por la cultura, por la superación personal y por la búsqueda de la excelencia, y apogeo de la taradez y, como dice el artículo “Anatomía de un idiota. Youtubers, empanadillas y la invasión de los necios”, aumento de idiotas y gilipollas.

En resumen, desprecio por los valores humanos.

Un vídeo que hay que ver. Clicar AQUÍ

Cortesía de Leonardo Masina.

[Opino}> Influencia de los medios en USA

20-06-2022

Carlos M. Padrón

De ser cierto (no he encontrado nada que lo desmienta), lo que sigue parece que comienza a pasar factura no muy favorable a los medios, pues, por ejemplo, Neflix se queja de una pérdida abrupta de abonados, lo cual no es de extrañar porque lleva tiempo produciendo material basura para lo que ellos creen que es el 90% de la población. Otras plataformas rivales han seguido el mismo camino.

En cuanto a Disney’s, sus planes son realmente ridículos pues, haciendo caso a Peter Dinklage, el enano de “Juego de tronos”, quieren cambiar la película de “Blancanieves y los siete enanitos”, lo cual, como era de esperar, ha dado lugar a memes como éste:

clip_image001

~~~

Las preguntas y respuestas que siguen fueron obtenidas por YouGov — firma británica que hace, con base en internet, investigación de mercado y análisis de datos— en una encuesta hecha entre ciudadanos de USA en 2014, y actualizada en 2021.

Tema: ¿QUÉ TAN LISTO ES EL ESTADOUNIDENSE MEDIO? SEGÚN SE DEDUCE DE LO QUE SIGUE, NO LO ES TANTO.

  • Pregunta #1. ¿Qué porcentaje del país es de raza negra? – Según respuestas: 41%. Realidad: 12%. Si usted Se deja llevar por lo que ve en TV (publicidad, series, películas), o se informa por redes sociales, pensaría que es 90%.
  • Pregunta #2. ¿Qué porcentaje de matrimonios son de raza mixta? – Según respuestas: 50%. Realidad: 1%. De nuevo, si usted se deja llevar por lo que ve en TV (publicidad, series, películas), pensaría que es 90%.
  • Pregunta #3. ¿Qué porcentaje del país es “latino”? – Según respuestas: 39%. Realidad: 17%.
  • Pregunta #4. ¿Cuántas familias ingresan más de $500,000 al año? – Según respuestas: 26%. Realidad: 1%. Tal parece que la mayoría de los estadounidenses piensan que el 25% de los ciudadanos son ricos, pero ellos no.
  • Pregunta #5. ¿Qué porcentaje de estadounidenses son vegetarianos? – Según respuestas: 30%. Realidad: 5%.
  • Pregunta #6. ¿Qué porcentaje de estadounidenses viven en la ciudad de Nueva York? – Según respuestas: 30%. Realidad: 3%.
  • Pregunta #7. ¿Qué porcentaje de estadounidenses son transgénero? – Según respuestas: 22%. Realidad: 1%.
  • Pregunta #8. ¿Qué porcentaje de ciudadanos son gays? – Según respuestas: 30%. Realidad: 3%.
  • Queston #9. ¿Cuántos hombres negros mata la Policía cada año? – Según respuestas: 2.000. Realidad en 2021: 17, de los cuales 15 fueron abatidos cuando trataban de matar a un policía o a alguien que la Policía estaba protegiendo.
  • Pregunta #10. ¿Qué porcentaje de impuestos cree usted que pagan los ricos? – Según respuestas: 20%. Realidad: 80%.

¿Por qué la gente de este país tiene estas creencias erróneas? POR LOS MEDIOS y su constante campaña acerca de racismo, asuntos de género y de riqueza, pues el ala izquierda usa los medios para lavar el cerebro a la población. Joseph Goebbels, ministro de propaganda de Hitler, estaría orgulloso si hubiera conseguido sólo la mitad de tal éxito.

Disney se ha vuelto totalmente inclusivo en asuntos de género y ya no da la bienvenida a sus invitados con el tradicional “Bienvenidos damas y caballeros, chicos y chicas”. ¿Por qué? Porque el 1% de la población impuso sus normas al 90%, y las corporaciones de USA “compraron” esa medida.

Aunque usted no lo crea, menos del 20% de estadounidenses usan Twitter, pero Twitter controla 80% de la opinión pública. ¿Por qué? POR LOS MEDIOS.

La próxima vez que usted piense que los estadounidenses han cambiado para mejor o peor, recuerde: es mentira.

Fuente

[Opino}> El nocivo efecto de las llamadas redes sociales

19-06-2022

Carlos M. Padrón

Se dice que fue IBM quien en 1992 inventó el smartphone, pero fuere quien fuese no creo que soñara siquiera con el profundo y mayormente desastroso cambio que ese aparatico —al que, como en España se le llama móvil, yo llamo mierdóvil— iba a causar en el mundo.

Según explica el artículo cuyo enlace copio abajo, los jóvenes —que dicen no entender el lenguaje que usan los periódicos porque han perdido y siguen perdiendo sus habilidades lingüísticas— prefieren informarse por las redes sociales en las que, aunque no estoy apuntado a ninguna, sé que aparece cualquier cantidad de bulos, aberraciones y especímenes humanos que se dicen ‘influencers’ y carecen de bases sólidas o serias para opinar sobre lo que cuentan, o, muchas veces ataviados como mamarrachos, hablan sobre estupideces que causan estragos en los adolescentes que los siguen porque los creen importantes.

Hay dos que destacan por sus grandes “valores”: Fraudebook (chismografía, engreimiento y ostentación), e Instagram (hemorragia de imágenes que ha devaluado lo que una vez supuso la fotografía).

Uno se pregunta hasta dónde va a llegar este mundo por el camino que lleva, y se entiende que las dichosas redes sociales han dejado en evidencia a la Biblia porque no aparecen entre las plagas que ésta enumera.

~~~

El reto de los medios con los jóvenes: “Para mí, un periódico está desfasado; uso las redes”

Los menores de 25 años evitan las noticias de política y coronavirus porque afectan negativamente a su estado de ánimo, y no consumen medios tradicionales porque les resulta “difícil” entender su lenguaje. El 15% de ellos acude a TikTok para informarse

[Opino}> La odisea de un cliente para recuperar los 40.000 euros que le robaron al clonarle la tarjeta

18-06-2022

Carlos M. Padrón

Es muy difícil que las más de las personas de la tercera edad (y de las que siguen) puedan lidiar con las recomendaciones que se dan para tratar de evitar casos así.

No soy partidario de tener en mi smartphone nada que permita manejar dinero, pero sí el recurso que permita que el banco me informe sobre todos y cada uno de los retiros de mi cuenta, en especial los hechos con tarjeta. De no contar con el acceso por smartphone, al menos hay que usar frecuentemente una computadora para revisar si los cargos en cuenta corresponden con los comprobantes que al respecto hemos debido guardar, revisar la carpeta del spam, etc. ¿Saben los de la tercera edad hacer todo esto?

El comportamiento de la víctima del caso descrito abajo (no se dice su edad) es bastante cuestionable, pues, según parece, ni siquiera revisaba con frecuencia el estado de la cuenta en su banco.

~~~

La odisea de un cliente para recuperar los 40.000 euros que le robaron al clonarle la tarjeta

«Me sentí solo y desprotegido por el banco»

El juzgado 99 de Primera Instancia de Madrid considera que si la entidad cree que el cliente actuó de forma negligente, debe demostrarlo

Cuando en 2019 Carlos (nombre ficticio) descubrió un importante roto (36.893,65 euros de agujero) en su cuenta corriente, además de rabia, incertidumbre o miedo, sintió desconcierto.

Los cargos, perfectamente detallados en el asunto de las transferencias, hacían alusión a unas vacaciones que él no había vivido. Menciones a alquiler de yates o casas en Ibiza, una vida de lujo que, sin embargo, le cerró las puertas de otras más mundanas, como la entrada de un piso. Todo, porque en algún momento le habían clonado la tarjeta, lo que también hizo que tardase más en darse cuenta de lo sucedido. Ahora, por fin, un juez ha dicho que el banco tiene que devolverle el dinero.

«Fíjate, le tenía miedo a estas cosas y no tenía ni la aplicación del banco», rememora con cierta resignación el afectado. Así, se limitaba a entrar «esporádicamente en la página con el ordenador computador», que fue justo lo que hizo el lunes después de un fin de semana de sustracciones. «Se me quedó la cara de tonto que te puedes imaginar», explica.

En ese momento no lo sabía, pero, además del robo, comenzó una odisea que tres años después aún continúa, aunque ya con una sentencia a su favor.

Tras acudir a la sucursal del BBVA se enteró de cómo se había producido el robo: tras clonar de alguna forma la tarjeta —aún no sabe cómo pudo ser— y obtener su número pin, cambiaron desde un cajero el número de teléfono para las comunicaciones y confirmaciones. La entidad avisó de esto, pero con un correo electrónico que fue a parar a la carpeta de spam.

«Me sentí solo y desprotegido por el banco», lamenta el afectado, que entonces tenía 39 años. «Dijeron que el teléfono no se podía cambiar desde el cajero, pero luego sacaron el informe de todas las operaciones de esos días y ahí figuraba». También se queja de que, a diferencia de un robo o, incluso, un caso de phishing, él no pudo denunciar antes porque no era consciente de lo que ocurría: «Decían que había sido un problema mío, pero yo no había denunciado nada porque no había perdido en ningún momento la tarjeta».

Tres años después, el juzgado 99 de Primera Instancia de Madrid ha condenado al BBVA a devolver el dinero sustraído, más intereses, al cliente. Según la sentencia, si las entidades consideran que los usuarios cometieron una negligencia que permitió al criminal hacerse con sus ahorros, deben aportar pruebas de ello.

El documento cita el artículo 44 del RDL 19/2018, que «impone a la entidad financiera la carga de la prueba de que el usuario del servicio de pago cometió fraude o negligencia grave en los casos en que el usuario niegue haber autorizado una operación de pago ya ejecutada o alegue que ésta se ejecutó de manera incorrecta». Es decir, si el banco dice que debió haber una confirmación por parte del cliente, como introducir una clave recibida en un SMS, y éste mantiene que no lo hizo, deberá ser la entidad la que lo demuestre.

Además, en lo que respecta a las «obligaciones de las partes», la sentencia también trata de esclarecer cuál debe ser el papel de cada una, mediante una nueva cita; en este caso, de la resolución de una instancia superior, la Audiencia Provincial de Lérida. Así, apunta que «en lo que al consumidor se refiere, el nivel de diligencia exigible es la del buen padre de familia, mientras que respecto de la entidad bancaria la diligencia exigible es la del profesional».

Por otro lado, se argumenta y también en base a la resolución anterior, que frente al riesgo de clonaje «corresponde a la entidad bancaria (quien facilita la tarjeta y se lucra mediante el cobro de comisiones por su tenencia y uso) la obligación de adoptar todos los medios a su alcance para conseguir la eficacia del sistema, lo que exige que las transacciones se efectúen en un marco de seguridad garantizada por la entidad». En este sentido, si el sistema falla, y salvo grave negligencia o que se trate de un fraude, «debe proclamarse la responsabilidad directa de la entidad».

En opinión de Rodrigo Royo, abogado colaborador de Asufin que ha llevado el caso, hay dos claves importantes en todo este asunto. La primera, la decisión del juzgado de trasladar a los bancos la necesidad de demostrar el mal uso de sus servicios. La segunda, la importancia de denunciar estos crímenes.

«Nos encontramos ante un caso que se aleja muchísimo de la media», explica Royo. «En estos asuntos, normalmente no suelen llegar a 3.000 euros; suelen hacer dos o tres cargos», apunta, y «hay gente que por 1.000 euros no se mete en abogados«. Y eso, recuerda, «el propio malo lo sabe, por eso juegan con esas cantidades».

Royo coincide con la decisión tomada por el juez y considera que es la entidad la responsable. «El banco se defendió diciendo que ellos no pueden ser responsables si nosotros hemos clicado o si a nosotros nos han robado la tarjeta… Pues si no son responsables, apaga y vámonos». Además, se muestra esperanzado por una sentencia «demoledora», que cree que no será recurrida, aunque la compañía sí ha solicitado una aclaración. Carlos, por su parte, está «desanimado», pero, tras tres años de travesía legal, es más pragmático: «Ya me había hecho a la idea de que lo había perdido, así que si viene, pues bienvenido».

Cómo evitar fraudes

Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros, explica que, ante los nuevos fraudes digitales, siguen teniendo «total vigencia» los consejos tradicionales. Es decir, contraseñas complejas —con letras, números o símbolos— que no se repitan y que se cambien con cierto tiempo.

«También es aconsejable disponer de equipos actualizados, también los smartphones, para implementar las mejoras que ofrecen las compañías en materia de seguridad», apunta Suárez. Y, por otro lado, «estar especialmente atentos a los resquicios de seguridad que aprovechan los ciberdelincuentes», por lo que no es recomendable abrir enlaces o SMS que pidan datos o realizar acciones sospechosas, como puede ser iniciar sesión en una cuenta o descargar aplicaciones o programas.

En el caso de que sea demasiado tarde, lo mejor es contactar inmediatamente con el banco y con la Policía para realizar la correspondiente denuncia.

Fuente

[Opino}> Una vergüenza: «Ramón Langa, la voz de Bruce Willis en España, guarda silencio “por respeto”».

Lo que leo en el artículo cuyo titular-enlace copio abajo es algo que, por lo menos a mí, me da vergüenza porque explica bien las facetas del “robo” que se hace en España con el doblaje de la voz de actores no hispanohablanctes.

Además de que con eso se priva al actor del 60% de su mérito actoral (por eso hablo de robo), encima se jactan del trabajo que hacen los tales “dobladores”, como si con ello estuvieran prestando un servicio social, cuando en realidad, además del robo de ese 60%, están contribuyendo a una atrofia colectiva.

Los motivos de que aún persista esta plaga social —pues para mí eso es— podrían ser dos:

  • Un tremendo negocio para quienes se encargan del doblaje
  • Un negocio basado en un mlsano interés por mantener la atrofia de la población, pues, para mi sorpresa, personas cultas y muy dadas a la lectura me han dicho que no pueden usar los subtítulos porque no les da tiempo de leerlos. O sea, que el doblaje es también una manera de mantener a la población alejada de la educación del oído para facilitar el aprendizaje de otras lenguas, en especial del inglés, como también sirven a ese fin los subtítulos ya que son muchas las veces que no reflejan en nada lo dicho en el diálogo que se supone que deben traducir fielmente.

En fin: una vergüenza.

~~~

Ramón Langa, la voz de Bruce Willis en España, guarda silencio «por respeto»

[Opino}> Cierra al salir, Zuckerberg

12-02-2022

Carlos M. Padrón

Lo que más llama mi atención del artículo que copio abajo es esto:

«Al final, ¿qué puede pasar si nos quedamos sin Facebook? ¿Que no recordemos el cumpleaños de un primo del pueblo? ¿Que nos perdamos la última publicación de Terraplanismo avanzado (no me lo invento)? Como mucho, los tuiteros temen que Twitter se llene de aficionados a fotografiar desayunos, rebotados de Instagram. O que los nuevos no estén preparados para el nivel de agresividad habitual en esta red, donde es peligroso dar los buenos días sin casco».

Porque, siendo más crítico, Facebook es básicamente una fuente de chismografía, frivolidad, jactancia y ostentación, algo que, parcial o totalmente, es común a todas las redes sociales, motivo por el cual no milito en nignuna de ellas, y menos si son de Zuckerberg, de quien uso WhatsApp (una pena que haya caído en manos de ese “angelito”) porque no es realmente una red social, sino la aplicación de mensajería que (y he aquí el problema) usan  todos mis familiares y amigos.

Por suerte, WhtsApp está sufriendo los efectos de otras aplicaciones de mensajería tan buenas o mejores.

~~~

11-02-2022

Jaime Rubio Hancock

Cierra al salir, Zuckerberg

Meta amenaza con dejar Europa, y ya hay gente enfriando el cava

Meta ha intentado meter miedo a sus usuarios europeos, pero no le ha salido bien. La empresa ha explicado que el futuro de Facebook e Instagram en Europa se complicaría si las autoridades la obligan a cumplir la ley y a alojar en la UE los datos de sus usuarios. Es decir, que no descarta largarse. Pero el anuncio se ha recibido con alegría y se ha vivido más como una promesa que como una amenaza.

De entrada, la advertencia no llegaba ni a farol. Lo recordaba este jueves Pablo Ximénez de Sandoval en el boletín de Opinión de EL PAÍS: “La compañía no tiene ninguna intención de irse de Europa. Solamente lo ha puesto por escrito entre los riesgos para su modelo de negocio”. Pero a muchos tuiteros sólo les ha faltado poner el cava a enfriar. Por ejemplo, @cracacraca recordaba que estamos preparados para sobrevivir a esta pérdida: “Zuckerberg, en este país se han cerrado los bares. ¡LOS BARES!”. Otra tuitera, @algaraabia, recurría al meme de la serie The Office en el que Michael Scott amenaza con saltar desde la azotea, y Dwight Schrute, en lugar de calmarle, le sugiere que dé una voltereta. A otros, como @Concejajala, el anuncio les sabía a poco: “Zuckerberg, por favor, cierra también los grupos de WhatsApp de padres de 5ºB”.

Al final, ¿qué puede pasar si nos quedamos sin Facebook? ¿Que no recordemos el cumpleaños de un primo del pueblo? ¿Que nos perdamos la última publicación de Terraplanismo avanzado (no me lo invento)? Como mucho, los tuiteros temen que Twitter se llene de aficionados a fotografiar desayunos, rebotados de Instagram. O que los nuevos no estén preparados para el nivel de agresividad habitual en esta red, donde es peligroso dar los buenos días sin casco.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.

A pesar de esta euforia, la marcha de Facebook e Instagram tiene riesgos: muchas empresas dependen de estas redes para llegar a sus clientes. Esta fue una de sus jugadas maestras y uno de los principales errores que cometimos los demás. Facebook ofrecía una sola parada para todo: trae a tus amigos, a tus lectores y a tus clientes, nos decía, y así te resultará más fácil ofrecerles tus productos. Y se los llevamos. Y se los quedó, claro, que los millonarios no son tontos.

Años más tarde, la empresa pide dinero para promocionar los contenidos que publicamos, o recomienda un régimen de publicaciones para que el algoritmo nos preste atención, obligándonos a trabajar para él. Por supuesto, se habla de este algoritmo como si fuera una fuerza divina e ingobernable, pero en realidad está diseñado y calibrado por estas redes a su conveniencia y no a la de sus usuarios. Y, por si fuera poco, a todo esto se suma el riesgo de que nos pueden echar en cualquier momento: un ejemplo es el de Món Orxata, una empresa valenciana que logró llevar a juicio a Facebook después de que la red cerrara su perfil sin dar explicaciones.

Dicho lo cual, ¿podríamos vivir sin Facebook e Instagram? Muchos creen que sí: uno de los pioneros de internet, Jaron Lanier, proponía en un libro que todos deberíamos dejar las redes sociales. Todas. Para recuperar algo de la empatía que anestesian, del tiempo que perdemos y de la libertad que nos roban. No soy tan pesimista como Lanier: seguro que las redes deberían estar mejor diseñadas, pero creo que ayudan a descubrir ideas, lecturas y a gente interesante y graciosa.

Aun así, si Facebook e Instagram dejan Europa, no lloraré. No será difícil encontrar alternativas mejores. Es más, creo que la empresa no tiene valor para irse. Mark Zuckerberg ni me lees ni sabes que existo, pero te reto a dejar Europa. Te reto dos veces. Y lo celebraré con horchata.

Fuente

[Opino}— Las useñas que viven en España nos explican cómo funciona nuestro país

NotaCMP.- En el artículo cuyo titular con hipervínculo copio abajo, olvidaron decir que las useñas deberían extrañarse de que en España se use esa pieza sanitaria llamada bidet, algo que, según me han dicho, es para los useños antihigiénico, pero, sin embargo, no es para ellos antigiénico que después de follar (término de uso normal en España y que significa hacer el amor en toda regla), lo hagan con o sin preservativo y según puede verse en películas y series de TV, se visten y salen andando sin pensar para nada en asearse. ¡Eso sí que es higiénico!

~~~

Las useñas que viven en España nos explican cómo funciona nuestro país

Hablamos con las autoras de vídeos como ’10 cosas que me sorprendieron al llegar a España’ y un antropólogo nos ayuda a entender qué tenemos de especial

[Opino}> Así se sienten las parejas que no pueden tener un bebé en estas fechas navideñas (¡!)

Así se sienten las parejas que no pueden tener un bebé en estas fechas navideñas (¡!)

Que no es lo mismo que “Así se sienten en estas fechas navideñas las parejas que no pueden tener un bebé”, pero hay quienes, aunque escriben para medios públicos, o no saben gramática española o carecen de la lógica del idioma español y se limitan a traducir textualmente del inglés

[Opino}> Uso en España de términos con doble acepción

06-12-2021

Carlos M. Padrón

En el artículo cuyo titular como enlace copio abajo se usa el verbo ‘quedar’ con la acepción de ‘citarse’ que, al igual que ‘poner’ con significado de ‘excitarse sexualmente’, me causan urticaria. ¿Quedaron cómo? ¿Enfadados, contentos, sorprendidos, emocionados?… Y a éstos se añade ‘ingresarcon la acepción de ser recluido en un hospital. ¿Ingresado dónde? ¿En una academia? ¿En un instituto? ¿En el Ejército? … ¿Acaso tiene algo de malo el verbo hospitalizar.

Ya sé que la lengua es algo vivo y que, por tanto, está en permanente evolución, pero en comparación a como estaba en mis tiempos aquí en Canarias (años 50 básicamente) ha involucionado hacia la confusión porque ha caído en el uso de términos que tienen más de una acepción.

Además de los ya citados, se usan, entre otros que ahora no recuerdo,

· Móvil. Para referirse al teléfono que en muchos otros países llaman ‘celular’, sin tomar en cuenta que hay mil cosas que son ‘móvil’, siendo la más destacada el motivo para hacer algo, como cometer un delito.

· Ordenador. Para referirse a lo que en medio mundo (salvo tal vez en España y Francia) se llama computador o computadora. Ordenar tiene otra acepción, pero aquí se insiste en usar ordenador en vez de computador/a aunque con ello se cae en el descaro de decir ‘ambiente computacional’ en vez de ‘ambiente ordenacional’, término que, por supuesto, además de ridículo sería ininteligible.

· Portátil. Para referirse a la computadora que, en verdad, es portátil, pero al igual que en el caso de ‘móvil’, hay también mil cosas que son portátiles.

· Sobremesa. Para referirse a la computadora que no es portátil, sino que suele usarse poniéndola sobre una mesa. Hace poco tuve una situación tensa cuando en una tienda de informática le dije al empleado que me atendió que ‘sobremesa’ es el tiempo que, después de una comida, dedican los comensales a conversar.

· Puzle. Otra que me causa urticaria por la contradicción que implica, pues a pesar de la mal disimilada aversión que en España se le tiene al inglés, se usa la palabra inglesa ‘puzle’ (en inglés es puzzle) en vez de la muy española ‘rompecabezas’ que por años de años se usó.

~~~

Una llamada errónea que derivó en una amistad de 20 años (y por fin han podido quedar)

El Día de Acción de Gracias, celebrado el jueves 25 de noviembre, ha tenido lugar la reunión entre los dos.