[LE}> «(P)seudorreferéndum», en una palabra, con doble erre y tilde

El término (p)seudorreferéndum se escribe en una palabra, con doble erre ere y con tilde.

Uso inadecuado

  • El ministro de Exteriores de Ucrania manifestó por su parte que los «pseudo referéndum» no cambiarán nada.
  • El Parlamento aprobó la declaración sobre la inadmisibilidad de los pseudo-referéndum en el territorio de Ucrania.
  • Las autoridades rusas estarían planeando un «pseudoreferéndum» en Jersón, una ciudad ucraniana cercana a Crimea.
  • ¿Qué sucederá si el resultado de ese seudo referendo es negativo?

Uso adecuado

  • El ministro de Exteriores de Ucrania manifestó por su parte que los (p)seudorreferéndums no cambiarán nada.
  • El Parlamento aprobó la declaración sobre la inadmisibilidad de los (p)seudorreferéndums en el territorio de Ucrania.
  • Las autoridades rusas estarían planeando un (p)seudorreferendo en Jersón, una ciudad ucraniana cercana a Crimea.
  • ¿Qué sucederá si el resultado de ese (p)seudorreferendo es negativo?

Puesto que, como indica la Ortografía, los prefijos se escriben unidos a la palabra a la que acompañan, sin espacio en blanco ni guion, no son adecuadas las formas ‘(p)seudo referéndum’ ni ‘(p)seudo-referéndum’.

Así, al escribir el primer elemento, ‘pseudo-‘ (o ‘seudo’), que termina en vocal, unido al segundo, que empieza con erre ere, es preciso duplicar esta última letra para mantener su sonido fuerte: (p)seudorreferéndum y no (p)seudoreferéndum.

Se recuerda que el plural adecuado es (p)seudorreferéndums, y que también se considera indicada la forma (p)seudorreferendo, pl. (p)seudorreferendos.

Fuente

[LE}> «Contraofensiva», no «contra ofensiva» ni «contra-ofensiva»

El término contraofensiva, que el Diccionario de la lengua española define como ‘ofensiva que se emprende para contrarrestar la del enemigo’, se escribe en una sola palabra, sin espacio ni guion intermedios.

Uso inadecuado

  • Moscú responde a la contra-ofensiva ucraniana atacando infraestructuras estratégicas.
  • La contra ofensiva de Ucrania ha expulsado a las fuerzas rusas, casi en su totalidad, de la región de Járkov.
  • La contra ofensiva ucraniana tiene alguna esperanza de derrotar al invasor.

Uso adecuado

  • Moscú responde a la contraofensiva ucraniana atacando infraestructuras estratégicas.
  • La contraofensiva de Ucrania ha expulsado a las fuerzas rusas, casi en su totalidad, de la región de Járkov.
  • La contraofensiva ucraniana tiene alguna esperanza de derrotar al invasor.

Según lo explicado en la Nueva gramática de la lengua española, ‘contra-‘ funciona en este caso como prefijo y «suele indicar la acción contraria, orientada a contrarrestar o neutralizar la designada por la base». Como el resto de los prefijos, va unido a la palabra a la que acompaña, sin espacio ni guion: contraofensiva, todo junto, no contra ofensiva ni contra-ofensiva.

Fuente

[LE}> «Traspié», no «traspiés», si es un solo tropiezo y no varios

Traspié, en singular, y no traspiés, es la forma adecuada para referirse a un solo tropiezo o equivocación.

Uso inadecuado

  • Ahora espera un traspiés del líder para que no aumente la ventaja.
  • Se rompió una pierna al caerse al foso desde el escenario tras un traspiés.
  • Las vacaciones del presentador se han visto trastocadas por un traspiés.

Uso adecuado

  • Ahora espera un traspié del líder para que no aumente la ventaja.
  • Se rompió una pierna al caerse al foso desde el escenario tras un traspié.
  • Las vacaciones del presentador se han visto trastocadas por un traspié.

El término ‘traspié’ se emplea con los sentidos de ‘resbalón o tropezón’ y ‘error o fracaso’, entre otros. Según señala el Diccionario panhispánico de dudas, no es apropiada la forma ‘traspiés’ para el singular.

Asimismo, se recuerda que siempre que pie o pies son el último elemento de palabras compuestas, tales como traspié, contrapié, hincapié, tentempié, reposapiés, etc., llevan tilde en la ‘e’, por ser agudas acabadas en ‘ese’ o en vocal. Además, las voces que en singular acaban en ‘-piés’ son invariables en plural: el/los ciempiés, el/los calientapiés…

Fuente

[LE}> «Alertar de que», no «alertar que»

El verbo ‘alertar’, cuando va seguido de una oración encabezada por la conjunción ‘que’, requiere la preposición ‘de’.

Uso inadecuado

  • El sector turístico alerta que el volcán y la falta de ayudas hacen peligrar la conectividad con La Palma.
  • La inteligencia británica alertó que Rusia prepara más ataques contra objetivos civiles en Ucrania.
  • Alertan que el reemplazo del petróleo ruso tendrá un impacto «prolongado» en la economía y crece el temor en Europa.

Uso adecuado

  • El sector turístico alerta de que el volcán y la falta de ayudas hacen peligrar la conectividad con La Palma.
  • La inteligencia británica alertó de que Rusia prepara más ataques contra objetivos civiles en Ucrania.
  • Alertan de que el reemplazo del petróleo ruso tendrá un impacto «prolongado» en la economía y crece el temor en Europa.

Según el Diccionario del estudiante, de la Real Academia Española, para no caer en el queísmo, aquello de lo que se alerta se expresa con un complemento introducido por la preposición ‘de’.

Asimismo, cabe señalar que, tal y como se indica en el Diccionario del español actual, de Seco, Andrés y Ramos, ‘alertar’ también puede construirse con la preposición ‘sobre’: «La ONU alerta sobre la falta de fondos para refugiados sirios».

Fuente

[LE}> «Queratina», no «keratina»

NotaCMP.- Hace años, en un artículo de Amando de Miguel leí que la letra ‘k’ no era propia del español, pero hay varias palabras en las que se usa. Porque la ‘k’ requiere menos letras que el conjunto ‘qu’ y se pronuncia igual, y por razones de economía e internacionalidad seguiré usándola en keratina.

El nombre de la proteína que se encuentra en el cabello es queratina, por lo que no es recomendable la variante gráfica keratina.

Uso no recomendado

  • La keratina es una proteína que genera nuestro cuerpo y que constituye el 80 % del pelo.
  • La keratina no es solo una proteína para controlar el encrespamiento.
  • El tratamiento de keratina es uno de los más utilizados en los salones de belleza.

Uso recomendado

  • La queratina es una proteína que genera nuestro cuerpo y que constituye el 80 % del pelo.
  • La queratina no es solo una proteína para controlar el encrespamiento.
  • El tratamiento de queratina es uno de los más utilizados en los salones de belleza.

El diccionario académico define ‘queratina’ como ‘proteína rica en azufre, que constituye la parte fundamental de las capas más externas de la epidermis de los vertebrados y de sus derivados, como plumas, pelos, cuernos, uñas, pezuñas, etc., a la que deben su resistencia y su dureza’.

La única forma recogida de esta voz desde que se incorporó a esa obra en 1914 es con el grupo ‘qu’, no con la letra ‘ka’, y es también la única incluida en el Diccionario de términos médicos de la Real Academia Nacional de Medicina. La forma ‘keratina’ puede ser influencia del inglés keratin.

Por extensión, en ocasiones se llama también así a los tratamientos cosméticos basados en la queratina. Aunque no se esté aplicando de modo directo a la proteína en sí, no deja de aludir a ella, por lo que lo adecuado sigue siendo la escritura con ‘qu’.

Fuente

[LE}> «Ir por agua», pero también «ir a por agua»

Tras verbos que expresan movimiento (ir, venir, bajar…) es posible escribir tanto la preposición ‘por’ como la secuencia ‘a por’.

Uso adecuado

  • Ledesma corrió a por el desfibrilador.
  • Decidieron dejar las mochilas con la intención de volver a bajar a por ellas y recogerlas.
  • La noticia que abre la veda del Real Madrid para ir a por una estrella mundial en 2023.

Según la Nueva gramática de la lengua española, la secuencia de preposiciones ‘a por’ se construye generalmente con verbos de movimiento (ir, volver, venir, marcharse, etc.) con un significado próximo a ‘en busca de’ y es propia del español de España, mientras que en el español de América se percibe como anómala y en estos contextos se usa mayoritariamente la preposición ‘por’: «… corrió por el desfibrilador», «… volver a bajar por ellas y recogerlas» y «… para ir por una estrella mundial en 2023».

Como ya se explicaba en el Diccionario panhispánico de dudas, en español existen otras combinaciones de preposiciones (para con, de entre, de por…) y no hay razones para censurar ‘a por’, que se debe al cruce de las estructuras ‘ir a un lugar’ (complemento de dirección) e ‘ir por algo o alguien’ (‘en busca de’).

Cabe señalar, además, que el empleo de ‘a por’ puede deshacer posibles ambigüedades en frases como «El jugador fue al vestuario por su hijo», en la que se puede interpretar que el jugador fue a buscarlo al vestuario, que fue allí en lugar de su hijo o que el motivo de que fuera al vestuario fue su hijo. Sin embargo, en «El jugador fue al vestuario a por su hijo» sólo puede significar que fue a buscarlo.

Fuente

[LE}> «Cureña», no «carro de combate», equivalente de «gun carriage»

La estructura con ruedas que se emplea para montar un cañón, y que se ha usado para transportar el féretro de la reina Isabel II, es una cureña, no un ‘carro de combate’.

Uso inadecuado

  • El féretro será trasladado a Westminster en un carro de combate.
  • Sobre el carro de combate que llevó el féretro de Jorge VI, el ataúd de la reina ha estado custodiado por hasta 1000 miembros de las fuerzas armadas.

Uso adecuado

  • El féretro será trasladado a Westminster en una cureña.
  • Sobre la cureña que llevó el féretro de Jorge VI, el ataúd de la reina ha estado custodiado por hasta 1000 miembros de las fuerzas armadas.

En español, un ‘carro de combate’, según el Diccionario de la lengua española, es un ‘vehículo de guerra armado, blindado y motorizado que, moviéndose sobre una llanta flexible o cadena sin fin, puede ir por terrenos escabrosos’, es decir, un tanque.

Su uso en este contexto posiblemente se deba a una traducción equivocada del anglicismo gun carriage, expresión que el diccionario de Cambridge define como ‘armazón con ruedas para un cañón’ y que se corresponde con el término español ‘cureña ‘(‘armazón compuesta de dos gualderas fuertemente unidas por medio de teleras y pasadores, colocadas sobre ruedas o sobre correderas, y en la cual se monta el cañón de artillería’).

Con este sentido exacto, el diccionario académico también recoge montaje y afuste, aunque esta última voz es más propia de la época de los comienzos de la artillería.

Fuente

[LE}> «Semana de la moda», mejor que «fashion week»

La expresión semana de la moda es una alternativa preferible a fashion week cuando no se hace referencia al nombre propio de un evento concreto.

Uso no recomendado

  • Sobrevive a una fashion week: ¡el vocabulario que necesitas!
  • Y llegó el mes de las fashion weeks.
  • Las fashion weeks se han convertido en un escaparate social mundial del que se extraen las grandes tendencias.

Uso recomendado

  • Sobrevive a una semana de la moda: ¡el vocabulario que necesitas!
  • Y llegó el mes de las semanas de la moda.
  • Las semanas de la moda se han convertido en un escaparate social mundial del que se extraen las grandes tendencias.

Aunque ‘Fashion Week’ permanezca en inglés si forma parte de la denominación oficial de un evento, como en «La Mercedes-Benz Fashion Week Madrid recibe en esta edición a 41 diseñadores», cuando esta expresión inglesa tiene un valor meramente descriptivo, lo aconsejable es escribir en español semana de la moda.

Fuente

[LE}> «Temeroso», no «temoroso»

La voz adecuada para calificar a la persona que siente temor es temeroso y no temoroso.

Uso inadecuado

  • El equipo está temoroso, atenazado y con falta de recursos.
  • Ni en la crisis de 2008 los hogares se han sentido tan temorosos de gastar lo que quedaba en sus cartillas.
  • Se acercaban temorosos al agua para curiosear el tiburón que nadaba desorientado.

Uso adecuado

  • El equipo está temeroso, atenazado y con falta de recursos.
  • Ni en la crisis de 2008 los hogares se han sentido tan temerosos de gastar lo que quedaba en sus cartillas.
  • Se acercaban temerosos al agua para curiosear el tiburón que nadaba desorientado.

La palabra indicada y asentada para expresar que alguien tiene un sentimiento de inquietud o rechazo hacia una persona o cosa que considera peligrosa es ‘temeroso’, tal como recogen diversos diccionarios, en particular el académico.

Es probable que ‘temoroso’ sea un cruce con el sustantivo ‘temor’, que es lo que sienten las personas temerosas, pero ‘temeroso’ tiene en la segunda sílaba la vocal ‘e’ y no la ‘o’, al igual que ocurre con ‘temeridad’, ‘temerario’ y el propio verbo ‘temer’.

Fuente