[Hum}— Efectos del alcohol

Borracho y con ganas de hacerle el amor a su esposa, llegó un tipo a su casa tarde en la noche. Entró al cuarto y, con sólo la luz que se filtraba desde la calle por la ventana situada apenas a un metro de los pies de la cama, vio en ésta el cuerpo de su esposa. Se desnudó, se metió en su parte del lecho conyugal, y comenzó a acariciar a la mujer. Ella, reaccionando de inmediato, se puso sobre él e hicieron el amor de forma tan salvaje que el tipo, además de borracho, el tipo quedó turulato.  

Terminado el himeneo, nuestro hombre fue al baño a asearse y, al abrir la puerta, encontró a su esposa desnuda y secándose con una toalla. Sorprendido le dijo:

—¡¿Cómo?! ¡¡¿Tú no estabas en tu cama?!!

—No —respondió la esposa—. Yo estaba bañándome

Abriendo desmesuradamente sus ojos, el hombre exclamó: 

—Entonces, ¡¡¡¿con quién acabo de hacer el amor?!!! 

Por toda respuesta, la esposa, gritando como posesa “¡¡¡¡¡Mamáaa!!!!!  ¡¡¡Mamáaa!!!!” se fue corriendo al dormitorio, encendió la luz y vio a su madre echada en la cama y con una sonrisa de oreja a oreja. Sorprendida, le reclamó:

—¡¡Mamá!!, pero, ¡¡¡¿por qué no le dijiste nada, mamá?!!! 

A lo que la señora, adoptando un aire de dignidad ofendida, contestó: 

—¡¡¡¡¡Tú sabes que a ese hijo de puta yo no le hablo!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s