[*IBM}— Del baúl de los recuerdos: 1981. Seminario de Informática en Macuto Sheraton

Fotos cortesía de Constantino Fernández

clip_image002

clip_image003

Aunque la placa entregada a Constantio está firmda por mí en mi condición de gerente de la Sucursdal Fiananzas y asistente a este seminario, sólo reconozco a Antonio Parra (primero de la izquierda de la fila trasera) y, por supuesto, también a mí, que soy el tercero de esa misma fila.

Luego, en la columna del extremo derecho y desde arriba hacia abajo, están Freddy Winckelmann, Constantino Fernández y Alberto Rodríguez.

La foto fue tomada en el Macuto Sheraton en marzo de 1981 con motivo de un seminario de informática para entidad de ahorro y préstamo (EAP) La Vivienda, dictado en el Centro de Desarrollo para Ejecutivos que en ese hotel tenía IBM de Venezuela.

Si alguien aporta más información, con gusto la agregaré.

[Hum}— Efectos del alcohol

Borracho y con ganas de hacerle el amor a su esposa, llegó un tipo a su casa tarde en la noche. Entró al cuarto y, con sólo la luz que se filtraba desde la calle por la ventana situada apenas a un metro de los pies de la cama, vio en ésta el cuerpo de su esposa. Se desnudó, se metió en su parte del lecho conyugal, y comenzó a acariciar a la mujer. Ella, reaccionando de inmediato, se puso sobre él e hicieron el amor de forma tan salvaje que el tipo, además de borracho, el tipo quedó turulato.  

Terminado el himeneo, nuestro hombre fue al baño a asearse y, al abrir la puerta, encontró a su esposa desnuda y secándose con una toalla. Sorprendido le dijo:

—¡¿Cómo?! ¡¡¿Tú no estabas en tu cama?!!

—No —respondió la esposa—. Yo estaba bañándome

Abriendo desmesuradamente sus ojos, el hombre exclamó: 

—Entonces, ¡¡¡¿con quién acabo de hacer el amor?!!! 

Por toda respuesta, la esposa, gritando como posesa «¡¡¡¡¡Mamáaa!!!!!  ¡¡¡Mamáaa!!!!» se fue corriendo al dormitorio, encendió la luz y vio a su madre echada en la cama y con una sonrisa de oreja a oreja. Sorprendida, le reclamó:

—¡¡Mamá!!, pero, ¡¡¡¿por qué no le dijiste nada, mamá?!!! 

A lo que la señora, adoptando un aire de dignidad ofendida, contestó: 

—¡¡¡¡¡Tú sabes que a ese hijo de puta yo no le hablo!!!!!

[LE}— «Conjunto», alternativa a «outfit» | «Visto», y no «listo», para sentencia

El sustantivo conjunto es una alternativa en español a la voz inglesa outfit, empleada en el mundo de la moda para hacer referencia a una combinación de dos o más prendas de vestir.

Uso no recomendable

• La modelo nos inspira para lograr el outfit definitivo de este verano 2019.

• Outfits para verte impecable en días de lluvia.

• 5 maneras de incorporar el color neutro de la temporada en tus outfits.

Uso recomendable

• La modelo nos inspira para lograr el conjunto definitivo de este verano 2019.

• Conjuntos para verte impecable en días de lluvia.

• 5 maneras de incorporar el color neutro de la temporada en tus conjuntos.

El diccionario de Merriam-Webster define outfit como ‘combinación de prendas de vestir, especialmente en ocasiones especiales’. Pese a que la definición inglesa habla de ocasiones especiales, en el uso actual dicho matiz se ha perdido, como lo demuestra el hecho de que en textos en inglés sea frecuente encontrar expresiones como daily outfits.

:::::::

LA RECOMENDACIÓN DIARIA. visto para sentencia, no listo para sentencia

La fórmula visto para sentencia (no listo para sentencia) se emplea, sobre todo en España, para indicar que un asunto ya ha sido suficientemente deliberado y está sólo a falta de la resolución final.

Uso incorrecto

• El juicio del procés quedará hoy listo para sentencia.

• Los triples de los aleros rivales dejaron el partido listo para sentencia.

• Los mercados dejan listo para sentencia el futuro de la economía griega.

Uso correcto

• El juicio del procés quedará hoy visto para sentencia.

• Los triples de los aleros rivales dejaron el partido visto para sentencia.

• Los mercados dejan visto para sentencia el futuro de la economía griega.

El Diccionario del Español Jurídico de la Real Academia Española y el Consejo General del Poder Judicial señala que visto para sentencia es ‘la fórmula con la que el juez o presidente del tribunal da por concluidos los debates del juicio oral dándose por terminada la vista’.

Como puede verse en los ejemplos anteriores, además de ese uso jurídico, la expresión se utiliza en muchos otros ámbitos para dar a entender que un asunto está ya pendiente tan sólo de su resolución definitiva.

Aunque desde el punto de vista del significado la forma listo para sentencia podría ser válida en algunos casos, el Diccionario Panhispánico de Dudas la considera una deformación que conviene evitar, por lo que se recomienda utilizar la original visto para sentencia.

Se recuerda también que en otros países se emplean fórmulas como concluso para sentencia o, simplemente, para sentencia para aludir a este concepto.

Fuente