[LE}— «Videollamada», no «video llamada» ni «video-llamada» ni «vídeollamada»

Los sustantivos videollamada y videoconferencia se escriben sin tilde en la i y en una sola palabra, sin guion ni espacio intermedios.

Uso incorrecto

• Las vídeollamadas de la aplicación han crecido de manera exponencial este último mes.

• Matrimonio por video llamada en tiempos de cuarentena.

• La idea es que en mayo se monten grupos de deportistas por vídeo-conferencias.

• Justicia prepara la celebración de juicios por vídeoconferencia.

Uso correcto

• Las videollamadas de la aplicación han crecido de manera exponencial este último mes.

• Matrimonio por videollamada en tiempos de cuarentena.

• La idea es que en mayo se monten grupos de deportistas por videoconferencias.

• Justicia prepara la celebración de juicios por videoconferencia.

Aunque el sustantivo puede escribirse con o sin tilde —vídeo en el español europeo y video en el americano—, el elemento compositivo video- carece de tonicidad y no lleva acento ortográfico, motivo por el cual se desaconsejan las grafías vídeollamada y vídeoconferencia.

Además, dado que prefijos y elementos compositivos se unen a la palabra a la que acompañan, tampoco resultan apropiadas las formas video llamada, vídeo-llamada, vídeo conferencia o video-conferencia.

Fuente

[Hum}— El último día del cartero

Era el último día de trabajo de Juan, el fiel cartero, quien se jubilaba después de 35 años de repartir responsablemente la correspondencia en el mismo barrio.

Inició su último recorrido y fue despidiéndose de las muchas personas conocidas que lo estimaban. Cuando llegó a la  primera casa, fue recibido por la familia entera, que lo rodeó y, con aplausos,  lo felicitaron y le dieron un regalo. En la segunda casa le regalaron una caja de cigarros finos. La gente de la tercera casa le regaló una colección de utensilios de pesca.

La dueña de la cuarta casa era una hermosísima mujer que vestía un baby-doll negro transparente.  Ella le tomó la mano a Juan y, lentamente, lo llevó hacia adentro, cerrando luego la puerta. Aún tomándolo de la mano lo llevó escaleras arriba, hasta el dormitorio, y allí le hizo el amor desenfrenadamente, haciéndolo volar a través del más sublime sexo que Juan hubiera conocido jamás.

Cuando él tuvo suficiente, bajaron las escaleras  y fueron a la cocina donde ella le preparó un gran desayuno: huevos con tocino, pan tostado, leche y jugo de naranja. Al final, una taza de café caliente. Cuando Juan tomó la taza de café, se dio cuenta de que, debajo, había un billete de 1.000 pesetas. Sorprendido, dijo:

—No tengo palabras para describir lo maravilloso que ha sido todo, pero, ¿para qué son estas 1.000 pesetas?

—Bueno— respondió ella—, anoche le comenté a mi marido que hoy sería tu último día y que deberíamos hacer algo especial por ti. Mi marido me dijo: “Dale 1.000 pesetas y que se lo follen”.  El desayuno ha sido idea mía.

[LE}— Tanto «COVID-19» como «covid-19» son formas válidas, pero no «Covid-19»

Tanto COVID-19, con la sigla enteramente en mayúsculas, como covid-19, como sustantivo lexicalizado en minúsculas, son grafías adecuadas para referirse a la enfermedad del coronavirus, pero no resulta apropiada la forma Covid-19, únicamente con la ‘c’ inicial en mayúscula.

Uso inadecuado

• Los niveles de ACE2, la enzima que ayuda a la Covid-19, son más altos en hombres que en mujeres.

• Donald Trump abandona una rueda de prensa sobre la Covid-19.

• Cómo actuar en caso de tener un positivo por Covid-19.

Uso adecuado

• Los niveles de ACE2, la enzima que ayuda a la COVID-19, son más altos en hombres que en mujeres.

• Donald Trump abandona una rueda de prensa sobre la COVID-19.

• Cómo actuar en caso de tener un positivo por covid-19.

La Organización Mundial de la Salud decidió en febrero llamar COVID-19 a la enfermedad causada por el coronavirus (acrónimo del inglés coronavirus disease, al que se añade el 19 por el año en el que se conoció el primer caso). La denominación adoptada por la OMS se escribe en mayúscula y con un guion antes de los dos dígitos, en línea con códigos similares recogidos en la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, muchos acrónimos experimentan un proceso de lexicalización que los lleva a acabar convirtiéndose en palabras plenas que, si son nombres comunes, se escriben con todas sus letras minúsculas (sida, pyme, ovni…) y, si se trata de nombres propios, solo mantienen la mayúscula inicial (Unesco, Unicef…).

En el caso de COVID-19, esa lexicalización se está produciendo de forma acelerada y ya es frecuente, y no censurable, encontrarlo escrito en minúscula: covid-19. Esta forma, sin tilde, es la más habitual y se corresponde con la pronunciación aguda /kobíd/. Si se pronuncia como palabra llana, /kóbid/, el resultado de la lexicalización tendría que llevar tilde: cóvid-19.

En cambio, no es adecuada la grafía Covid-19, en la que se mantiene la mayúscula inicial, puesto que no se trata de un nombre propio, sino del nombre común de la enfermedad.

El guion forma parte del nombre establecido y nada impide conservarlo, pues, como explica la ortografía académica, «… en aquellas piezas léxicas constituidas por una combinación de segmentos de cifras y letras se han venido separando tradicionalmente dichos segmentos con guion».

Es frecuente el uso de la forma acortada COVID (o covid, pero no Covid), que, si bien es menos precisa, no puede considerarse incorrecta.

Cabe recordar, respecto al género, que lo preferible es emplear el femenino, puesto que la sigla COVID está formada a partir de coronavirus disease, ‘enfermedad del coronavirus’, cuyo núcleo es el sustantivo femenino enfermedad. No obstante, el uso del masculino no se considera incorrecto.

Fuente

[Hum}— Especial para los que viven para comer

  • «Si en la puerta trasera de un restaurante no ves perros, desconfía». (Sabiduría popular)
  • «La comida que te ponen en las cafeterías de algunos museos es la venganza institucional por el arte que te sirven en las mesas de algunos restaurantes». (Oído por ahí)
  • «No fumes demasiado, ni bebas demasiado, ni comas demasiado, ni trabajes demasiado. La vida es una carrera hacia la muerte, pero tampoco tienes que estar el primero en la línea de salida». (Robert Orben)
  • «La esperanza es un desayuno excelente, pero una cena pésima». (Francis Bacon)
  • «Después de una buena cena se puede perdonar a cualquiera, incluso a los parientes». (Oscar Wilde)
  • «Mi médico me ha dicho que no vuelva a organizar cenas privadas para cuatro personas… a menos que tenga tres invitados que me acompañen». (Orson Welles)
  • «No hay dieta que pueda eliminar toda la grasa de tu cuerpo, porque el cerebro se compone en su mayoría de grasa. Y sin cerebro, quizá tengas un aspecto sensacional, pero no puedes aspirar a nada aparte de a un cargo público». (George Bernard Shaw)
  • «Los salmones son como los hombres: una vida demasiado muelle no les sienta bien». (James de Coquet)
  • «Lo que tira del carro no es el caballo, sino la avena que come». (Dicho popular ruso)
  • «Con el tiempo, el paladar de un hombre se puede acostumbrar a cualquier cosa». (Napoleón Bonaparte. Creo que llegó a tal estado cuando, al regreso de sus largas ausencias, le mandaba a decir a Josefina que no usara el bidet)
  • «Muchas personas son lo bastante educadas como para no hablar con la boca llena, pero no les preocupa hacerlo con la cabeza vacía». (Orson Welles)
  • «En Inglaterra hay sesenta religiones diferentes, pero sólo un tipo de salsa». (Atribuida a Voltaire)
  • «El placer de la mesa es de todos los tiempos y todas las edades, y el último que nos queda cuando todos los demás nos han abandonado». (Brillat-Savarin)
  • «Vivimos en un mundo en que la limonada se hace a partir de ingredientes artificiales, y los muebles con auténtica madera de limonero». (Alfred Newman)
  • «El hambre es la mejor de las salsas. (Dicho popular del sur de los EEUU, y variante de «a buen hambre no hay pan duro»)
  • «La hora perfecta para comer es, para el rico cuando tiene ganas, y para el pobre, cuando tiene qué». (Luis Vélez de Guevara)
  • «Un pueblo que no bebe su vino y no come su queso, tiene un grave problema de identidad». (Manuel Vázquez Montalbán, quien pone estas palabras en boca de Pepe Carvalho, en Historias de Fantasmas).
  • «La comida es una parte fundamental de cualquier dieta equilibrada». (Autor desconocido, aunque muy sesudo)
  • «Somos lo que comemos, pero, sobre todo, somos cómo comemos». (Autor también desconocido)
  • Y, para terminar, una perla de sabiduría cínica: «Tener alguien con quien compartir una buena comida es magnífico. Pero es mucho mejor tener a alguien que te friegue los platos luego».

[LE}— «Silenciar», mejor que «mutear»

Silenciar, mejor que mutear, es el equivalente adecuado en español para el verbo inglés to mute.

Uso no recomendable

• El micrófono se puede quitar o mutear si se desea.

• La aplicación que guarda nuestras fotos y vídeos en la nube tendrá un simple botón para mutear el audio.

• Podemos mutear el audio y bloquear la imagen por respeto al que da la charla.

Uso recomendable

• El micrófono se puede quitar o silenciar si se desea.

• La aplicación que guarda nuestras fotos y vídeos en la nube tendrá un simple botón para silenciar el audio.

• Podemos silenciar el audio y bloquear la imagen por respeto al que da la charla.

Mutear es una palabra formada a partir del verbo inglés to mute, que aparece definido en el diccionario de Merriam Webster como ‘amortiguar, reducir o eliminar el sonido’. Puesto que este significado puede expresarse perfectamente en español con el verbo silenciar, lo adecuado es emplear este término.

Fuente