[Hum}— El obrero gallego

Un mejicano, un useño y un gallego trabajaban juntos en la construcción de un edificio de 20 pisos.  Todos los días se reunían en el piso 20 para dar cuenta de sus respectivos almuerzos. Cuando llevaban en eso como tres meses, un día el useño abrió su lonchera y dijo:

—¡¡¿Sandwich de jamón y queso otra vez?!! Si vuelvo a ver otra vez en mi lonchera un sandwich de jamón y queso, ¡me tiro del edificio!

El mejicano abrió la suya y dijo:

—¡¡¿Burritos?!! ¡¿Otra vez burritos?! Si vuelvo a ver otro burrito en mi lonchera, ¡¡me tiro del edificio!!»

Abrió el gallego su lonchera y dijo:

—¡Ostias! ¡¡¿Empanada gallega otra vez?!! Si vuelvo a ver otra empanada gallega para mi almuerzo, ¡también me tiro del edificio!

Al día siguiente y como de costumbre se juntaron los tres para almorzar en el piso 20 de la obra. El useño abrió su lonchera, vio que contenía sandwich de jamón y queso, y, sin decir palabra, se tiró al vacío.

El mejicano abrió su lonchera y encontró otra vez burritos. Al igual que el useño, se lanzó al vacio.

El gallego abrió su lonchera, encontró empanada gallega, y, sin más, se lanzó también al vacío.

En el velorio se encontraron las tres viudas. La del useño dijo:

—Si hubiera sabido que odiaba tanto el sandwich de jamón y queso, ¡¡no se lo habría hecho más!!

A lo que la mejicana contestó que si ella hubiera sabido que su marido odiaba tanto los burritos, tampoco se los habría hecho más. 

Como la viuda del gallego no decía nada, las otras dos la interrogaron con la mirada, hasta que la mujer declaró:

—¡A mí no me miren así! ¡¡Él se preparaba su almuerzo!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s