[Hum}— La moneda

Un niño que se tragó una moneda no paraba de llorar pensando que se iba a morir. Su papá, tratando de calmarlo, con un truco simple de magia y con una moneda en la mano, pasó su mano por la oreja de su hijo y, mostáandole la moneda al chiquillo, le dijo:

    «Mira. No te preocupes, ya la saqué»

El niño, asombrado, le arrebató la moneda de la mano y se la tragó, diciéndole:

    «¡Hazlo de nuevo papá, hazlo de nuevo!»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s