[LE}> Del español en Venezuela: la locha

(Ignoro el nombre del autor)

Entre mis reminiscencias especiales se encuentra una moneda ya inexistente, la locha, muy asociada con mis días escolares porque una locha era lo que mi papá me daba diariamente para la merienda.

Desde que tengo memoria, recuerdo que en 1972 las monedas eran de cuproníquel como,

  • la puya, con valor de 5 céntimos y
  • la locha, con valor de 12 ½ céntimos, o de plata como,
  • el medio, con valor de 25 céntimos;
  • el real, con valor de 50 céntimos,
  • el bolívar, con valor de 100 céntimos. También había
  • la peseta con valor de 2 bolívares y
  • el fuerte o cachete, de 5 bolívares.

Siempre me dio curiosidad el valor tan singular de la locha (12½ céntimos) y como mi papá sabía mucho de casi todo lo que le preguntara de niño, me explicaba con mucha naturalidad que era la mitad de un medio (Bs 0,25) y que el medio se llamaba así porque era medio real, de manera que una locha era un cuarto de real y por eso le decían también cuartillo.

Mi pregunta siguiente quería encontrar respuesta a por qué la referencia era el real y no el bolívar completo, y él pacientemente me relataba que se trataba de una costumbre que venía desde tiempos de la Colonia; pero, para tratar de rescatar la predominancia del bolívar, me explicaba que la locha se llamaba así porque, como valía un octavo de bolívar y, como anteriormente a un octavo le decían ochavo —todavía el diccionario de la RAE incluye esa palabra—, a la moneda la llamaban “la ochava” y como al decirlo sonaba “lochava”, para abreviar ese nombre pasaron a llamarla simplemente Locha.

Como dije antes, a la locha también se le llamaba cuartillo, pero solamente cuando se juntaba con un real; por ejemplo, era muy común oír decir “real y cuartillo , es decir 62½ céntimos de bolívar. Incidentalmente, recuerdo que en un programa, donde participé como parte del equipo del colegio, una de las preguntas que pesó para que le ganáramos a nuestros contrincantes fue “¿Cuántos céntimos son real y medio y cuartillo?, a lo que respondimos de inmediato: “87½ céntimos”.

A pesar de su valor tan pequeño, la locha tenía mucha aplicación, y de allí han derivado expresiones que aún se usan. He aquí algunos ejemplos:

  • “Pan de a Locha”, ya que durante mucho tiempo así se le decía a una pieza de pan, de tamaño equivalente a media canilla, también llamado “pan francés”.
  • “Me cayó la locha”, expresión que hoy se usa para decir me cayó o llegó el sueldo, o por fin caí en cuenta de golpe. Para entender su uso original hay que saber que en las fuentes de soda o bares había unos aparatos llamados rocolas que tenían un discos de vinilo de 45½ revoluciones, con las canciones de moda (una por cada lado del disco). Para oír la que uno quería había que meter una locha y, como a veces no caía bien por la ranura, cuando lo hacía y empezaba a sonar la canción seleccionada se solía exclamar “¡Me cayó la Locha!”
  • “La pregunta de las 64 mil Lochas”. A principios de la década de los años 60 hubo en televisión un programa de preguntas donde a cada concursante se le formulaban hasta 5 preguntas, la primera de las cuales se premiaba con 4 mil lochas (500 bolívares). Si decías la respuesta correcta a las preguntas sucesivas, el premio era 8 mil, 16 mil, 32 mil, hasta la pregunta final, muchísimo más difícil, que se premiaba con 8 mil bolívares, es decir 64 mil lochas . Hoy se usa esta expresión para calificar una pregunta con respuesta muy difícil de obtener.
  • “En la lucha por la locha para comprar la leche”*. Así se decía, en la década de los 1970, en el anuncio por parte de los productores informando que el litro de leche pasaría de costar real y medio a costar real y medio y cuartillo. En aquellos tiempos los precios eran tan bajos y la locha tan útil.

Muy interesante el tema y me agrado esa lectura, por eso la comparto el tema porque es parte de nuestra historia y sería bueno que lo conozcan las generaciones de venezolanos que ahora crecen en otro país.

Cortesía de Leonardo Masina

(*) NotaCMP.- Otra versión muy popular es “En la lucha por la locha pa’ la leche ‘e los muchachos”

2 comentarios sobre “[LE}> Del español en Venezuela: la locha

  1. Además, un toronto costaba 1 locha y había un pequeño chocolate Savoy de 1 locha. Y un caramelo (importado) «Las Dos Cafeteras» (hoy día a 1/2 euro c/u) costaba también 1 locha.(Cuando yo era un púber)

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s