[ElPaso}— Crónicas históricas de la festividad del Sagrado Corazón de Jesús / Carlos Valentín Lorenzo Hernández

21-06-2020

Carlos Valentín Lorenzo Hernández

Crónicas históricas de la festividad del Sagrado Corazón de Jesús

Proponemos con el siguiente relato recoger algunas crónicas, fundamentalmente a través de prensa escrita, que consideramos muy importantes y que hacen referencia a aquellos hechos o acontecimientos que han ido marcando la sustantividad, a lo largo de la ya centenaria historia, de nuestra festividad del Sagrado Corazón de Jesús. Como, en esencia, existen algunos trabajos o monografías que recogen el contenido de la fiesta, estas aportaciones de crónicas históricas vienen a complementar a los mismos. Nos referiremos al periodo comprendido hasta bien entrada la década de 1950.

clip_image002

Génesis de la advocación del Sagrado Corazón de Jesús.

Se destacan dos hechos históricos:

Entre 1673 y 1675 se producen unas revelaciones de Jesucristo a Santa Margarita María Alacoque (1647-1690), monja francesa, donde le muestra su Corazón envuelto en llamas de amor y le dice: “Mira este Corazón que tanto ha amado a los hombres…” Y le declara su voluntad de que se instituya una fiesta en honor de su Divino Corazón.

En el siglo XVIII, el Jesuita español Bernardo de Hoyos (1711-1735), en la Iglesia de San Ambrosio de Valladolid —hoy Santuario Nacional— tuvo grandes revelaciones del Corazón de Jesús. El 14 de mayo de 1733, día de la Ascensión, el Padre Hoyos tuvo una visión del Corazón Divino, ceñido con la corona de espinas y con una cruz en su parte superior. Recibió la llamada Revelación de la Gran Promesa: “Reinaré en España, y con más veneración que en otras partes”.

El 25 de Agosto de 1856 el Papa Pío IX extendió la festividad del Sagrado Corazón de Jesús a toda la Iglesia por haberla solicitado, en nombre de todos los católicos, el Cardenal-Arzobispo de Lyon.

El 30 de mayo de 1919 se produce la inauguración de un grandioso (por el tamaño) monumento al Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de Los Ángeles, en las inmediaciones de Getafe (Madrid), tradicionalmente considerado como el centro geográfico de la península ibérica (Este monumento fue destruido durante la contienda bélica española, entre 1936-1939 y vuelto a reconstruir).

Es por tanto desde finales del siglo XIX y, sobre todo, tras la consagración de España, en 1919, al Sagrado Corazón de Jesús cuando se populariza esta devoción en todo el territorio nacional.

Sagrado Corazón de Jesús de El Paso

En nuestro municipio ya encontramos algún antecedente de esta festividad en la segunda mitad del siglo XIX y así vemos como en el Boletín Oficial eclesiástico del Obispado de Tenerife, de fecha 4 de agosto de 1892, se habla del aumento de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús en numerosos pueblos.

“Es altamente consolador ver como se propaga de día en día en esta nuestra Diócesis la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Continuamente estamos recibiendo noticias de los nuevos centros que se inauguran por todas partes. Llegan noticias de las nuevas instalaciones de la Asociación del Sagrado Corazón de Jesús en algunas parroquias de nuestra Diócesis”.

Se señala que: “está ya establecida en los pueblos siguientes: Arafo, San Andrés, Orotava, Puerto de Santa Cruz, San Juan de la Rambla, Icod, Garachico, Los Silos, Villa de El Paso en la isla de La Palma y Vallehermoso y Chipude en La Gomera”.clip_image004

Por esos años regentaba la parroquia de El Paso el sacerdote don Justo Campos y Rodríguez.

En el año 1915, el periódico La Gaceta de Tenerife, con fecha 18 de junio de 1915, publicaba una crónica en la sección Desde El Paso, firmada por Un pasajero (13-6-1915).

Se cita: “En el momento de mi llegada a la Plaza observé que en la parroquia se notaba algo de las grandes solemnidades religiosas y pude enterarme de que los numerosos fieles de la simpática ciudad, congregados en el templo por el celoso párroco don Norberto Pérez Díaz, celebraban la festividad del Sagrado Corazón de Jesús. El viernes 11 de los corrientes día a que me refiero fue de júbilo para todos los creyentes. Penetré en el templo y éste ofrecía un agradable conjunto. El número de fieles era grande, notablemente extraordinario, la ornamentación, soberbia. En aquel momento se hallaba el venerable párroco distribuyendo la sagrada forma a los feligreses, que la recibían en gran número y con verdadera unción cristiana, distinguiéndose por su celo la culta e inteligente profesora de la escuela privada de niñas, doña Vicenta Fernández y Fernández, hermana del distinguido médico D. Juan, que en unión de sus discípulas, todas con velos blancos, asistieron al acto para dar una prueba de su fervor e inculcar en sus educandas la verdadera fe, y esto es de aplaudir sabiendo que dicha profesora, ha concurrido siempre a estas comuniones generales acompañada de sus alumnas, así como también lo han hecho otros maestros y maestras de las demás escuelas privadas. El cronista debe señalar un hecho, y es que pocas veces ha visto que recibieran la sagrada comunión tan crecidísimo número de fieles, centenares de personas de todas edades y condiciones (…) El vecindario espera con entusiasmo una imagen ya encargada del Sagrado Corazón de Jesús y a juzgar por su precio será sin duda alguna la mejor de la Isla”.

(Como dato comparativo, señalamos que la imagen del Sagrado Corazón adquirida para la parroquia de Santiago del Teide, en Tenerife, en 1918, costó “más de mil pesetas”).

La Asociación del Sagrado Corazón de Jesús de El Paso fue la que trabajó para adquirir la sagrada imagen. Se buscaron donantes que pudieran costear la adquisición y se establecieron comisiones que recorrieron el pueblo, llamando de puerta en puerta, para recabar los donativos con que costear los festejos que se llevaron a efecto con motivo de la bendición y entronización de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

Así, en el mes de junio del año 1919 se programaron unas fiestas cívico-religiosas con tal motivo, que tuvieron lugar en la ciudad de El Paso.

La Comisión creada para la celebración de los festejos hace público, por medio de la redacción de un documento, cómo se han llevado a cabo las jornadas festivas los días 26 y 27 de junio de 1919 con motivo de entronizar en la parroquia de esta ciudad la bendita imagen del Sagrado Corazón de Jesús. La comisión encargada de estas fiestas cívico-religiosas no estaban de acuerdo con la crónica publicada en el Diario de Avisos el 3 de julio de 1919 por considerarla incompleta y que no recogió fielmente los hechos que se llevaron a cabo.

La tarde del jueves 26 de junio se celebró en la calle principal de la población “una bien ordenada sortija o torneo a caballo”. Para entregar las artísticas cintas a los jinetes premiados se estableció una elegante tribuna donde se encontraban “25 tan bellas como simpáticas señoritas de esta ciudad”. Este acto, al que asistió numeroso público, fue dirigido por don José Sosa, don Pablo Pérez y don Víctor Monterrey y amenizado por la banda “Pérez Díaz”.

En la noche del día 26 hubo una “lucidísima novena en la que predicó un elocuente sermón el Reverendo Padre don Ramón González, que entusiasmó a los fieles”.

A las 10 de la noche, “en el salón-teatro de esta ciudad, empezó un gran concierto por el notable pianista Quasi Bruce, quien interpretó gran número de inspiradas composiciones, muchas de ellas clásicas”.

A las 10 de la mañana del viernes 27 de junio (Festividad litúrgica del Sagrado Corazón de Jesús) “tuvo lugar en el atrio de la Iglesia la solemne bendición de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús” por parte del párroco de El Paso, don Norberto Pérez Díaz, con la asistencia también de los sacerdotes don Maximiliano Darias Montesinos y don Ramón González. Actuaron como padrinos de la imagen don José Ana Pérez Capote y doña Andrea Pérez Vergara. Terminada la bendición “hubo repique general de campanas, descargas de cohetes, y tres bandas de música ejecutaron a la vez, con verdadera afinación y estilo delicado la Marcha Real Española”. A continuación, el párroco Sr Pérez Díaz pronunció un elocuente discurso que entusiasmó a la numerosa audiencia que lo oía.

A menos de un mes de inaugurarse el monumento al Sagrado Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles de Madrid, tuvo lugar en El Paso la solemne bendición y entronización de la nueva imagen.

Una talla de madera policromada del Jesús joven, en todo su esplendor físico, representado sobre una nube de querubines y enmarcado por un dorado y resplandeciente sol. Con un tamaño de 160 centímetros, aproximadamente.

clip_image006

Seguidamente se celebró en el templo, “que estaba artísticamente engalanado, una solemnísima función en la que tomaron parte cuatro Ministros Sagrados”. Se interpretó la misa a dos voces de Luigi Bordése, ensayada por el médico Luis Muñoz, interpretando la música un sexteto del que formaba parte el órgano, ejecutando éste la Srta. Ana Capote.

Un inspirado panegírico fue pronunciado por el conocido orador sagrado, el Reverendo Padre Carlos de la Misión de Paules.

“Se verificó una solemne comunión general” en tan brillante función religiosa, recibiendo la Eucaristía un gran número de fieles.

A las tres de la tarde “tuvo lugar en la plaza pública un concierto musical por las dos Bandas de Tazacorte, la de Los Llanos y la de El Paso”.

A las seis de la tarde del viernes 27 de junio de 1919 salió procesionalmente, por primera vez, la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, “acompañándole las hermandades, las autoridades, tres venerables sacerdotes, millares de fieles y las cuatro bandas de música que ejecutaron simultáneamente inspiradas marchas”. Las descargas de cohetes acompañaron el recorrido procesional a lo largo del Camino Real, en la Cruz Grande, en Tenerra, en la Plaza y en las calles de costumbre. “En la calle principal, en un descanso del Sagrado Corazón, bajo un artístico dosel, frente a los señores Herrera, entonáronle éstos, acompañados al piano y varios instrumentos más, una melodiosa plegaria”.

“Pero donde el público demostró quedar verdaderamente extasiado fue en la Plaza al contemplar la bellísima loa alegórica con declamación y canto que se representó alusiva a la entronización del Sagrado Corazón de Jesús en nuestra ciudad”. En el primer cuadro apareció la palmera, representada por la Srta. Bonanza Afonso. En el segundo cuadro apareció el Ángel, representado por la Srta. Adela Calero. Tanto una como la otra desempeñaron magistralmente la parte declamada de la loa.

En el cuadro final intervinieron una palma y la Esperanza al centro y un ángel a cada lado, “representando a aquélla la Srta. Ermelinda Brito y a los ángeles las Srtas. Herrera y Elia Sosa; personajes que, unidos a la palmera, entonaron a dúo tres arias, alternando con un nutrido coro de voces de señoritas y caballeros, interpretando la música un sexteto en el que ejecutaba el piano la Srta. Armenia Martín”.

La loa tuvo como iniciador y organizador a don Pedro Capote Duque, con música del joven don Manuel Henríquez Arozena y letra en la parte declamada de don Miguel M. Hernández y Castillo y en el canto del Sr. Méndez Franco. Dirigió y ensayó la acción y la declamación don Pedro M. Hernández y Castillo y el canto don Vicente Yanes Lorenzo (Vicente el Ciego).

A las 10 de la noche, “empezó un lucidísimo paseo en la calle principal, que estuvo muy concurrido, siendo amenizado por las cuatro bandas de música”. “Con este acto terminó la fiesta, sin que hubiera que lamentar el menor desorden en ninguno de sus brillantes festejos”.

El recorrido procesional de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, en las primeras festividades, no era el mismo que el establecido con el transcurso de los años. Entre otros motivos porque todavía no se había construido el Calvario.

clip_image008

El párroco don Norberto Pérez Díaz (1862-1924), durante el periodo que sirvió en la parroquia de El Paso fue un gran impulsor de esa obra.

Así, en Boletín Oficial Eclesiástico del Obispado de Tenerife, de 1 de julio de 1924, en el apartado de crónicas diocesanas se señala: “Los vecinos de El Paso han puesto todos sus entusiasmos en el ensanche y alineación del Camino de Tacande (actualmente hermosa calle). El público ha contribuido con donativos que arrojan cerca de 1.000 pesetas, y el resto de la suscripción pasó de 300. Lo demás, fuera del trabajo personal gratuito de aquellos vecinos, fue costeado por el párroco, señor Pérez Díaz. La construcción del Calvario, es también iniciativa suya y será una elegante obra”.

En el año 1925 el pleno del Ayuntamiento de El Paso propondrá ponerle el nombre de Norberto Pérez Díaz al camino de Tacande que conduce hasta el Calvario.

En el año 1926 el periódico tinerfeño La Gaceta de Tenerife (diario católico de información), con fecha 2 de julio recoge en su sección Por Nuestros Pueblos (De la Vida Canaria) unas notas de la celebración de La fiesta del Sagrado Corazón de Jesús en El Paso.

“Con gran solemnidad se acaba de celebrar en esta ciudad de El Paso (Isla de la Palma) la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, viéndose todos los actos religiosos concurridísimos de fieles. El día 19 de junio tuvo lugar en el templo parroquial una novena, que revistió todos los caracteres de brillante solemnidad religiosa. La Comunión general que se verificó el día 20 fue un acto muy edificante, siendo numerosos los fieles de ambos sexos que esa mañana recibieron el Pan de los Ángeles. A las diez de la mañana de dicho día tuvo lugar la solemne función religiosa, estando el sermón a cargo del digno cura ecónomo de la parroquia, don Eleuterio Díaz Hernández, que pronunció una elocuente y atendida oración sagrada. Por la tarde salió procesionalmente la Imagen del Sagrado Corazón de Jesús, que llego hasta el Calvario, donde predicó elocuentemente el Sr. cura ecónomo de Breña Baja.

clip_image010

Durante el trayecto que recorrió la procesión, fue indescriptible el entusiasmo piadoso de los numerosísimos fieles que acompañaban a la mencionada Imagen. Constituyó una nota de hermosa religiosidad, la Hermandad formada por más de cuatrocientas señoras y señoritas de este pueblo de El Paso. A la hora de costumbre, se celebró por la noche una verbena popular, que fue amenizada por la Banda de música La Victoria. Dicho festejo se vio muy concurrido, prolongándose, animadísimo, hasta las dos de la madrugada. Sinceramente felicitamos a los organizadores de dicha fiesta, y muy en especial al cura ecónomo, Sr. Díaz Hernández, que constantemente se desvive por imprimir la mayor suntuosidad a los actos religiosos que en este pueblo se celebran”.

Año 1932. El periódico Diario de Avisos del día 17 de julio se hace eco de la celebración religiosa.

“El día diez del actual se llevó a efecto con la mayor solemnidad la fiesta que, en honor al Sagrado Corazón de Jesús, acostumbra este pueblo celebrar todos los años. Tanto la función de la mañana, como la suntuosa procesión de la tarde, fue una prueba más de que El Paso es un pueblo que vive agradecido a su Creador. Los pasenses traen a la memoria en ese grandioso día el año 1919 cuando se celebró en esta Ciudad la entronización de esta venerada imagen, en que el pueblo entero cooperaba gustoso para darle lodo el lucimiento que el acto merecía, y también recuerdan al digno sacerdote, don Norberto Pérez Díaz, quien, profundamente enamorado de Cristo, siempre supo dar a esta festividad el mayor esplendor, sembrando, con ello, entre los habitantes de El Paso, un profundo cariño hacia el Corazón Eucarístico de Jesús”

En la noche de este mismo día se celebró, en la plaza de Fermín Galán (actual plaza Manuel Fermín Sosa Taño) “una colosal verbena que resultó bastante animadísima, dada la numerosa concurrencia que a ella asistió”.

Año 1944. Una muy completa crónica del Diario de Avisos inserta en sus páginas, el día 26 de junio, nos da cuenta detallada de la celebración de ese año que revistió un carácter muy especial.

“Con extraordinaria solemnidad celebraron los católicos de El Paso, durante la última semana, las novenas en honor del Sagrado Corazón de Jesús, por haberlas impreso carácter misional el Rvdo. Padre José Uranga” Fue una semana muy densa de actos religiosos.

“El domingo 11, por la tarde, los Cruzados de la Fe, a aballo y acompañados de tambores y cornetas, recorrieron los caminos de El Paso anunciando la Santa Misión”. A partir lunes día 12, y durante la semana comienzan los actos de esta Novena-Misión con Rosario de la aurora a las 7 de la mañana y novena a las 9 le la noche. Durante el día catequesis para niños y mayores (un día para cada uno de los barrios).

El jueves peregrinación al Pino de la Virgen, con gran asistencia de fieles, que llenaron completamente el Santuario del Monte.

Hay que destacar el Vía Crucis del viernes por la carretera que constituyó la más imponente manifestación de silencio, la procesión más honda y conmovedora de esta semana.

El sábado 17 de junio se celebró una misa rezada en el Cementerio por los difuntos de la Parroquia.clip_image012

El domingo 18 de junio, “último día de la Novena-Misión y festividad del Sagrado Corazón de Jesús —trasladada del viernes al domingo— a las 9 misa solemne con Panegírico, comunión general y procesión del Santísimo alrededor del Templo. Por la tarde el cronista recorrió el trayecto de la procesión del Calvario para admirar las alfombras de flores hechas con tal profusión y con tal arte que tenemos que hacer antes de seguir una afirmación rotunda: en la Isla jamás se han hecho tantas y tan bellas alfombras de flores. Alguna tenía más de 40 metros de largo y de ancho casi toda la anchura de la calle. Destacaban por su magnificencia, bello colorido y ejecución más acabada, las del Paso de Abajo, Tenerra, Empleados Municipales, Rosa, Cachete y Calvario, existiendo muchas otras y todas ellas realizadas con mucho esmero, pero lo que más nos conmovió fue el derroche lujoso de flores en todo el camino y sin interrupción hasta el Calvario. El Ayuntamiento por medio de un jurado nombrado al efecto concedió algunos premios”.

clip_image014

“A las 7 de la tarde bendición y descubrimiento al público de una estatua del Sagrado Corazón de Jesús en la Fábrica de Tabaco y Cigarrillos Helios”. (Se trata de la escultura que se encuentra en lo alto de la fachada de la antigua fábrica de Tabacos de don Pedro Capote Lorenzo (1899-1971), gran devoto y entusiasta propulsor de esta festividad en el municipio de El Paso. Con un porte majestuoso, su rostro denota cierta madurez, en su cabeza lleva una corona que durante la noche se ilumina y con los brazos extendidos mira hacia las cumbres del naciente de El Paso. De sus pies, con el trascurso de los años, al pasar la procesión, durante la festividad del Sagrado Corazón de Jesús, se produce una lluvia de pétalos de flores y miles de papelitos de diversos colores en los que van impresas las 12 Promesas al Sagrado Corazón, acompañada por la suelta de palomas desde el balcón de la antigua fábrica de Tabacos. Se trata de una estatua de cemento, según recuerda doña Pilar Capote Cámara, hija de don Pedro: “En la postguerra y con duras carencias, se fue a Bilbao a comprarla; la encargó en una fábrica de cemento”).

Acto seguido, procesión al Calvario, perfectamente engalanado por Tacande y Malpaís, sermón por el Padre Uranga y retorno ya de noche entre el estruendo de los cohetes que no cesaban y deslumbrados con luces y cataratas de bengalas. En la Plaza de España (hoy Plaza Pedro Capote Gutiérrez) nuevo sermón y despedida de la santa imagen por el público agitando pañuelos en el aire.

Año 1945. En el periódico Diario de Avisos se recoge una extensa crónica el 15 de junio, titulada: “El Paso por el Sagrado Corazón. Magno acontecimiento religioso “

El viernes 8 de junio por la mañana tuvo lugar la comunión general de los niños, los cuales fueron obsequiados acto seguido con un suculento desayuno, y a las once procesión infantil, en la que destacaban, como gran novedad, doce niñas vestidas de ángeles, portadoras de otros tantos y bellos estandartes en los que aparecían artísticamente escritas las doce promesas al Sagrado Corazón (1ª. Daré a mis devotos todas las gracias necesarias. 2ª. Pondré paz en las familias de mis devotos. 3ª. Los consolaré en sus aflicciones. 4ª. Seré su amparo en vida y muerte. 5ª. Bendeciré generosamente todas las empresas de mis devotos. 6ª. Los pecadores encontraran en mi Corazón el perdón. 7ª. Las almas tibias se enfervorizarán. 8ª. Las almas fervorosas se elevarán a la perfección. 9ª. Los sacerdotes convertirán los corazones más endurecidos. 10ª. Bendeciré las casas en las cuales sea expuesta la imagen de mi Corazón. 11ª. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón. 12ª. A los que comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos prometo la gracia final). Y el clero infantil, en número de quince a veinte, lujosamente revestidos y los cruzados de la fe uniformados de luz. Y muchas banderitas españolas y una imagen pequeña del Corazón de Jesús.

El domingo 10 de junio, “tres misas concurridísimas en las que hubo muchas comuniones y en la Misa Mayor bendición papal por el Padre José Uranga (Jesuita). Desde las tres de la madrugada el ejército voluntario y espontáneo de los trabajadores de las alfombras de flores inundaba las calles en su quehacer febril. La afluencia de público desde las primeras horas de la tarde, de todos los rincones y por todas partes, es extraordinaria. Acuden en masa a su fiesta por excelencia a su mayor y más sentida fiesta religiosa, pudiéramos decir. Recorren parsimoniosamente el camino del Templo al Calvario; retornan y vuelven otra vez. Son tan bellas las alfombras de flores… Algunas no desmerecen al lado de las de La Laguna y La Orotava; y eso que llevan pocos años haciéndolas. Son comentarios que se escuchan al pasar. Aquí no existen dibujantes profesionales, ni artistas conocidos por un nombre —aunque empieza a sobresalir y destacarse por sus excepcionales aptitudes D. Enrique Campos—, pero existen muchos que trabajan incansables por amor al Sagrado Corazón, y todos en un afán desmedido de arte, de sentimiento patrio y de bendito contagio y arrastre por el ambiente propicio”.

“Desde el templo hasta el Calvarlo sin interrupción, hay un camino de flores y de ramas verdes. Fastuosas las alfombras en la vecindad del templo y sobrias cerca del Calvario, aquéllas, exuberantes, lujosas de color y de técnica; éstas, severas y concisas, hondamente conmovedoras”. “Un tapiz de más de cien metros de largo que ocupaba toda la calle en su anchura, era la más señorial. La que reproducía el escudo del pueblo, la de Cernícalos y la del Calvario eran las de técnica más depurada. Muy bien la de Paso de Abajo. A las de Cachete, decorado el camino con palmas y ramas en las paredes. La más impresionante de todas, la que se hizo más popular, fue la que reproducía a Jesús Nazareno, poco antes de llegar al Calvario. Ajustada al paisaje que le sirve de marco y muy bien de colorido, después de dos días de la fiesta permanece intacta todavía. La han respetado todos. Y termina el recorrido con el descanso en el Calvario, que semejaba un pórtico, pulcramente logrado”. Cerca de las ocho de la noche comenzó a salir del templo “la inenarrable procesión al Calvario, en la que por primera vez en El Paso, con asistencia de las autoridades militares, escoltaron a la venerada imagen fuerzas del Batallón de Infantería Número 131, con banda de tambores y cornetas.

clip_image015

Causó grata impresión la presencia de nuestros bizarros infantes que fueron sinceramente aplaudidos al desfilar por las calles, y que fueron espléndidamente obsequiados por el señor alcalde, interpretando el unánime sentir de todos. El coro de productores de la fábrica de tabacos entonó un cántico de alabanzas al Señor, que fue transmitido por altavoces instalados de antemano, para hacerse escuchar por la enorme muchedumbre estacionada en las plazas y calles vecinas. Acto seguido, suelta de varios centenares de palomas mensajeras que poblaron el espacio de aleteos, para partir raudas hacia Tazacorte, de donde procedían en su mayor parte, llevando un mensaje cariñoso de El Paso a Tazacorte en esta fecha memorable. La larga e interminable procesión llega oscureciendo al Calvario, donde el padre Uranga hace la consagración del pueblo al Sagrado Corazón. Se arrojaron al aire millares de octavillas, donde estaban impresas las Promesas y que el público recogía del suelo con avidez. Al retorno, aparecen las primeras sombras de la noche, agrandando las oscuridades pétreas del malpaís. Y llegamos al centro. Iluminaciones artísticas, bengalas, fuegos artificiales, y, como innovación original y delicada, la fantástica lluvia de flores, la maravillosa catarata de pétalos florales que desde lo alto, de los pies de la estatua al Sagrado Corazón, descendió durante más de diez minutos sobre la Santa Imagen, las autoridades y el pueblo, como bienhechora lluvia de paz”. Los sermones del Padre Uranga, desde la Plaza de España, despidieron la jornada.

Año 1946. Fiestas en honor del Sagrado Corazón de Jesús. Las celebraciones de este año resultaron muy solemnes: Novenario por el Rvdo. Padre Luis Mª Eguiraun (Jesuita), primeras comuniones el día 28 de junio. El domingo 30 de junio, festividad del Sagrado Corazón: Comunión general, misa cantada por la Juventud Católica, procesión presidida por las autoridades civiles y militares. Por la noche, la presencia del Carro Alegórico magistralmente interpretado por todos sus componentes. La novedad de la festividad del Sagrado Corazón ese año,fue el estreno del Carro Alegórico y Triunfal “Luz y Sombra” (sería repuesto en 1947 y 1948). El autor de la letra fue el poeta local don Antonio Pino Pérez; el de la música, don José Pérez Pérez; la dirección técnica, don Tomás Capote Lorenzo; y el diseño, don Álvaro Menis. La financiación corrió a cargo de don Pedro Capote Lorenzo. Los actores de la representación fueros hijos del municipio.

Año 1948. Crónica del Diario de Avisos fechada el 14 de junio de 1948 y firmada por El Corresponsal.

El Paso. La Fiesta del Sagrado Corazón

“El Novenario solemnísimo a cargo de los diferentes barrios que rivalizaron en superarse y llenar con su concurrencia en masa las naves del Templo Parroquial, fue el preámbulo magnífico de esta fiesta, que de año en año adquiere mayor significado popular y sobre todo más profundo sentido y contenido religioso. Fue predicado por el Padre Santiago Mª Andrés (Jesuita), Asesor Eclesiástico Provincial de la C.N.S, que expuso, con amena sencillez y claridad, profundas enseñanzas del Sagrado Corazón”. El domingo 30 de mayo, más de cincuenta afiliados al Apostolado de la Oración se desplazaron a comulgar a la Parroquia de San Nicolás de Las Manchas, en unión de los nuevos treinta socios del Apostolado en Las Manchas. El viernes día 4 de junio fue la festividad litúrgica del Sagrado Corazón: a las 8 misa de comunión general del Apostolado, al terminar la cual fueron entregados los Diplomas a los celadores y las insignias a los nuevos socios, que ya pasan de los doscientos. Las comuniones fueron más de trescientas. A las 9, comunión general de los niños y procesión infantil; las comuniones pasaron también de trescientas. Los niños fueron obsequiados con un suculento desayuno por el señor alcalde de esta ciudad. Durante la tarde del sábado, y sin interrupción durante la noche hasta el mediodía del domingo, “más de millar y medio de personas se dedicaron a la tarea fervorosa de engalanar las calles y caminos, con flores y ramas verdes, iluminaciones, etc. La merecida aspiración de este pueblo, de adjetivarse por convincente decisión, del Sagrado Corazón, por ser tenaz, justa y merecida no dudamos que algún día alcanzará, ya que unánime, el Ilustre Ayuntamiento así lo acordó, tramitando, el correspondiente expediente a la superioridad. Hubo varias misas durante la mañana que se vieron muy concurridas y especialmente la mayor a la que asistieron las autoridades locales y en la cual se cantó una misa de Perossi a tres voces”.

clip_image016

“Como nota fuerte de la religiosidad tenemos que citar, antes de seguir que las veinte capillas del Sagrado Corazón que hacen la visita domiciliaria estaban concentradas en la iglesia en una de las naves laterales. Son veinte imágenes que recorren diariamente los más apartados hogares de El Paso y que las reciben en total unas cuatrocientas familias, expuestas aquí con los nombres escritos al dorso de las familias que las reciben y les rezan, nos traen calor de hogar y son imágenes vivas, encendidas con fervores íntimos y tienen impreso un sello popular de devociones. Recorrimos al mediodía todo el trayecto de la procesión, que seguramente alcanza los dos kilómetros, y todo él estaba engalanado. Profusión de banderas españolas con un corazón de escudo. Alfombras de flores, algunas artísticamente logradas, y en todo el trayecto sin interrupción flores por el suelo y más flores. Pero lo que más nos sorprende no es el lujo, que no existe, ni el arte, que algunas veces es prueba de un esfuerzo por superarse, sino la voluntad de honrar y servir, común a todos los vecinos, esta gran hermandad de todo un pueblo esforzada por fe y amor a honrar más y más esta venerada imagen.

La exposición de pinturas de don Juan Fernández, nuestro novel artista, muy concurrida del público, gratamente descubrimos en él una promesa cierta para el mañana. Y llegamos al supremo acto exterior de la piedad de este pueblo: la procesión al Calvario. Más de un millar de fieles formaban en las hermandades. Las Cruzadas portaban estandartes de las Doce Promesas. Clero infantil. Casi todos los sacerdotes de la Isla honraron con su presencia esta magna procesión, que presidió el Ilustre Delegado del Gobierno Nacional en esta Isla, don Carlos Aciego de Mendoza y Martínez, el Sr. Comandante Militar de Los Llanos de Aridane, y las Autoridades locales. Lo demás, un gentío inmenso. Suelta de palomas. Lluvia de flores. Sermón en el Calvario. Y sobre todo orden, mucho orden.

Cohetes y bengalas en profusión. Lucidos fuegos artificiales. Y fe, profunda y arraigada fe. Tapices de flores, que bordaron manos de mujeres con pétalos, colgaban de las paredes. El Batallón de Los Llanos de Aridane le daba a la procesión un aire de marcialidad y disciplina que pregonaban las cornetas en un alerta viril. Sermón en el Calvario”.

“Por la noche, a pesar de la lluvia y como homenaje al gran número de forasteros que nos visitaron, honrándonos con su presencia, salió a la una la carroza alegórica, interpretada como en años anteriores” (Se volvió a representar el carro alegórico “Luz y Sombra”). El escenario estaba montado sobre un camión, cargado de baterías que en la oscuridad de la noche daban la sensación de misteriosa aparición. Pequeño auto sacramental, canto de fe y esperanza en honor del Sagrado Corazón.

Y, por último, una curiosidad que hace pensar. De los tapices amontonados del pasado año se sacó un trozo en el que los roedores habían respetado únicamente la cara, el corazón y la mano derecha de un cuadro del Sagrado Corazón de Jesús. Los obreros al descubrirlo quedaron sorprendidos, pues aquello tenía el aspecto de algo sobrenatural.

Se recortó el trozo en cuestión y se puso en un imagemarco con cristal. El público estuvo desfilando ante él durante todo el día. Los comentarios fueron unánimes: es sorprendente que fueran dibujando los perfiles de la imagen, haciendo desaparecer todo lo demás del cuadro y que únicamente quedara casi intacta la sagrada cabeza y la mano como señalando su Corazón.

Año 1949. El 24 de junio de 1949, festividad litúrgica del Sagrado Corazón de Jesús y de San Juan Bautista, comenzaba, a eso de las once horas, una erupción volcánica en el macizo de Cumbre Vieja (posteriormente el volcán se conocería como de San Juan). Las celebraciones festivas del Sagrado Corazón de Jesús se verían perturbadas en esa edición por el fenómeno geológico.

En las páginas del periódico Diario de Avisos, del lunes 27 de junio de 1949, se recogía: “Dentro de la natural ansiedad de los pueblos inmediatos al volcán puede decirse que reina tranquilidad, pues aparte de que si surgiere un acontecimiento —que lo mismo cae en el campo de lo probable que fuera de él—, están precavidamente tomadas por las autoridades las medidas del caso. Figura esa nota magnífica que dio ayer la ciudad de El Paso encendiendo durante todo el día las fumarolas de su devoción, por decirlo con palabras de circunstancia, en honor y amor al Sagrado Corazón de Jesús, su patrono, llenando las calles de bellísimas alfombras florales, cánticos y versos, músicas y luces como si quisiera demostrar rotundamente que los fuegos de la tierra no pueden jamás apagar la llamarada de la fe, que llega al cielo”.

El domingo 26 de junio tenía lugar la celebración festiva del Sagrado Corazón de Jesús. y en la medianoche se estrenó el segundo carro alegórico de don Antonio Pino Pérez, titulado “Reinado Eterno”, que contó con un espectador de excepción: El volcán de San Juan.

Año 1950. A través de las páginas de la revista Criterio (Órgano de la Juventud masculina de Acción Católica) de 16 de julio de 1950, se recogía una amplia crónica de esta festividad:

“El Paso (La Palma) celebra su tradicional novenario del Sagrado Corazón de Jesús.

La novena del Sagrado Corazón de Jesús reviste en El Paso, desde hace varios años, caracteres de gran acontecimiento. Sobre todo, a partir de la fecha en que cada barrio de la demarcación urbana toma parte activa en los cultos parroquiales distribuidos de antemano”. Se establece entre los distintos barrios una sana rivalidad.

clip_image018

“Mucho favoreció a la propaganda el magnífico equipo de altavoces que resonaban potentes en todo el valle, no sólo en el momento de hacer el anuncio de los actos, a cargo de entusiastas e incansables colaboradores, sino al retrasmitir íntegra toda la función de la novena, con lo cual muchos desde sus mismas casas podían seguir el rezo del Santo Rosario y los sermones del predicador. Dentro del marco del novenario hay que destacar, como número extraordinario, la visita pastoral del Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de la Diócesis quien, por vez primera, después de su consagración episcopal, hacia la entrada en el pueblo. Fue recibido el Dr. don Domingo Pérez Cáceres por una ingente muchedumbre, presidida por las autoridades locales. En el templo, dirigió el prelado una sentida y fervorosa plática a los numerosos concurrentes que asistieron al acto y, tanto por la mañana como por la tarde, de ese mismo día —víspera de la festividad litúrgica del Sagrado Corazón— administró el Señor Obispo el Sacramento de la Confirmación a un gran número de niños. El día del Sagrado Corazón celebró la primera misa el prelado”. La misa del Apostolado fue celebrada por el Sr. Párroco, Don Salvador Miralles.

“Finalmente el Padre Eguiraun (Jesuita) dijo la misa de los niños, acto emocionante este último porque fueron varios los que hicieron la primera comunión, acompañados de sus propios familiares. Terminada la misa se repartieron los diplomas y premios a los niños que han practicado durante la última temporada el novenario de comuniones de los Primeros Viernes del mes”. “Terminada la función religiosa del día del Sagrado Corazón, en una reunión íntima a la que asistieron más de cuarenta miembros del Apostolado de la Oración, se entregó a don Pedro Capote Lorenzo, alma del movimiento en pro del Sagrado Corazón, un valioso y artístico pergamino en el que se hacía constar su nombramiento —tomado por unanimidad de las juntas directiva y general del Apostolado— de Presidente de Honor y Promotor de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús en El Paso. Como expansión del fervor del apostolado de la Oración, se organizó también durante el novenario una peregrinación eucarística a Las Manchas. Durante toda la novena en un altar improvisado del templo parroquial en El Paso, se veían las cincuenta capillitas de la visita domiciliaria, que, repartidas por las “quincenas” de socios del Apostolado, con su respectivo “Mensajero” al dorso, van recorriendo durante el mes, a razón de dos días por casa, las familias del pueblo, en el que muy en breve por las múltiples entronizaciones hechas, un noventa y cinco por ciento de los hogares estarán consagrado al Corazón de Jesús”.

clip_image019

Y llegó el gran día de la Solemnidad del Sagrado Corazón (domingo 18 de junio). Durante la noche comenzaron los preparativos de las alfombras que habían de cubrir todo el camino que recorriera la procesión. “A las seis de la mañana hubo misa para los que trabajaban en la confección de las alfombras y tapices. Afortunadamente la brisa reinante en días anteriores se calmó y pudieron todos lucir sus primores en aquellas verdaderas obras de arte”. Todo les parecía poco para honrar al Sagrado Corazón. Las casas ostentaban sus mejores colgaduras. La lluvia de cohetes fue incesante. Y todos llevaban sobre el pecho el escudito del Sagrado Corazón de Jesús.

Celebró, a las ocho y media, la santa misa el Sr. Párroco, repartiendo numerosísimas comuniones. A media mañana se tuvo la Misa Mayor con asistencia de todo el pueblo, presidida por las autoridades. En el altar, el Sr. Arcipreste, acompañado de los párrocos de Tazacorte y El Paso; en el púlpito, el Padre Eguiraun. “Mientras tanto los altavoces seguían lanzando al aire los ecos de la función religiosa, los versos de los poetas, las inspiradas cuartillas de los prosistas, los cánticos, etc. El Sr. Párroco tuvo la gentileza de ofrecer un refresco a cuantos tomaron parte en el feliz desarrollo de la misa. A media tarde se sirvió una merienda a los productores de la Fábrica de Tabacos del Sr. Capote. Ávida de mejoras sociales, la dirección de la empresa, después de cumplir con fidelidad lo que manda la Ley, en un afán de superación cristiana, pone cada año el sello de un nuevo avance concesionario precisamente en fecha tan señalada, como es la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, cuya imagen se levanta airosa en lo más alto del edificio”.

La magna procesión resultó brillantísima. Dos Cruzados a caballo abrían la marcha. Venían luego las filas dobles de mujeres y hombres, formando un inmenso río dentro del cual avanzaban las promesas portadas por los Cruzados, los estandartes, banderas etc. En frente de la fábrica de tabacos se detuvo la imagen del Sagrado Corazón. Allí hubo lluvia de flores, de estampillas con promesas y suelta de centenares de palomas, llevando en sus anillos textos alusivos al Sagrado Corazón. Dos bandas de música cerraban el cortejo de las autoridades y del clero formado por los párrocos de los pueblos vecinos y por los tres nuevos sacerdotes y clérigos ordenados aquella misma mañana, en Santa Cruz de La Palma, por el Prelado Diocesano. Al llegar al Calvario, lujosísimamente adornado de flores que servían de marco a un grupo de angelitos, pronunció el Padre Eguiraun una arenga. La procesión inició de nuevo la marcha. Anochecía. Los fieles rezaban y cantaban sin cesar. Las iluminaciones fantásticas dan ahora nuevo color al paso triunfal del Sagrado Corazón. Se van quemando en el trayecto vistosos fuegos artificiales. La gente empieza a agolparse en la Plaza de España, en la que otra vez el orador del novenario va a hablar. Gracias a los altavoces, aquel inmenso mar de público puede seguir las palabras del Padre Eguiraun, quien felicita al pueblo por su devoción cada vez más ferviente al Sagrado Corazón.

En la iglesia, el Sr. Párroco dio las gracias más expresivas a cuantos habían contribuido al esplendor de aquellos cultos, cuyo recuerdo permanecerá indeleble. A altas horas de la noche salió la carroza alegórica (Se volvía a representar “El Reinado Eterno”) “Si bella y artística es la composición del escenario ambulante, no lo fue menos la interpretación de cada uno de los papeles a cargo de aquellos artistas consumados. Una calurosa felicitación se merecen los autores de la letra y del canto”.

Año 1952. Diario de Avisos recoge la siguiente información sobre la festividad en su edición del 7 de julio, en una crónica que, como es habitual en estos años, la firma El Corresponsal. El Paso por el Sagrado Corazón.

Comienza verdaderamente quince días antes de la fecha con preparativos diversos y sobre todo con la concentración del medio centenar de capillitas, que durante todo el año hacen la visita domiciliaria a la mayor parte de los hogares del pueblo (…).

Unos potentes equipos de altavoces instalados en lo más alto de la torre, en construcción, de la iglesia parroquial, llevaban las voces de la propaganda a los más lejanos rincones. Música religiosa, lecturas escogidas, poesía, y sentido y significado de la fiesta en breves comentarios y tradiciones gloriosas de fe y de religiosidad. Después, estos altavoces habrían de servir para transmitir los sermones del novenario y la propaganda de cada uno de los barrios (…).

Comienza el solemne novenario el día de Corpus Christi, con exposición mayor durante cuarenta y ocho horas del Santísimo y un magnífico sermón a cargo del Padre Luis María Eguiraun, recientemente llegado de Barcelona (el R. P. Luis M.ª Eguiraun es superior de los Padres Jesuitas y párroco de la Concepción, en Santa Cruz de Tenerife).

A los cultos de la tarde, todos los días que duró el novenario asistió numeroso público que llenaba por completo el templo y rivalizaban los barrios por superarse y adornar la imagen del Sagrado Corazón.

El viernes día 20 de junio, fiesta litúrgica del Sagrado Corazón, comunión de los niños de las escuelas públicas en número superior a los trescientos, los cuales fueron invitados por el Ilustre Ayuntamiento a un suculento desayuno. Los preparativos para el magno día del Sagrado Corazón son muy intensos, se transportan ramas verdes en profusión, se confeccionan tapices para colgar en los frontis de las casas, se ensaya la música y la letra de la carroza alegórica y se prepara “La nave de la Esperanza” (Estrenada el año anterior y que suponía el tercer carro alegórico en la festividad del Sagrado Corazón, todos ellos de la autoría de don Antonio Pino Pérez (1904-1970)

Y llega el gran día, domingo 22 de junio. “Son muchos los que no durmieron aquella noche en la piadosa tarea de adornar con flores el largo trayecto que habría de recorrer la procesión”. Se cubren cerca de tres kilómetros, con profusión de ramas y flores, en una larga cinta de luz y colores que consuela y alegra los ojos (Los Farolillos). Muchos centenares de personas colaboran en este quehacer de una manera sentida y espontánea. Al amanecer llegan los primeros tapices, “más bien confeccionados, si cabe que, en años anteriores y tantos como los días que duró el novenario. Casi todos de La Rosa, su cuna.

Recordamos al autor de los mismos, fallecido recientemente, don José Ana, como le llamaban familiarmente todos, que un día quiso, arriba en La Rosa y con motivo de una procesión eucarística, dignificar aquellos caminos, y aconsejó confeccionar alfombras que se pusieran de pie, cuadros pintados con flores con los pinceles marfileños de unos dedos, espejos que pregonarán la delicadeza de las manos de nuestras mujeres”.

La procesión al Calvario sale a las 7 de la tarde: cohetes, lluvia de flores, suelta de palomas, cánticos y mucha gente. Aquí parece que está presente todo el pueblo, hasta el millar de ausentes en Venezuela.

Numerosas alfombras, y entre ellas una que copia el templo parroquial y la torre, con un letrero que era un mensaje a los hijos de El Paso residentes en Venezuela. Todo el recorrido está completamente cubierto de follaje y de flores. Es la ofrenda de todo un pueblo depositada blandamente con amor y clip_image020ternura a los pies del Señor. En el Calvario una sorpresa: “Surge entre el gentío, cubierta de flores, la carroza para traer al templo la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. La hicieron con prisas febriles, pero jubilosos y conmovidos, con emociones y con amor, con pobreza de medios económicos, pero con tesoros de voluntad”.

“Cuando venía en triunfo la sagrada imagen, por los viejos caminos bordeados de árboles, nosotros evocamos aquel 24 de junio de 1949, festividad litúrgica del Sagrado Corazón de Jesús y en el cual aparecieron las primeras columnas negruzcas y ensortijadas de humo que anunciaban, después de un silencio de siglos, un volcán. En lo más alto de nuestras cumbres y cerniéndose sobre nuestras cabezas desvalidas, todos le pedimos con fe a esta venerada imagen, piedad y perdón, temiendo por nuestras vidas. Días después, cuando la lluvia de cenizas volcánicas vestía de colores cadavéricos los árboles y cubría las calles de luto y de dolor, cuando flotaba en medio del espectro de la desolación y se hacía el aire irrespirable, nosotros al unísono sacamos del templo parroquial la imagen del Sagrado Corazón que se cubrió de aquel polvo impermeable, si perder su augusta serenidad que nos confortaba y consolaba. Jamás hemos asistido a una procesión tan unánimemente fervorosa, de tan profundas dimensiones de religiosidad. Ahora, al verlo de nuevo en triunfo, sobre la carroza que le hicieron los hijos del Calvario, cuyas casas están edificadas sobre la lava reciente, nosotros meditamos en este volcán de amores que triunfa e impera en los corazones de sus hijos, que irradia sus fuegos desde aquí, sobre la tierra caliente y purificada con fuego, mientras él pasa triunfal por estos viejos caminos enseñándonos a tener confianza y a esperar resignados en sus providenciales designios, que por algo prometió reinar en España con especial predilección”.

Nos resta hacer el elogio del orador sagrado de estas fiestas, Rvdo. P. Luis María Eguiraun S. J. que con tanta elocuencia y sabiduría predicó este novenario. Y por la noche la carroza alegórica: música, poesía y luz, sintetizan su significado.

Concluimos estas crónicas históricas, algunas de ellas profusas en cuanto a la narración, pero que consideramos muy interesantes porque de las mismas se pueden extraer consideraciones sobre los años en los que, en la celebración de la festividad del Sagrado Corazón de Jesús, en El Paso, se vivía una efervescencia religiosa propiciada por la presencia anual de oradores sagrados, normalmente pertenecientes a los Jesuitas. Al mismo tiempo, vamos asistiendo a la evolución de esta manifestación cultural, y las alfombras de flores y elementos vegetales que se utilizaban para procesionar sobre ella la sagrada imagen, irán dando paso a los tapices, pedestales y arcos para adornar las calles, y a la aparición de nuevas técnicas de elaboración de los trabajos para realce de la propia festividad.

FUENTES CONSULTADAS:

  • Documento Comisión festejos Bendición y entronización Sagrado Corazón de Jesús. Año 1919. Archivo particular de María Victoria Hernández
  • Archivo Municipal de El Paso
  • Archivo Parroquial de El Paso
  • JABLE. Archivo de prensa de la ULPGC
  • FOTOGRAFÍAS:
  • Andrés Carmona Calero
  • FotosElPaso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s