[Hum}— La ejecución del gallego

Un alemán, un francés y un gallego fueron condenados a muerte en la misma prisión y para el mismo día. Siguiendo la costumbre del lugar se les permitió escoger, justo antes de morir, una de tres posibles formas de ejecución:

1. Tiro en la nuca, para una muerte rápida

2. Decapitación, para una no tan rápida

3. Inyección del virus del SIDA, para una muerte realmente lenta.

El turno de escogencia se haría por orden alfabético según el gentilicio: Alemán, Francés y Gallego (A-F-G), así que le tocó escoger primero al alemán.  No dudó ni un segundo. Dijo tiro en la nuca, y lo recibió al instante, y al instante murió.

El francés, de ideas realista trasnochadas y admirador de María Antonieta, escogió la decapitación, y enseguida lo subieron a la guillotina le cortaron la cabeza.

Cuando los guardias se dirigieron al gallego, no pudieron menos que asombrarse al verlo en el suelo torcido de risa.  Tanto se reía que apenas pudo balbucear:

—A mí denme la inyección de SIDA. 

Y un par de verdugos lo complacieron. Pero entonces el gallego se rió aún más y con más fuerza, y para asombro de sus verdugos les pidió que le pusieran más de lo mismo.  Lo hicieron, y el gallego ya casi que se moría de la risa.

Intrigados, los verdugos le preguntaron qué carrizo era lo que tanta gracia le hacía, a lo que el gallego, entre carcajada y carcajada, contestó:

—Ostias, ¡qué imbéciles sóis! ¡¡Si tengo puesto un condón!!

[LE}— «Autorregulación», no «autoregulación» ni «auto regulación»

El sustantivo autorregulación se escribe con el prefijo auto- unido a regulación y con erre, por lo que se desaconsejan las formas autoregulación, auto regulación y auto-regulación.

Uso incorrecto

• Autoregulación ciudadana: la clave contra la covid.

• La capacidad de autoregulación social es ahogada por una creciente e imparable legislación.

• La auto regulación va de la mano del respeto y el cuidado del otro.

Uso correcto

• Autorregulación ciudadana: la clave contra la covid.

• La capacidad de autorregulación social es ahogada por una creciente e imparable legislación.

• La autorregulación va de la mano del respeto y el cuidado del otro.

De acuerdo con la Ortografía de la lengua española, los prefijos se escriben unidos a la palabra a la que acompañan, sin guion ni espacio intermedios. Por tanto, las grafías válidas son autoabastecerse, autocensura, autocrítica o autorregulación, no auto abastecerse, auto censura, auto crítica ni auto regulación.

Esta misma obra señala que, cuando a una palabra que comienza por ere se le antepone un prefijo que termina en vocal, lo apropiado es escribir erre, al pasar ésta a hallarse entre dos vocales: contrarreloj, fotorreportaje, prerrequisito o autorregulación.

Fuente

[Hum}— Guía breve para "discutir" con las mujeres

1.- BIEN

Esta frase es utilizada por las mujeres al final de cualquier discusión cuando saben que tienen la razón y no pueden seguir escuchando cómo te quejas. Significa que deberías callarte. Nunca utilices la expresión BIEN para referirte al modo en que ella se ve. Esto provocará una discusión.

2.- CINCO MINUTOS

Es una medida de tiempo cuya duración real equivale a media hora. Es como cuando los hombres decimos que le quedan cinco minutos al juego de basketball. Las mujeres piensan que es un justo intercambio de medidas de tiempo.

3.- NADA

Nada significa ALGO, y más vale que te andes con pies de plomo. Comúnmente, NADA es utilizado para describir el sentimiento que una mujer tiene de tomarte por las solapas arrojarte, detenerte y volverte a arrojar. NADA significa que una discusión va a durar CINCO MINUTOS y va a terminar con la palabra BIEN.

4.- ¡HAZ LO QUE QUIERAS! (con las cejas levantadas)

No es un permiso, ¡es un desafío! Si confundes tal expresión con un permiso, el resultado será una mujer que se moleste, te diga que no le pasa NADA y tendrás una discusión de CINCO MINUTOS que terminará con la palabra BIEN.

5.- ¡HAZ LO QUE QUIERAS! (con las cejas en posición normal)

Esto TAMPOCO es un permiso. Mejor dicho significa: «Me rindo» o «¡Haz lo que te dé la gana, me tiene sin cuidado!». Después de eso conseguirás un «¡Haz lo que quieras!» con las cejas levantadas, seguida por un NADA y un BIEN y te volverá a hablar en CINCO minutos cuando se tranquilice.

6.- SUSPIRO SONORO

De hecho no se trata de una palabra, sino de una sentencia verbal, frecuentemente mal entendida por los hombres. Un suspiro sonoro significa que eres un verdadero idiota y que ella se está preguntando por qué está perdiendo su tiempo discutiendo contigo acerca de NADA.

7.- SUSPIRO SILENCIOSO

Nuevamente, no se trata de una palabra, sino de una sentencia verbal. Los suspiros silenciosos son de las pocas cosas que algunos hombres comprenden. Significan que ella está momentáneamente satisfecha. Lo mejor que puedes hacer es no moverte o no respirar, con la esperanza de que el momento dure un poco más.

8.- ¡AY!

Esta palabra, seguida de cualquier frase, significa problemas. Por ejemplo: «¡Ay, dame eso!» o «¡Ay!, ¿qué crees…?». Si ella dice ¡Ay! antes que otra cosa, corre a la salida más cercana. Ella te dirá que está BIEN mientras arroja tu ropa por la ventana, y no esperes que te hable por lo menos en dos días.

9.- YA, DEJA, ESTÁ BIEN.

Ésta es una de las expresiones más peligrosas que una mujer le puede decir a un hombre. Significa que ella necesita pensar, largo y tendido, el castigo que te va a imponer por lo que le hiciste. Esta expresión va reforzada por la palabra BIEN en conjunción con un «¡Haz lo que quieras!» con las cejas levantadas. Una vez que ha tenido el suficiente tiempo para realizar su plan, huelga decir que estás en serio peligro.

10.- ¿TIENES ALGO QUE DECIR?

Ésta no es una simple expresión, es una oferta. La mujer te está dando la oportunidad de que salgas con una excusa para justificarte. En otras palabras, te está dando la oportunidad de meterte en más problemas. Si manejas la situación de manera adecuada, no debes recibir por respuesta un «YA, DEJA, ESTÁ BIEN».

11.- GRACIAS

La mujer está agradecida. No te desgastes pensando en algún significado oculto. Sólo responde: «De nada, cariño».

12.- MUCHAS GRACIAS

Esto tiene un significado completamente distinto del simple gracias. Una mujer dirá «Muchas gracias» sólo cuando ella esté realmente enfadada contigo. Esta expresión suele ir seguida de un suspiro sonoro. Esto significa que lastimaste sus sentimientos sin piedad. Ten cuidado de no preguntarle qué le pasa, o te responderá NADA, ..y el resto ya lo sabes.

[LE}— «LATAM», acrónimo válido de «Latinoamérica»

LATAM es un acrónimo válido de Latinoamérica.

En los medios de comunicación es frecuente encontrar este acrónimo, en los que su empleo y su escritura son válidos, en frases como:

• La covid-19 asestará un tremendo hachazo a uno de los vectores clave para el crecimiento en Latam: la inversión extranjera.

• Botín pide políticas de educación en LATAM y formación para la transformación tecnológica.

• Crecer en Latam con México como punta de lanza.

En el uso, se ha extendido este acrónimo para aludir a América Latina, esto es, al ‘conjunto de países del continente americano en los que se hablan lenguas derivadas del latín (español, portugués y francés)’.

Aunque como sigla puede escribirse enteramente en mayúsculas, su condición de acrónimo (‘sigla cuya configuración permite su pronunciación como una palabra’) hace que también sea válida su escritura sólo con mayúscula inicial, ya que se trata de un nombre propio que tiene cinco letras. Sin embargo, no se recomienda la forma intermedia, que mezcla mayúsculas y minúsculas: LatAm.

La pronunciación más habitual es aguda, por lo que, de acuerdo con las normas generales de acentuación, lo adecuado es escribir Latam sin tilde.

Fuente

[LE}— Conjugación de «alentar»: «alienta», «alientan»…, no «alenta» ni «alentan»

El verbo alentar se conjuga como acertar, por lo que las formas adecuadas de la tercera persona del presente son alienta y alientan, como acierta y aciertan, no alenta ni alentan.

Uso incorrecto

• Los verdaderos amantes del deporte alentan a los ciclistas en cada pedalada.

• Consideran que la aplicación alenta la pornografía.

• La idea es crear experiencias sin marca que alenten a la persona a comprar el producto o el servicio deseado. 

Uso correcto

• Los verdaderos amantes del deporte alientan a los ciclistas en cada pedalada.

• Consideran que la aplicación alienta la pornografía.

• La idea es crear experiencias sin marca que alienten a la persona a comprar el producto o el servicio deseado.

El Diccionario panhispánico de dudas señala que alentar se conjuga como acertar y, más en concreto, el Diccionario de la lengua española muestra que las formas adecuadas del presente de indicativo son alienta, alientas (o alentás) y alientan, y las del presente de subjuntivo son aliente, alientes y alienten, no alenta, alentas, alentan, ni alente, alentes o alenten, respectivamente.

En cambio, este verbo no presenta diptongo en su forma pronominal, alentarse, que se ha creado a partir del adjetivo lento y significa en México ‘perder algo velocidad, muy particularmente un programa o un componente informático’, conforme al Diccionario de americanismos de la Academia: «¿Tu internet se alenta?».

Fuente

[Hum}— Arte abstracto

Una señora de unos 50 años de edad que visitaba una exposición de pintura se paraba ante cada cuadro y lo contemplaba con admiración, hasta que al llegar a uno de ellos exclamó indignada: 

—¡¿Y a esto lo llaman arte!? 

A lo que un edecán del lugar, que estaba justo junto a ella, respondió:

—No señora, a eso lo llaman espejo.