[Hum}— Palacio de Miraflores (Venezuela)

Un hombre que caminaba por la Avenida Urdaneta, al pasar por el Palacio de Miraflores a través de una ventana escucha gritos que decían:

«¡Hijo de puta!, ¡Ladrón!, ¡Asesino!, ¡Embustero!, ¡Corrupto!, ¡Chusma!, ¡Güebón!, ¡Negro de mierda!, ¡Tirapiedras!, ¡Traidor!, ¡Guerrillero!, ¡Fracasado!, ¡Cobarde!, ¡Francotirador!

Entonces el hombre le pregunta a un soldado de la Guardia de Honor:

—¿Qué son esos gritos?

Y el guardia le responde:

—Hay reunión de gabinete y están pasando lista.

[LE}— «ni siquiera» se escribe en dos palabras (no «ni si quiera»)

Siquiera, presente en expresiones como ni siquiera o sin siquiera, se escribe en una sola palabra, y no en dos (si quiera).

Uso incorrecto

• Una de las profesoras del máster ni si quiera sabía de su existencia.

• El técnico abandonó el estadio sin si quiera pisar la zona mixta.

• Muchas mujeres pagan el impuesto rosa sin saber si quiera que lo hacen.

Uso correcto

• Una de las profesoras del máster ni siquiera sabía de su existencia.

• El técnico abandonó el estadio sin siquiera pisar la zona mixta.

• Muchas mujeres pagan el impuesto rosa sin saber siquiera que lo hacen.

El Diccionario de la lengua española señala que siquiera, ya sea conjunción o adverbio, se escribe en una sola palabra. Ésta es la grafía adecuada cuando siquiera aparece en expresiones como ni siquiera, ni tan siquiera y sin siquiera (en este último caso a menudo con algún sustantivo o infinitivo entre medias («sin necesidad siquiera», «sin preguntar siquiera»).

Cuestión distinta es la combinación de la conjunción si más la forma verbal quiera, que se considera propia del español antiguo y rara en la actualidad: No sé si quiera decir algo se diría hoy de forma más natural No sé si querría/quiero decir algo.

Fuente