[LE}— «Erigirse (en) salvador», mejor que «erigirse como salvador»

El verbo erigir(se) se construye con un complemento introducido por en o sin preposición, mejor que con como: erigirse (en) salvador, en vez de erigirse como salvador.

Uso inadecuado

• Políticos de distintos partidos subrayaron que Macron no tiene legitimidad para erigirse como salvador de los libaneses.

• La empresa no se quiere erigir como árbitro de la verdad.

• Los demócratas dan inicio a la convención que erigirá a Biden como candidato.

Uso adecuado

• Políticos de distintos partidos subrayaron que Macron no tiene legitimidad para erigirse en salvador de los libaneses.

• La empresa no se quiere erigir en árbitro de la verdad.

• Los demócratas dan inicio a la convención que erigirá a Biden en candidato.

De acuerdo con el Diccionario del estudiante, de la Academia, el verbo erigir significa ‘levantar o construir un edificio o un monumento’ y ‘dar a alguien o algo una condición, carácter o categoría determinados’. Con este segundo sentido, se construye con un complemento directo o en forma pronominal: «Cristiano Ronaldo consiguió un triplete que lo erigió en el gran héroe de la noche» y «El base canadiense Jamal Murray se erigió en la figura que llevó este lunes a los Denver Nuggets a la victoria», respectivamente.

Por su parte, el Diccionario de la lengua española indica que el complemento del verbo se introduce mediante la preposición en, si bien el Diccionario panhispánico de dudas indica que es posible prescindir de dicha preposición. Ninguna de las obras académicas, en cambio, recoge la variante erigir(se) como.

Fuente

[Hum}— Nueva versión de Etapas de la Mujer

  • De los 13 a los 18 años está como América Latina: En pleno desarrollo.
  • De los 19 a los 25 años está como África: Mitad virgen y mitad explorada.
  • De los 26 a los 35 años está como Asia: Ardiente pero misteriosa.
  • De los 36 a los 45 años está como Europa: Conservadora pero interesante.
  • De los 46 a los 55 años está como Estados Unidos: Pura tecnología.
  • De los 56 a los 65 años está como China: Puro cuento.
  • De los 66 a los 70 años está como Cuba: Todos saben dónde está pero nadie quiere verla.
  • De los 71 años en adelante está como Venezuela: Existe, pero está toda vuelta leña.