[*Otros}– De la historia de La Palma: Ratificación de la apertura de Venezuela a la emigración Canaria

Publicado en “La Revista de Canarias”, que circuló en los años 80.

Cortesía de José Quirantes González, quien conserva un ejemplar de esta revista.

***

Caracas, 07 de marzo de 1834

Firmado por el presidente de la Repú­blica, José Antonio Páez, se ha publicado hoy un decreto que ratifica el acuerdo parlamentario del 13 de junio de 1831 que autorizaba la inmigración Ratificación de la apertura de Venezuela a la emigración Canaria de naturales de las Islas Canarias a Venezuela.

La única novedad de esta ratificación, inspirada y sancionada por el Consejo Supremo de la República, es la habilita­ción de un fondo de quince mil pesos para subvenir los gastos ocasionados por este traslado de isleños a Venezuela, y consi­derando agotadas las provisiones econó­micas iniciales.

El decreto de 1831

La autorización a la emigración Cana­ria se adoptó por el Consejo Supremo de la República el 13 de junio de 1831 y des­pués de una sesión conjunta de Congreso y Senado. Los términos del decreto fueron los siguientes:

«Que la pequeña población de la Re­pública no es proporcionada a la vasta ex­tensión de su suelo; que este estado de despoblación impide los progresos de la civilización, el incremento y desarrollo de la riqueza, y que se consolide y afirme la asociación política; que para remediar es­tos males es necesario promover de todos modos la inmigración de extranjeros que, adoptando nuestra Patria, traigan a ella la industria y cooperen al adelantamiento de nuestra Nación; que los naturales de las Islas Canarias pueden trasladarse a este país con facilidad y grandes ventajas, por­que su economía y laboriosidad son me­dios ciertos y honestos de prosperar, ex­perimentados ya en nuestros fértiles campos».

Después de estos consideran­dos se decretaba de este modo:

«Se autoriza al Poder Ejecutivo para que promueva directa y eficazmente la in­migración de los naturales de las Islas Canarias usando de todos los medios que crea conducentes para asegurar el más pronto y feliz éxito, pudiendo hacer gastos al efecto, con tal que se comprendan en la suma extraordinaria decretada para los imprevistos y que sea con acuerdo del Consejo de Gobierno, dando de todo ello cuenta al Congreso».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s