[LE}– Origen de dichos y expresiones: Estar en la luna de Valencia

19-08-14

Aunque hay diversas versiones sobre su origen, la que tiene más posibilidades de ser real es la que lo vincula con las antiguas murallas de la ciudad, cuyas puertas cerraban al caer la noche.

Aquellos rezagados que llegaban tras el cierre no podían pasar al interior y, por lo tanto, no tenían posibilidad de ir a dormir a sus casas. Debían pasar el resto de la noche al raso, a la luna de Valencia.

Fuente + Fuente

[Hum}– Victoria’s Secret

Un hombre fue a Victoria’s Secret a comprar para su esposa una babydoll que, para resultarle sexy, debía ser transparente. La dependienta le mostró varias cuyo precio oscilaba entre $250 y $500; cuanto más transparente, más cara.

El hombre optó por la más transparente, pagó los $500 y, ya en su casa, le dio el regalo a su mujer y le pidió que subiera al dormitorio, se pusiera la prenda y modelara luego para él desde lo alto de la escalera.

Al llegar al dormitorio, la mujer y ver la prenda, la mujer pensó: «Esto es tan transparente que es como si una no tuviera nada puesto, así que mejor no me la pongo y modelo desnuda para mi marido, devuelvo mañana la prenda y me embolso los $500».

Puso en práctica su plan y se mostró desnuda en lo alto de la escalera.

Al verla desde abajo el marido exclamó:

—¡Santo Dios! Creo que por $500 lo menos que pudieron hacer fue planchar la babydoll.

El hombre nunca escuchó el disparo.

[*Opino}– La enseñanza y aprendizaje del inglés en España

27-11-14

Carlos M. Padrón

La autora del artículo que copio abajo se muestra preocupada porque, a pesar de lo hecho hasta ahora, el aprendizaje del idioma inglés no parece prosperar entre los estudiantes españoles.

Ella menciona varios puntos, como el del temario, pero creo que no se trata de estudiar un temario,

  • Se trata de practicar, en vivo y sin libros, con profesores cuyo idioma nativo sea el inglés.
  • Se trata de ver/escuchar la versión original de películas y series de TV habladas en inglés.
  • Se trata de hacer que los niños vean cada día en TV al menos un programa en inglés.
  • Se trata de que la RAE deje de hacer ridículas cabriolas para no adoptar palabras venidas del inglés, o adulterarlas con una grafía tan peregrina que da ganas de reír o llorar.
  • Se trata de superar, de una vez por todas, el fingido rechazo que en España se le tiene a lo que venga de USA y, en especial, al inglés.

Y digo lo de fingido porque no es auténtico ya que los más de quienes manifiestan ese rechazo darían un ojo de la cara por manejarse bien en inglés.

Artículo(s) relacionado(s):

~~~

17 NOV 2014

Belén Martín Rincón Alcorcón

¿Qué nos pasa con el inglés?

Otro año más, España vuelve a destacar en la cola del nivel de inglés entre los países de habla no inglesa.

La cuestión es cómo puede ser posible que, aún empezando a estudiarlo desde la infancia, sigamos teniendo escasos conocimientos del idioma.

En los últimos años se ha incrementado la demanda de cursos para aprender inglés en nuestro país y, por tanto, se está multiplicando el número de academias y escuelas donde poder estudiarlo. Entonces, ¿dónde está el problema?

Como estudiante de bachillerato, creo que el conflicto se encuentra principalmente en nuestro sistema educativo: en todos los cursos escolares se comienza esta asignatura con los mismos contenidos, en lugar de ir aumentando el nivel de acuerdo al curso.

Así que, por mucho que se pretenda avanzar, es imposible si estudiamos durante años el mismo temario.

Además, también se observa una falta de motivación de los españoles respecto al inglés y a los idiomas en general.

No somos conscientes de la importancia que tiene el manejo de los idiomas hoy en día, y ese es el primer paso que se debería dar.

Fuente

[LE}– Origen de dichos y expresiones: A Zaragoza o al charco

27/11/2014

Mónica Arrizabalaga

Un cuento baturro está en el origen de este dicho sobre la tozudez que se les atribuye a los aragoneses.

No busquen en Zaragoza ningún charco que resista impertérrito el sofocante calor del verano ni el helado cierzo que sopla en la capital aragonesa. El dicho de «A Zaragoza o al charco» nada tiene que ver con la orografía maña ni tampoco es una elección entre ésta y la localidad argentina de El Charco.

La expresión «proviene de un antiguo cuento baturro en el que se escenifica la proverbial tozudez que se atribuye a los aragoneses», según explica José Luis García Remiro, autor de «A buen entendedor…».

Felipe Pérez y González ya relataba por 1883 en «La Ilustración Española y Americana» que un día San Pedro, aburrido por no tener que abrir las puertas del cielo a nadie, pidió a Dios volver al mundo para ver qué pasaba allí abajo «que ni un mortal viene a vernos en tantos años y tantos». Con el beneplácito divino, San Pedro bajó a la Tierra de un salto y, apenas hubo llegado, camino de Zaragoza se encontró con un baturro al que preguntó a dónde se dirigía.

—A Zaragoza—, respondió el maño.

—Si Dios quiere—, replicó San Pedro.

Pero el aragonés insistió sin corregirse:

—Que quiera o no, voy a Zaragoza.

Esto según la versión del relato del brigadier don Romualdo Nogués, que firmaba como «Un soldado viejo, natural de Borja» en «El Averiguador Universal» (1882).

Malhumorado el Pescador, y con las plenas atribuciones que de Dios tenía, convirtió al aragonés en rana y lo arrojó violentamente a un charco vecino. Y allí lo tuvo algunos años, obligándole a sufrir las inclemencias del tiempo, las pedradas de los chicuelos y otras mil calamidades, prosigue la narración de Pascual Millán en la página 155 del libro «Caireles de oro. Toros e historia» (1899).

Cuando, terminada su misión, San Pedro se disponía a subir a los cielos, regresó al camino de Zaragoza para devolver al baturro a su ser, y le volvió a preguntar sobre a dónde se dirigía.

—Ya lo sabes, a Zaragoza—, dijo firmemente, más firmemente que la vez primera, el interpelado.

—Si Dios quiere, hombre, si Dios quiere—, insistió San Pedro dulcemente.

—Qué Dios ni qué… suplicaciones; ya te lo he dicho: ¡A Zaragoza o al charco!

«Y viendo el Apóstol que era inútil dominar aquel carácter, dejó al zaragozano seguir tranquilamente su camino», finalizaba Pascual Millán.

La revista «Madrid Cómico» escenificó el cuento con unas ilustraciones publicadas el 5 de septiembre de 1885 aunque en esta versión sólo se presenta a un delegado celestial indeterminado.

La fórmula «Si Dios quiere» se introdujo en el cristianismo tras la recomendación de Santiago en su carta: «Debíais decir: Si el Señor quiere y vivimos, haremos esto o aquello» (4,15). Es una de tantas expresiones religiosas que impregnaron el lenguaje como «Adiós», «Dios se lo pague», «Vaya usted con Dios» o «Gracias a Dios».

«Nuestra cultura popular discurrió durante siglos por los cauces de la comedia y el sermón», afirma García Remiro en su análisis «De cómo la vida monástica impregnó el lenguaje del pueblo con formas de hablar y expresiones que todavía perduran en nuestro idioma».

Al hablar de futuro, la gente necesitaba añadir alguna fórmula pía como temiendo que, si afirmaba rotundamente una acción sin reconocer explícitamente que el futuro está en manos de Dios, esto despertaría los celos divinos, explicaba en su informe el profesor experto en refranes, expresiones y frases hechas.

Fuente

[*FP}– Otro consejo útil, y que ha perdurado, para ayudar a la memoria

26-11-14

Carlos M. Padrón

El artículo que copio abajo trata de recursos mnemotécnicos, o cómo utilizar bien la memoria.

Y esto ha traído a la mía el recuerdo de un recurso que inventé cuando, a mediados de la écada de los 50 estudiaba yo bachillerato, y que no aparece mencionado en la lista incluida en el artículo que sigue.

Ese recurso me dio excelente resultado, tanto a mí como a mis compañeros de curso, y me ha deparado hasta tardías satisfacciones porque en 2009 descubrí que todavía lo recordaba un amigo de los años 50 quien a su vez se lo había enseñado a otro varios años más joven que él.

Ante esto me permito suponer que por una especie de cadena llegó a varios estudiantes más que de seguro ke dieron buen uso.

Mi «invento» nació porque, como me costaba mucho memorizar la larga lista de raras palabras sin sentido que alguien ideó como medio para recordar los modos legítimos del silogismo, simplemente acoméd esa lista, le puse una música pegajosa y armé una canción con el fastidioso

Barbara, celarent, darii, ferio,
cesare, camestres, festino, baroco,
darapti, disamis, datisi, bocardo,

Ferison, felapton,…

¿Habrá alguien que siga usando mi invento?

~~~

26/11/2014 

Los consejos más útiles para memorizar datos y textos

Parece que el curso escolar acaba de comenzar y, sin embargo, miles de escolares y universitarios se encuentran ya inmersos en la preparación de sus exámenes.

En muchas asignaturas, esta labor pasa por la necesidad de memorizar toda clase de fórmulas, listas o fechas de sucesos.

Conseguir retener todos esos datos de forma ordenada es una labor que suele resultar muy dura. Multitud de métodos y técnicas de estudio tienen como objetivo hacerla un poco más sencilla. Se trata de trucos sencillos, como los recopilados en el blog «Educacion2» que ayudan a memorizar textos y aprender a recuperar información almacenada en el cerebro.

Ante todo, lo más importante es comprender lo que se trata de memorizar. Si se trata de aprender de memoria algo que no se entiende, el cerebro lo almacenará en la memoria a corto plazo, por lo que la información será olvidada rápidamente. Por ello, además de comprender lo que se estudia, es bueno utilizar reglas mnemotécnicas que, a modo de pistas, permitan recordar lo que se ha leído.

El uso de acrónimos formados con iniciales para recordar los elementos de una fórmula, o de frases ingeniosas que contengan las palabras de una lista son dos de las aplicaciones habituales de este tipo de técnicas. De hecho, la repetición es uno de los elementos claves a la hora de memorizar fórmulas matemáticas, leyes físicas o listados.

Uno de los trucos más efectivos para memorizar una lista consiste en repetir todos sus elementos una y otra vez. Posiblemente es una de las actividades más aburridas que existen, aunque a la larga acaba por dar resultados. Si la repetición se recita en voz alta, los resultados suelen ser más rápidos.

Para hacer algo más llevadera la memorización de listados, sus elementos pueden agruparse también en categorías, por conjunto de significados, algo que suele ser habitual en el estudio de idiomas, o asociando a cada palabra un concepto visual y que resulte familiar y fácil de recordar.

Otra técnica efectiva para estimular la memoria consiste en elaborar resúmenes, fichas, esquemas o mapas conceptuales con la información esencial de aquello que se quiere aprender. Al realizar el proceso de selección de los datos, el cerebro identifica su importancia y, gracias a la repetición del ejercicio, los va asimilando en la memoria a largo plazo.

Subrayar con diferentes colores los conceptos más importantes, estableciendo jerarquías que permitan identificarlos de forma rápida a la hora de repasar, comentar los temas con los compañeros de clase y tomar notas tanto en clase, como mientras se leen textos que amplían la información contribuye también a fijar más fácilmente la información en la memoria.

Sin embargo, ninguno de estos consejos sirve de nada si no se presta toda la atención al estudio. Para obtener el mejor rendimiento es necesario fuerza de voluntad y concentración. Para ello, el lugar de estudio debe ser una zona tranquila, con una temperatura agradable y libre de toda clase de distracciones que permita al cerebro prestar atención únicamente a la información que tiene que asimilar.

Utilizar estas técnicas no garantiza aprobar los exámenes, pero, sin duda, ayuda a aumentar exponencialmente las probabilidades.

~~~

Nota.- Este artículo corresponde a una colaboración editorial diaria elaborada por equipo de Bitácoras, la red social para bloggers. Tiene por objeto poner en valor los temas más curiosos tratados por los bloggers españoles y dar visibilidad a éstos desde otro contexto narrativo, reconociendo la autoría y procedencia de esos contenidos y contribuyendo a su promoción.

Fuente