[Hum}– Victoria’s Secret

Un hombre fue a Victoria’s Secret a comprar para su esposa una babydoll que, para resultarle sexy, debía ser transparente. La dependienta le mostró varias cuyo precio oscilaba entre $250 y $500; cuanto más transparente, más cara.

El hombre optó por la más transparente, pagó los $500 y, ya en su casa, le dio el regalo a su mujer y le pidió que subiera al dormitorio, se pusiera la prenda y modelara luego para él desde lo alto de la escalera.

Al llegar al dormitorio, la mujer y ver la prenda, la mujer pensó: “Esto es tan transparente que es como si una no tuviera nada puesto, así que mejor no me la pongo y modelo desnuda para mi marido, devuelvo mañana la prenda y me embolso los $500”.

Puso en práctica su plan y se mostró desnuda en lo alto de la escalera.

Al verla desde abajo el marido exclamó:

—¡Santo Dios! Creo que por $500 lo menos que pudieron hacer fue planchar la babydoll.

El hombre nunca escuchó el disparo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s