[Hum}— De abogados. Incendio

A un viejo se le quemaba la casa. Un abogado vecino se acercó enseguida para ayudar a apagar el incendio. Al verlo, el viejo le gritó a su mujer:

—Vieja, no lo dejes entrar, que por lo menos salvemos el terreno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s