[*Otros}– Danza de los Enanos 2015 en Santa Cruz de La Palma

El cómo los ejecutantes de la Danza de los Enanos entran por la parte trasera de una pequeña caseta y en pocos segundos salen ataviados con su disfraz de enanos, es un secreto que en Santa Cruz de La Palma se guarda con mucho celo.

Su ya internacionalmente famoso número es, desde hace muchos años, de presentación obligada en las fiesta de la Bajada de la Virgen de Las Nieves, patrona de La Palma, que se celebran cada 5 años.

Este año, ese acto contó con la Cofradía de Los Pobres. Si algo caracteriza dramáticamente al mundo en que vivimos es la pobreza, y caracterizados como una “cofradía de pobres”, un grupo abrió este año el número de la Danza de Los Enanos.

En su canto hablaron de justicia social, piedad y caridad; de diferencias de clases, y de las causas morales que están en la raíz de este mal: “La codicia, la mentira y la crueldad”. Pero esta desventura se torna “plegaria y canción” ante la Virgen de las Nieves.

Fue este canto inicial una mirada realista al mundo, pero, al mismo tiempo, esperanzada, crítica y confiada a la vez, comprometida y cargada de fe.

Por si cabía alguna duda, el estribillo de la canción ponía énfasis en la condición de la cofradía:  

Somos lo que aparentamos:
pobres de solemnidad.
Pero pese a la miseria que arrastramos
por donde quiera que vamos,
hambre, dolor, soledad,
no nos resta dignidad
porque con fe reclamamos
la evangélica igualdad.

Como mendigos, se plantaron sobre el escenario los bailarines de la Danza de los Enanos y, acompañados por La Peña, interpretaron el tema musical, luciendo un atuendo formado por una gabardina con remiendos, al estilo de Harpo Marx, y calados por un austero sombrero negro, mientras ejecutaban pausadamente la coreografía.

Para ver el número completo, clicar AQUÍ.

Si esto no funcionara, clicar entonces AQUÍ.

Cortesía de José María Brito, y Jaime Tejeiro