[*ElPaso}– Recuerdos de la década de los ’50s (1)

Carlos M. Padrón

La mayor cantidad de recuerdos que atesoro acerca de El Paso, mi pueblo natal, corresponden a esta década, pues aunque a finales de 1957 me fui a trabajar y vivir en Santa Cruz de Tenerife, volví a El Paso cada año hasta 1961, inclusive, cuando emigré a Venezuela.

De esa década de los años ’50s tengo fotos que guardo como reliquias, pues me traen recuerdos de varios tipos: lugares, festividades, encuentros, amistades, amores platónicos, personajes que en mayor o menor grado influyeron en mi vida, etc.

Este último punto, el de los personajes, se me reveló con el tiempo como de importancia capital, pues caí en cuenta de que mi padre, de una forma no impositiva pero constante y oportuna, los usó para indicarme qué cualidades y comportamientos valía la pena imitar y cuáles no, lo cual ha probado ser, al menos conmigo, un método muy efectivo de enseñanza.

Para escribir acerca de esta década me basaré en las fotos arriba mencionadas, aunque esta vez, y en contra de mi costumbre, tal vez no logre apegarme a un orden cronológico. Voy con la primera.

Foto cortesía de Roberto Pérez Simón.

De izquierda a derecha.

Fila trasera:  1, Roberto Pérez Simón;  2, Salvador Miralles Pérez , cura párroco de El Paso;  3, Juan X.

Fila delantera: 1, Fernando Miralles Pérez, hermano de Salvador;  2, Argensola (Solita) Hernández Pérez;  3, María Celia Padrón Acosta;  4, María del Carmen (Carmencita) Padrón Acosta;  5, José Ángel Pérez Simón †, hermano de Roberto.

  • Roberto Pérez Simón y su hermano José Ángel son parientes lejanos míos; compartimos tatarabuelo de apellido Padrón.
  • Salvador Miralles Pérez llegó a El Paso, con su madre y hermanos/as, procedente de Fuencaliente y fue párroco de El Paso por muchos años.
  • Fernando Miralles, el eterno escéptico religioso (tal vez por tener un hermano cura) fue el único que de su familia emigró a Venezuela, y todavía vive en Caracas pero con sempiterna añoranza de El Paso, aunque nació en Valle Guerra (Tenerife).
  • Solita —hermana de Luz María, a quien puede verse en la foto de este post—fue vecina mía, y aún recuerdo que la reunión de festejo de su boda con Juan Lozano (q.e.p.d.) se celebró en su casa, y que antes de que llegaran los recién casados sonaba en un fonógrafo de los de aquella época la canción “Aquellos ojos verdes” cantada por Los Panchos y reproducida desde un long-play de los de pasta.
  • Carmencita y María Celia son hijas de Pedro Padrón, el hermano menor de mi padre y, por tanto, primas hermanas mías. María Celia es la madre de Lucy de Armas Padrón, la autora de algunas muy buenas fotos que he publicado en este blog.
  • José Ángel Pérez Simón emigró a Venezuela, al igual que su hermano Roberto, durante esta década, y fue por años dueño de la agencia de viajes El Teide, archiconocida en la colonia canaria en Venezuela. Regresó a Canarias y murió en Tenerife en 2004.

Por lo que se ve al fondo, la foto debe haber sido tomada en el costado norte de la Plaza Nueva, cerca de la esquina noroeste.

Esa plaza fue lugar de los paseos que describí en Tiempos de ayer, y en ella se daban reuniones netamente sociales, como los referidos paseos de antes y después de la misa dominical; religiosas, como las congregaciones durante el Jueves y Viernes Santo, misas del Corazón de Jesús, etc.; o bailables, como las verbenas que, si mal no recuerdo, se hacían durante carnaval o fiestas de El Pino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s