[*FP}— Adiós a ELEUTERIO SICILIA, mi viejo y muy querido amigo (q.e.p.d.)

19-03-2020

Carlos M. Padrón

Lamentablemente, anteayer, martes 17/03/2020 a las 20:10, murió en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), en Tenerife, Eleuterio Sicilia Santos.

image

Eleuterio. Foto reciente que tenía en su perfil de WhatsApp

Con él mantuve la segunda amistad más larga en el tiempo: 70 años —nos conocimos en 1950 cuando fui a Tenerife a ponerme las gafas que, por tener yo 10 años, hicieron de mí el niño de El Paso que primero usó ese aditamento— y desde entonces mantuvimos una muy buena relación que desde septiembre de 1957 (cuando me mudé a S/C de Tenerife) y hasta julio de 1961 (cuando me fui a Venezuela) fue casi diaria. En 1959 Eleuterio dio, sin proponérselo, un importante viraje a mi vida.

Cada vez que desde Venezuela vine de vacaciones a Canarias lo llamé y nos vimos, a veces en su casa de La Laguna o en Guamasa, en la casa de Quirantes.

clip_image002

12/04/2011. Eleuterio Sicilia, Carlos M. Padrón y José Quirantes, en casa de éste

Junto con José Quirantes, Alberto Herrera (†) y yo, Eleuterio formó parte de La Palmera de la Psicología, de cuyo propósito y actividades conté en el artículo Mi primer amor 47 años después, una parte de mi vida en la que Eleuterio tuvo mucho que ver. Paradójicamente, como cumplió 80 este año y yo los cumplí el año pasado, de los cuatro fundadores de la tal Palmera quedamos sólo los dos más viejos: Quirantes y yo.

clip_image003

1959. En la Palmera de La Psicología con Quirantes y conmigo

En agosto de 1958, Eleuterio y yo vinimos a La Palma y dimos, caminando, la vuelta a la isla, que fue la mayor de nuestras excursiones juntos, entre las que también destacan la visita a la Caldera de Taburiente (La Palma), y la subida a El Teide (Tenerife) que conté en el artículo El Teide y su sombra.

clip_image005

04/10/1959. En la cima de El Teide. Quirantes, Eleuterio y yo

Posteriormente, en 1994, cuando yo vivía en Madrid, Eleuterio fue enviado allá dos veces para intervenciones quirúrgicas: la primera, en marzo, por infección de vesícula, y la segunda, en abril, por problema cardiaco. Durante el periodo posoperatorio de la primera, Ignacio, su hermano mayor, quien lo había traído desde Tenerife, y yo nos turnábamos en hacerle compañía en el hospital donde guardaba reposo en cama. La segunda intervención, la de abril, fue para implantarle 4 bypasses.

clip_image006

En el Hospital 12 de Octubre (Madrid) el 30/04/94 luego de su operación. Yo le gastaba bromas por lo linda que era esta enfermera que lo atendía

Desde que el 09/07/1965 contrajo matrimonio se residenció en La Laguna (Tenerife) y, para cuidar de su corazón, hacía caminatas diarias de varias horas por esa ciudad y sus alrededores.

image

Con su ya esposa, María del Rosario (Rosarito o Charo), el día de su boda

Por una insuficiencia cardiaca que le sobrevino este mes de marzo, fue internado el pasado día 5 en el HUC y, por causa del coronavirus, permaneció sin recibir visitas hasta anteayer, cuando falleció.

Por suerte para mí, al saber de su hospitalización chateé y hablé con él varias veces; la última anteayer a las 11:07 en una llamada de varios minutos. De su muerte supe ayer en la tarde cuando, extrañado porque no había contestado ni el mensaje ni la llamada que le había hecho temprano en la mañana, comencé a hacer averiguaciones y supe que había fallecido a la hora que arriba di y mientras hablaba por teléfono con su hermana.

La última vez que lo vi fue el domingo 10/03/2019 cuando, estando yo hospitalizado en el HUC recuperándome de la operación que me habían hecho el jueves 8, vino a visitarme. Poco suponía él que moriría en ese mismo hospital un año después.

¡HASTA SIEMPRE, QUERIDO AMIGO! QUE DESCANSES EN PAZ

5 comentarios sobre “[*FP}— Adiós a ELEUTERIO SICILIA, mi viejo y muy querido amigo (q.e.p.d.)

  1. Estimado Carlos, recibe mis más sinceras condolencias por tan dolorosa e irremediables pérdida: la de un AMIGO.

  2. Hola, Carlos. Soy Ramón, el hermano de Eleuterio, el más pequeño y el más ruin, como decías tú (bromeando). No sé si te acordarás, aunque estoy seguro de que sí, pues sabemos que tienes una muy buena memoria.
    Si te pongo estas líneas es porque Ignacio me mandó tu magnífico comentario sobre Eleuterio, y al mismo tiempo para felicitarte y agradecerte por su contenido.
    Yo no tengo palabras para expresarte nuestra tristeza, como tú comprendrerás; sólo que la vida continúa y siguiremos con su buen ejemplo a todos los niveles.

  3. Hola, Ramón. No acertaste con lo de mi buena memoria, porque es buena para algunas cosas pero pésima para otras, como, por ejemplo, las caras. Por eso recuerdo muy bien que Eleuterio tenía un hermano menor que él, pero no recuerdo su cara.
    Entiendo muy buen tu dolor, y lo comparto porque la muerte de tu hermano me afectó más que la de algunos parientes míos. El haber hablado con él el día 17, sentirlo seguro de que le darían el alta después de una semana, preocuparme al no obtener respuesta suya el día 18, y enterarme de que fue porque nos había dejado en la noche del 17, sin la compañía de ningún ser querido suyo a los que por días no pudo ver me resultó de verdad duro por lo cruel e inmerecido, pues Eleuterio era un verdadero buen amigo y buen hombre. Pero, como dices, la vida continúa y lo que en ella tenemos seguro es la muerte.
    No tienes por qué agradecer lo que dije en mi artículo, pues sentí que era lo menos, y tal vez lo único, que podía yo hacer en memoria de mi querido amigo.
    Recibe mis condolencias, un fuerte abrazo y mis votos por que pases pronto este mal trago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s