[*Opino}– La desconcertante [No, vergonzosa] razón por la que las escuelas británicas retiran sus relojes analógicos de las aulas

01-05-2018

Lamentablemente, lo que cuenta el artículo que copio abajo es una muestra más de cómo la sociedad actual evita la búsqueda de la excelencia y por ello recurre a la ruta del menor esfuerzo. No pensé que los ingleses cayeran en eso, al menos no tan pronto.

Si a los jóvenes les cuesta entender los relojes analógicos, lo prudente sería enseñarles eso desde la escuela primaria ya que, por lo visto, sus padres no lo hacen. Pero no, poner relojes digitales en lugar de los analógicos es mucho más fácil. Una vergüenza.

En comparación, las normas de la RAE, como la de abolir el acento en ‘sólo’ cuando como advervio  equivale a ‘solamente’, parecen peccata minuta.

~~~

30/04/2018

La desconcertante razón por la que las escuelas británicas retiran sus relojes analógicos de las aulas

Los aparatos de agujas están siendo sustituidos en los centros de enseñanza de Reino Unido.

Todos hemos tenido algún profesor insufrible en el colegio, con clases tan aburridas que se hacen eternas. En esa situación, muchas miradas se dirigían una y otra vez al reloj de pared, que solía gobernar la clase desde un lugar elevado y perfectamente visible. Los hastiados estudiantes clavaban la vista en las manecillas, como intentando empujarlas para que se moviesen más deprisa. Esta imagen resulta familiar para un montón de gente pero podría estar en vías de extinción, al menos hasta cierto punto.

clip_image001

El blog Mandatory nos acerca desde Reino Unido una noticia cuanto menos sorprendente. Resulta que las escuelas británicas están procediendo a retirar los relojes analógicos de las aulas… porque los alumnos no saben leer la hora en ellos. Se están sustituyendo por aparatos que emplean el formato que les resulta más familiar, el digital. Cualquiera diría que es más sencillo enseñarles el nada complejo funcionamiento de un reloj analógico, pero hay quien no opina lo mismo.

«La generación actual de jóvenes no es tan buena leyendo el reloj tradicional como las generaciones anteriores. Están acostumbrados a mirar la hora en su teléfono o en su ordenador. Casi todo lo que tienen es digital y ven la hora en ese formato en todas partes», explica Malcolm Trobe, miembro de la Association of School and College Leaders. Insiste en que cada vez son más los adolescentes que alcanzan el instituto sin estar completamente seguros de cómo se lee un reloj analógico.

Los profesores lo comprueban en los momentos en que a sus alumnos les preocupa especialmente la hora. Por ejemplo, cuando les toca examinarse y responder a una serie de preguntas en tiempo limitado, sin posibilidad de consultar su smartphone. «Los docentes también quieren que sus estudiantes estén lo más relajados posible durante los tests. Tener un reloj tradicional en el aula puede ser una causa de estrés innecesario», añade Malcolm Trobe, que no niega que sería «una lástima» que el formato analógico desapareciese por completo.

Lo más alarmante es que, al parecer, no es lo único ‘analógico’ que está encontrando obstáculos en las aulas modernas. Móviles y tabletas desplazan a los lápices y bolígrafos. «Para poder sostener un bolígrafo y moverlo es necesario tener un buen control de los músculos de los dedos. Los niños necesitan oportunidades para desarrollar esa habilidad. Es más fácil darles una tablet que animarles a trabajar esos músculos jugando con bloques de construcción, recortando y pegando, tirando de cuerdas… Por culpa de estos hábitos no están desarrollando las habilidades esenciales que necesitan para manejar un lápiz», explica Sally Payne, terapeuta ocupacional pediátrica.

Fuente

[LE}— ‘Ocurrencia’, uso y abuso

24-04-2018

El sustantivo ocurrencia es válido con el significado de ‘hecho de ocurrir algo’, pero puede alternar con otros como aparición, presencia, frecuencia o coincidencia, según el contexto.

En los medios de comunicación pueden verse frases como

  • «Por la ocurrencia de los aguaceros, el COE contabiliza 400 desplazados a casas de familiares, siete viviendas afectadas y 13 comunidades incomunicadas»,
  • «Lo mínimo que espera el ciudadano es que, ante la ocurrencia de un hecho semejante, las autoridades investiguen» o
  • «El incremento de la ocurrencia de hechos vandálicos contra la red de telefonía pública constituye una alerta para la sociedad».

El Diccionario de la Lengua Española define ocurrencia como ‘idea inesperada, pensamiento, dicho agudo u original que ocurre a la imaginación’ y ‘encuentro, suceso casual, ocasión o coyuntura’. La primera de estas acepciones se ha formado a partir de ocurrírsele algo a alguien, pero nada impide emplear ocurrencia a partir de ocurrir algo.

Dicho esto, aunque el sustantivo esté bien formado desde el punto de vista lingüístico, estilísticamente se recomienda no abusar de él y recurrir a sustantivos sinónimos, a paráfrasis que expresen el mismo sentido o, directamente, a la omisión de cualquier sustantivo, ya que a menudo resultan superfluos.

Así, en los ejemplos iniciales podría haberse escrito

  • «Debido a los aguaceros, el COE contabiliza 400 desplazados a casas de familiares, siete viviendas afectadas y 13 comunidades incomunicadas»,
  • «Lo mínimo que espera el ciudadano es que, ante un hecho semejante, las autoridades investiguen» y
  • «El incremento de (la frecuencia de) hechos vandálicos contra la red de telefonía pública constituye una alerta para la sociedad»,

donde lo que está entre paréntesis algo de lo que se puede prescindir sin cambio de significado.

Por otra parte, el sustantivo ocurrencia sí se emplea con normalidad, y así lo recogen diccionarios de uso, como el Clave, con el significado de ‘frecuencia de uso’, especialmente en textos sobre lingüística: «Mientras que la palabra “justicia” se repite en 172 ocasiones, existen apenas cinco ocurrencias de la palabra “impunidad”».

Fuente