[Canarias}— El guagüero canario que saca los colores a Apple encontrando agujeros en sus iPhone

El guagüero canario que saca los colores a Apple encontrando agujeros en sus iPhone José Rodríguez es tinerfeño, tiene 45 años y acaba de quedarse en paro. Mientras busca trabajo de conductor, continúa con su otra labor: 'toquetea' como nadie los móviles más famosos

[SE}— Por qué los europeos vivimos más que los estadounidenses (y no es por las armas)

Por qué los europeos vivimos más que los estadounidenses (y no es por las armas) La esperanza de vida del país norteamericano dejó de crecer en 2015. Desde los 90, en España, Alemania o Italia no deja de ampliar la diferencia con la de Estados Unidos

[LE}— «No sólo…, sino (también)», no «no solo…, pero (también)»

La correlación adecuada en español es no sólo…, sino (también), no no sólo…, pero (también). Uso incorrecto Es el método principalmente utilizado durante las últimas décadas para la identificación de personas no solo con fines civiles pero también policiales. Me gustaría saber no solo la causa, pero también el tratamiento. El lenguaje no solo debe … Continúa leyendo [LE}— «No sólo…, sino (también)», no «no solo…, pero (también)»

[IT}— El truco de WhatsApp para que alguien no pueda escribir en un grupo sin tener que expulsarlo

El truco de WhatsApp para que alguien no pueda escribir en un grupo sin tener que expulsarlo La aplicación de mensajería tiene un truco poco conocido que permite 'bloquear' a personas dentro de un grupo para que no puedan escribir, y sin tener que expulsarlos

[His}— Las 23 puñaladas a Julio César que cambiaron la Historia

Las 23 puñaladas a Julio César que cambiaron la Historia En calidad de hijo adoptivo de César, el futuro emperador Augusto se cobraría la venganza contra los 19 asesinos de los idus de marzo; no solo con Bruto y Casio, sino con todos y cada uno de los artífices

[His}— La leyenda de Michele Moretti: el futbolista que asesinó a Mussolini

La leyenda de Michele Moretti: el futbolista que asesinó a Mussolini “Pietro Gatti” era el nombre de guerra en la resistencia partisana del que fuera lateral del Como de 1927 a 1935 y con el que rozó la Serie A. Su bala acabó con el dictador