[Hum}— Oración del borracho

San Viernes divino,
San Viernes amado,
cuida mi intestino
el grueso y el delgado.

Protege bien mi páncreas,
beba yo lo que beba,
y que no sea esta noche
la de mi última peda.

Mi hígado te encomiendo
con mucha fe y sin engaño,
y que lo que estoy bebiendo
lo orine luego sin daño.

Concédeme que mi vista
se mantenga siempre alerta,
y que yo ni me desvista
ni deje mi bragueta abierta.

Y al momento de pagar
cuida mucho mi dinero,
porque tengo unos amigos
que no dan ni pa’l mesero.

Cuando yo salga del bar,
por Dios, ¡no me desampares!
porque si manejo pedo
me parto la misma madre.

Permite que yo pueda ver
la clara luz de mañana,
aunque me deje caer
por una pea malsana.

Líbrame de la cruda,
la diarrea y la jaqueca.
Quítame también la agrura
y el mal de boca reseca.

Permíteme concentrarme
en mi ruta y mi camino,
porque luego no recuerdo
ni el lugar donde me orino. 

También, San Viernes bendito,
te pido que estés a mi lado
y que yo por el chiquito
no evacue nunca aguado.

Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s