[*Drog}— ¿Por qué sentimos pasión?

NotaCMP.- Se explica por sí solo. Es lo que tantas veces he dicho en esta sección que llamo Drogamor.

El amor atraviesa diferentes etapas, según expertas como Silvia Congost. La primera sería la del enamoramiento, que puede durar “hasta dos años como máximo”, asegura. Esta etapa se caracteriza por la intensidad con la que lo vivimos todo: sentimos “una atracción muy fuerte hacia la otra persona, no podemos dejar de pensar en él o ella y no nos quedamos tranquilos hasta que no estamos de nuevo a su lado”.

En esta fase, nuestro organismo sufre una serie de alteraciones. La psiquiatra y doctora en Neurociencia Lola Morón explica en este artículo en El País Semanal que la zona más racional del cerebro, la corteza prefrontal, directamente “se apaga”. Congost, por su parte, añade que la intensidad aparece porque “suben los niveles de ciertas hormonas como la dopamina, la oxitocina, la vasopresina o el cortisol”. Es decir, el enamoramiento produce alteraciones en nuestro organismo que nos hacen sentir así.

Una vez extinguida la etapa inicial del enamoramiento, entraríamos a una fase en la que el amor, como explica el artículo de Morón, es maduro y duradero, más centrado en el largo plazo. “Se ponen en marcha otros mecanismos, se activan otras zonas regidas por otras sustancias cuya finalidad se acerca más a la compañía y el cuidado a largo plazo, más a la crianza que a la reproducción”, explica.

En caso de que la intensidad no remita, asegura Congost, “probablemente estemos confundiendo intensidad y obsesión, y eso sí que es grave”. Se entra en el terreno de las relaciones tóxicas, definidas por cosas como “sentir que no podemos concebir nuestra vida sin la otra persona, que necesitamos a esa persona para estar bien o ser felices, tener un miedo constante a perderla o estar dispuestos a hacer lo que haga falta para que la relación no se rompa”. Es algo que podría resumirse tomando prestadas las palabras de Amaral en Sin ti no soy nada: “Mi cuerpo, mi alma, mi voz no sirven de nada, porque yo sin ti no soy nada”, dice el estribillo.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s