[Hum}– Cena en un templo Shaolin

Discípulo:

“Sabio Maestro, ¿podría usted enseñarme la diferencia entre una perla y una mujer?”

Maestro:

“La diferencia, humilde aprendiz, es que a las perlas, esas gotas de mar enhebradas, se les puede entrar por dos lados, mientras que a una mujer sólo por uno”

Discípulo (un tanto confundido):

“Maestro, la eternidad me guarde de contradecir vuestra inmensa sabiduría, pero oí decir que ciertas mujeres permiten entrar por los dos lados”

Maestro (con una delicada sonrisa):

“En ese caso, discípulo afanoso, no se trata de una mujer sino de una perla”

Meditemos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s