[Hum}— El oso y el conejo

Un oso y un conejo caminaban por el bosque, peleando el uno con el otro, cuando de pronto encontraron una lámpara maravillosa, una de ésas que tienen encerrado un Genio, al que liberaron. Éste, alegre porque lo habían liberado, le dijo al conejo y al oso que les concedía los tres deseos de rigor; tres a cada uno. El oso pidió primero:

—Yo quiero que todos los osos de este bosque, excepto yo, sean hembras.

—Concedido.

Entonces habló el conejo:

—Yo quiero un casco de moto.

—Concedido.

El oso, aunque extrañado con el conejo, continuó con su segundo deseo:

—Para estar seguro, deseo que los osos de todos los bosques vecinos sean hembras.

—Concedido.
El conejo solicitó su segundo deseo:

—Yo quiero una moto Harley Davidson.

—Concedido.

El oso, aún más asombrado por los gustos del conejo, pidió su tercer deseo:

No quiero correr riesgos, así que quiero que todos los osos del mundo, excepto yo, sean hembras.

—Concedido.

El conejo arrancó en su moto, y, cuando estaba a 100 metros, gritó su último deseo:

—¡¡¡¡¡¡Que el oso sea maricooon!!!!!!!

—Concedido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s