[*ElPaso}– Un Viernes Santo lamentable

15-04-2017

Carlos M. Padrón

Aunque todavía no tengo internet en casa, tengo que publicar esto hoy a riesgo de que se me agoten los gigabytes que quedan en el pendrive.

De vuelta ya a mi terruño quise asistir de nuevo, este Viernes Santo, a la ceremonia que en mis tiempos llamábamos el Santo Entierro, o sea, la sepultura simulada de la imagen del Cristo yacente, efectuada a los acordes de la imponente marcha fúnebre “Ante un cadáver”, un acto durante el cual muchos de los que, en profundo y sobrecogedor silencio, abarrotaban la iglesia, no podían contener las lágrimas, pues no se trataba de ser o no católico o ateo, sino de tener la suficiente sensibilidad humana para sentirse afectado por la tragedia que siempre implica la muerte, y el toque de realismo y profundo dolor que a ella añadía la conmovedora marcha “Ante un cadáver”.

Temiendo que con esta ceremonia fuera a ocurrirme lo mismo que en 2011 y que ya conté en el artículo «“Ante un cadáver”, una obra y una tradición lamentablemente perdidas», el pasado fin de semana pregunté si lo de 2011 había sido una excepción, y si todavía el Santo Entierro se efectuaba, en imagen y sonidos, como antes. Como me dijeron que sí, a la iglesia de El Paso me fui ayer, pero ojalá no hubiera ido porque de allí salí frustrado, avergonzado y triste, pues durante el Santo Entierro no sólo ocurrió que la banda, que sí estaba presente en la iglesia, no interpretó el “Ante un cadáver”, sino que guardó total silencio, con lo cual para mí —y me atrevo a asegurar que para los que allí estaban y recordaban cómo ese acto en los años 50— esa ceremonia pasó sin pena ni gloria y fue apenas un remedo, y malo, de lo que otrora fuera.

De la iglesia salí frustrado porque no logré encontrar lo que yo esperaba. Y avergonzado y triste porque lo que sí encontré fue una prueba de que en mi pueblo no hay interés en mantener ciertas tradiciones, pues hasta supe que la procesión de El Retiro (sólo con la imagen de La Dolorosa) tendría lugar apenas media hora después de finalizado lo del Santo Entierro, y no horas más tarde cuando, según recuerdo, uno se iba a cenar, y sobre las 10 de la noche volvía a la iglesia para acompañar a esa procesión durante la cual, con la ciudad sólo iluminada por las velas que rodeaban la base de la imagen de La Dolorosa,  la multitud cantaba, con acompañamiento de orquesta, lo de “¿Quién es esa mujer que angustiada, vacilante y llorosa camina?….. “.

El que El Paso haya cambiado, el que las nuevas generaciones no dediquen ya tiempo, como sí lo dedicaron sus antepasados, a preparar los accesorios o adornos para las festividades religiosas, o que ya no asistan masivamente, como sí lo hicieron sus antepasados, a las procesiones de Semana Santa, no es excusa aceptable para que, sean pocos o muchos los que en la tarde-noche del Viernes Santo asisten a la iglesia, no se celebre, como por muchos años se celebró antes, una ceremonia tan bella, única y conmovedora como el Santo Entierro a los acordes de “Ante un cadáver”. Celebrarla sin ese fondo musical es, salvando las distancias de significado, como ver una película sin música de fondo, sin esa música que destaca, enfatiza y da sentido a la acción que muestran las imágenes.

Espero que quienes en el Ayuntamiento tengan poder para corregir esta falla, lo hagan pronto, antes de que mueran los que tal vez queden con vida y recuerden lo suficiente como para que alguien pueda reescribir la partitura de “Ante un cadáver”… si es que es la falta de partitura el motivo de que esa marcha fúnebre no suene ya durante el Santo Entierro.

9 comentarios sobre “[*ElPaso}– Un Viernes Santo lamentable

  1. Hola. Totalmente de acuerdo con tu critica. Recuerdo lo impresionante de ese acto que terminaba con un golpe seco al cerrar la sepultura, esa madera blanca, único adorno, en el altar todo en negro.
    Recuerdo tu crítica anterior.

  2. Pues ahora ni siquiera el altar es todo negro. Alguien tuvo la “gran” idea de reemplazar el negro por rojo.

  3. Gracias, Carlos, por esos recuerdos. Aún resuenan en mi memoria los acordes que ahora faltan en el Santo Entierro. Gracias por el vídeo que aún así me trae recuerdos, de los Hermanos del Santísimo, de rojo. Creo que antes que tío Tomas, el hermano que tenía ese honor era mi abuelo Pedro. El rescate de esa música y de la originalidad de ese acto de ese acto forma parte del patrimonio inmaterial de El Paso, en lo que tanto interés ha demostrado Andrés Carmona, con quien puedes contactar ahora personalmente.

    El interés no es sólo para contento de los nostálgicos, sino porque el conjunto era una gran obra de arte que se debe perpetuar y respetar. Hoy no es difícil reescribir una partitura con los recuerdos de la música. Seguro estoy de que tú recuerdas muchos más acordes que yo, dado tu sentido musical.

  4. Juan Antonio, creo que recuerdo toda la música de “Ante un cadáver”, incluido el solo de bombardino que tan magistralmente interpretaba Pedro Lorenzo (q.e.p.d.). Y ayer, a la salida del acto del Santo Entierro me encontré con tu primo Tomás que, al igual que yo, estaba disgustado con lo ocurrido, y, también al igual que yo, recuerda, al menos en parte, esa música. Pero es el caso que para rescatar la partitura podría haber aún otros medios, como sería rebuscar entre lo que dejó Tico Simón (q.e.p.d.), o pedir a Rosario Martín, la hija menor de Pedro Martín Hernández y Castillo, autor de esa obra musical, que la interprete al piano, cosa que estoy seguro que podría hacer a pesar de su senilidad. Rosario vive en La Laguna (Tenerife) y habría que actuar rápido para ver de conseguir esto de ella, pues me dicen que desde que murió Carmen su hermana (q.e.p.d) no ha vuelto a sentarse al piano.

  5. No vas a encontrar nada como era antes, si esperas eso vas a continuar frustrado. Son otros tiempos y otra la gente.

  6. No, Albertina, por definición, las tradiciones —y el tema que nos ocupa es una tradición— se conservan…. cuando se tiene interés en conservarlas.

  7. Por si te sirve de algo, los hijos de D. José Salazar, Pepe y Roberto, que han seguido con la música, Pepe aquí, en el Puerto de La Cruz y Roberto ahí, pudieran guardar o saber si la familia ha guardado las partituras de su padre. En la era digital, la gente no quiere guardar papeles ni libros, craso error de cara al futuro incierto, dada la inestabilidad del soporte electrónico y la variación y diversidad de los programas que los leen. Yo he tenido serias dificultades para pasar archivos de Wor-Star a Word y también del celuloide o cintas analógicas a digitales. Recuerda lo que me tuviste que ayudar para pasar archivos de audio de papá, en cintas analógicas a digital.

    Gracias de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s