[Hum}– El cura y el abogado catalán

Aunque era una de las parroquias más grandes de Barcelona, estaba pasando por serios aprietos económicos y el cura párroco recordó que JAMÁS había recibido ni una sola contribución de parte del abogado más acaudalado de la ciudad. Entonces, el cura se llegó hasta el bufete del abogado y le dijo:

—Señor, a pesar de que usted el profesional que gana más dinero en toda esta ciudad, no ha realizado nunca una donación a la parroquia a la que usted pertenece. ¿No podría, por favor, ayudarnos?

El abogado lo pensó un momento y respondió:

—Primero: Dígame, al realizar esa “investigación” tan puntillosa sobre mis ganancias, ¿descubrieron acaso que mi madre está agonizando tras una larga y dolorosa enfermedad y que el tratamiento médico a lo largo de estos años supera todo lo que ella puede pagar?

—Eh, pues no… —respondió abochornado el párroco.

—Segundo. ¿Descubrieron que mi hermano, un veterano de guerra, está ciego y condenado a una silla de ruedas, totalmente incapaz de mantener a su esposa y seis hijos?

—Ohhh,… pues, no, no teníamos idea —contestó el párroco, ya muy incómodo.

—Tercero. ¿Descubrieron acaso que el esposo de mi hermana falleció en un terrible accidente, dejándola con tres hijos y una tremenda hipoteca?

Totalmente abochornado, el pobre curita empezaba a esbozar una disculpa cuando el abogado añadió:

—Y si a ellos no les paso ni un centavo, ¿por qué cree que se lo daría a ustedes, eh?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s