[*Opino}—¿Prodigio del piano sin haber ido a clase? ¿Y qué dice la Ciencia?

04-12-13

Carlos M. Padrón

Ante lo que cuenta el artículo que copio abajo, me pregunto con más insistencia por qué entre los centenares de científicos, y grupos de ellos, que se dedican a hacer estudios de todo, hasta del sexo de los insectos, no hay —que yo sepa— al menos un grupo que se haya dedicado a hacer un estudio serio, prolongado, profundo y libre de prejuicios, de fenómenos como éste a los que, a falta de una explicación mejor, sólo puedo darles la de reencarnación.

Los ‘sintecho’ —o homeless (= sin casa, sin hogar), como se les llama en inglés, al menos en USA— son personas que, como ese nombre indica, viven en las calles, duermen al aire libre, bajo un puente, bajo el banco de un parque, o donde mejor consigan, y dependen de la caridad ajena y de establecimentos oficiales o de Caritas que les ofrecen comida.

Si una investigación seria descubriera que, efectivamente, este hombre no recibió nunca lecciones de piano o de música, lo que muestra el vídeo que acompaña al artículo es —al menos para mí— sencillamente espeluznante.

Aertículos relacionados:

~~~

04/12/2013

Un «sintecho», prodigio del piano sin haber ido a clase

David Allen Welsh es un «sintecho» de 50 años que vive en la ciudad de Vancouver, en el Estado de Whashington.

Walech, antes de aterrizar en esta ciudad estuvo viviendo en los refugios para indigentes entre los Estados americanos de Iowa, Dakota del norte y del sur, y durmiendo en los trenes de cualquier ciudad.

 

Este hombre, quien lleva en la calle desde los seis años cuando su familia perdió la casa en la que vivían, ha aprendido a tocar el piano de manera autodidacta, y ahora exhibe su espectáculo de manera habitual en un local de Vancouver.

En este bar, los apasionados de la música clásica se quedan con la boca abierta ya que David toca de manera magistral, aunque no sea capaz de leer ni una nota musical.

Ver VIDEO.

En ABC News, que es donde han entrevistado a Welsh, éste cuenta lo siguiente:

«A veces no sé ni cuáles teclas estoy pulsando. Mis ojos están cerrados y me dejo transportar por la música».

Welsh practica siempre que quiere. Tras instalarse en el noroeste del Pacífico, hace diez años, ha estado visitando a menudo una tienda de artículos de segunda mano para tocar un piano que allí tienen.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s