[*FP}– Canarias 2013: Un viaje de sentimientos encontrados

12-10-2013

Carlos M. Padrón

Nota preliminar. Aunque el viaje terminó el 06/09/13, comienzo a escribir hoy, 12/10/13 —y no sé cuándo la terminaré— la crónica sobre él, porque las fotos tomadas por algunos de mis amigos tardaron en llegarme, y, sobre todo, porque no he tenido el ánimo adecuado para darme a esa tarea.

 ***

Quise mantener en secreto este viaje para darle una sorpresa a mis hermanas. Pero la sorpresa —triste sorpresa— me la llevé yo.

Apenas aterrizar, a las 10 de la mañana del viernes 16 de agosto, en el aeropuerto internacional de Los Rodeos (La Laguna, Tenerife), Chepina, aún antes de levantarse de su asiento en el avión, encendió su celular BlackBerry, y el primer mensaje que entró fue uno de mi sobrina Laura en el que decía que su padre, mi hermano Tomás había muerto en la tarde-noche del jueves 15 de agosto, o sea, durante nuestro vuelo de Caracas a Tenerife. Una muerte inesperada por cuanto no era de sospechar que él estuviera enfermo.

Laura me envió ese mensaje también a mí, pero no lo recibí porque yo no tenía el paquete de datos para viajes que Chepina si había comprado antes de salir de Venezuela.

Desorientado, acongojado y aturdido, al llegar al puesto de inmigración, o de control de pasaportes, entré sin Chepina, y cuando ella quiso hacerlo no la dejaron pasar.

Salió todo el equipaje del vuelo, que sus dueños recogieron y se fueron, y allí, en el área correspondiente, quedé sólo yo, con nuestras maletas en un carrito, y Chepina no aparecía.

Cuando al fin vi que un policía salió del área de inmigración, lo abordé y le pregunté por qué mi mujer no salía. Muy amable, me dejó asomar al interior de ese área y pude ver a Chepina sentada allá, al fondo.

Al poco salió acompañada del funcionario que no la dejaba entrar, y ahí comenzó nuestra disputa (de Chepina y mía) con ese individuo, un tipo arrogante, descortés y autoritario, que ni siquiera se molestó en contestar apropiadamente mi pregunta de por qué Chepina había podido entrar a España sin problemas cinco veces, y ahora no podía; que qué ley había cambiado.

Transcurrido en discusiones un tiempo que me pareció una eternidad —durante el cual me alteré, y Chepina tuvo que contenerme—, el tipo nos dio una para mí rara explicación sobre el convenio de Schengen, que me sonó a pretexto. Luego, mirándome por unos segundos, me dijo sin más: “Bueno, la verdad es que usted no parece uno de ésos”, y dejó entrar a Chepina (!?).

El significado de esa frase lo dejo a la imaginación del lector. Si alguien lo descifra, que me lo diga, por favor.

Afortunadamente, tanto en Tenerife como en El Paso, mis amigos se encargaron de hacerme más agradable ese viaje, creando así la disparidad de sentimientos.

Para comenzar, los amigos José (Pepe) Quirantes y su esposa Lita, que amablemente habían ido a recibirnos, ya estaban desesperados porque todos los pasajeros del vuelo habían salido menos nosotros.

Cuando al fin nos reunimos con ellos en la terminal les pedí por favor que me llevaran a la comisaría de Policía a renovar mi DNI que, para colmo, lo había dejado yo olvidado en Venezuela.

A regañadientes, el funcionario de la comisaría le dijo a Lita que posiblemente no podrían atenderme porque había mucha gente, pero que, por si acaso, que fuera yo a que me tomaran la foto, y volviera a las 13:30.

Así lo hice, y el mismo funcionario me anunció que no podía atenderme; que pidiera cita por internet que, con buena suerte, me la darían ¡para finales de septiembre o comienzos de octubre! Otro tropiezo más.

Y, de nuevo, Pepe y Lita nos hicieron el favor de llevarnos al hotel que habíamos reservado en Santa Cruz, desde donde pude hacer unas llamadas a Caracas para obtener más detalles sobre la muerte de mi hermano, y otras a USA para hablar con mis hijas, antes de intentar conciliar un sueño que se negaba a llegar.

En la mañana del sábado 17, Eleuterio Sicilia nos recogió en el hotel y nos llevó a casa de Pepe, en Guamasa, para que yo cumpliera con el ofrecimiento que le había hecho a Pepe de instalarle en su flamante PC de mesa un Windows XP en vez del Windows 7 que había venido instalado en esa máquina.

De haber estado yo en condiciones anímicas normales todo habría salido bien, pero como no lo estaba, metí la pata haciendo algo que he hecho sin problemas varias veces, pero que esta vez dejó a la PC de Pepe sin un sistema operativo que él pudiera usar. Tercer tropiezo, y, para colmo, fracasé también los días 20 y 21/08 cuando, para ver de encontrar solución, volví de nuevo a casa de Pepe.

No obstante, ese día 17/08 allí almorzamos los seis (Pepe, Eleuterio y yo, más nuestras respectivas consortes) acompañados de familiares y amistades de los Quirantes.

Siguen, por orden cronológico, las descripciones de los eventos de los que hay fotos, separados éstos por ***, y las fotos tomadas durante ellos, separadas por ~~~. A las personas que aparecen en esas fotos las nombro de izquierda a derecha, salvo que indique otra forma; las fotos que no van precedidas de “Cortesía de…” fueron tomadas por mí o con mi cámara.

Debo aclarar, y disculparme por ello, que fueron muchas las fotos que debí tomar y no tomé, y por esto en lo que sigue no aparecen amigos que asistieron a los eventos que describo, o los anfitriones que organizaron alguno para nosotros.

17/08. En casa de los Quirantes.

clip_image0024

17/08. Pepe da cuenta de un trozo de conejo en salmorejo preparado por Lita

~~~

clip_image0044

17/08. José (Pepe) Quirantes, y Lita

~~~

clip_image0054

17/08. Eleuterio Sicilia, y su esposa Charo

~~~

Las dos fotos que siguen son cortesía de Eleuterio Sicilia.

clip_image0074

17/08. Peleo con mi nuevo “complicatedphone” y su recién instalada tarjeta SIM, ante la sonrisa de Chepina.

~~~

clip_image0095

17/08. Ya bajo control el aparatico, reviso los mensaje que comenzaban a llegarme desde América por la muerte de mi hermano. Ya no hay sonrisa

***

El domingo 18, Juan Enrique y su esposa, María, nos invitaron a almorzar en El Sauzal. Ni me acordé de tomar fotos.

En la noche fuimos a Candelaria con mi prima María Celia Padrón Acosta y sus hijas, Lucy y Fátima; Airam, el hijo de Lucy; y Elena Morales, la hija de Fátima.

Todas las todos del 18/08 son cortesía de Lucy de Armas Padrón.

130818M-Celia-CMP-Ly-Candelaria3

18/08. María Celia Padrón Acosta, Carlos M. Padrón, Lucy de Armas Padrón

~~~

130818M-Celia-CMP-Candelaria3

18/08. María Celia Padrón Acosta, y Carlos M. Padrón

~~~

130818Ly-CMP-Candelaria4

18/08. Lucy de Armas Padrón, y Carlos M. Padrón

~~~

130818Ftima-CMP-Candelaria3

18/08. Fátima de Armas Padrón, y Carlos M. Padrón

~~~

130818CMP-CHP-Ftima-M-Celia-Elena-Ai

18/08. Carlos M. Padrón, Chepina Pernía, Fátima de Armas Padrón, María Celia Padrón Acosta, Elena Morales, Airam López. Al fondo, la torre de la basília de la Candelaria

~~~

130818Airam-Elena-CHP-Candelaria3

18/08. Airam López, Elena Morales, y Chepina Pernía

~~~

130818-CMP-CHP-M-Celia-Elena-Airam-F[1]

18/08. Carlos M. Padrón, Chepina Pernía, María Celia Padrón Acosta, Elena Morales, Airam López, y Fátima de  Armas Padrón

***

Para colmo, el 19/08 fuimos a visitar a Pedro Bravo Padrón, primo mío y también compadre, a quien quiero mucho porque en momentos críticos fue para mí como un hermano.

En agosto/2012 le dio un ACV, y siendo él, como siempre ha sido, un hombre optimista, batallador y altruista, lo encontré en tan mal estado de ánimo, alicaído, desmemoriado (creyó que Chepina, a quien conoce muy bien, era una de mis hermanas) y entregado que, convencido de que no volveré a verlo, salí de allí con el alma en el piso. (Ver nota al final).

***

Ya un tanto repuesto fuimos a la Plaza Weyler a la acostumbrada cita con Ricardo García y su hija Fabiola.

clip_image0134

19/08. Ricardo García y su hija Fabiola, en Plaza Weyler.

***

El 21/08, con Gilberto y su esposa Candelaria (Yaya), almorzamos en El Sauzal, luego de que fracasara nuestro intento de hacerlo en el Restaurante La Bicicleta, ubicado en Las Mercedes y propiedad de una pariente mía.

clip_image0154

21/08. Yaya, Chepina Pernía, y Carlos M. Padrón. Al final del almuerzo y frente al restaurante

~~~

clip_image0174

21/08. Chepina Pernía, Carlos M. Padrón, y Gilberto Cruz. Al final del almuerzo y frente al restaurante

~~~

De regreso de El Sauzal, Gilberto nos dejó en casa de los Quirantes porque yo quería ver de remediar el entuerto que le había causado en su PC, pero, una vez más, y como ya dije, fracasé en el intento.

A las 19:00 nos recogieron de allí Roberto González y su esposa Asela, y fuimos todos a casa de Claudio González, que nos había invitado a cenar.

clip_image0184

21/08. Roberto González, Asela, Chepina Pernía, Claudio González, y detrás, Mayela (esposa de Claudio).

~~~

Las foto que sigue es cortesía de Roberto González Rodríguez, y fue tomada en automático.

clip_image0194

21/08. Roberto González, Chepina Pernía, Carlos M. Padrón, Asela, Claudio González, y Mayela

***

El 22/08 nos recogió Lucy en el hotel a las 11:00, fuimos con ella a su casa, almorzamos allí, y en la tarde nos dejó en el aeropuerto para el vuelo a Barcelona-Stuttgart.

130822CMP-Ly-CHP-alm-casa-Ly4

22/08. Carlos M. Padrón, Lycy de Armas Padrón, y Chepina Pernia. Almuerzo en casa de Lucy

***

Desde el 23/08 y hasta el 27/08 estuvimos en Stuttgart (Alemania), pero ese viaje no es objeto de este reportaje. Volamos el 22/08, vía Barcelona, llegando a Stuttgart el 23/08. Y el 27, también vía Barcelona, regresamos a Tenerife, llegando sobre las 10:00 del día 28. A las 13:00 tomamos un avión hacia La Palma.

En el aeropuerto de La Palma nos esperaban Javier Simón y Francisco Lorenzo, y con ellos, y en el carro de Javier, llegamos a mi casa natal, en El Paso.

clip_image0224

28/08. Mi casa natal

~~~

A la casa —ahora un poco diferente a cómo se ve AQUÍ se llega por este “amplio y moderno” bulevar, al que seguimos llamando “El callejón”. El extremo del fondo —entrada y salida de la casa— conecta con la calle Dr. José María Brito Pérez, y el extremo contrario —primer plano en la foto— termina en el patio delantero de la casa.

clip_image0244

En la casa nos recibieron mis hermanas, María Celia Padrón, y María del Carmen Padrón.

***

29/09. A las 18:00 se celebró en la iglesia del pueblo una misa, encargada por mis hermanas, por el descanso del alma de mi hermano Tomás.

Fue una misa oficiada sólo para él, y me asombró la gran cantidad de familiares, vecinos, amigos y conocidos que se congregaron para ese acto. Desde aquí, y una vez más, mi agradecimiento a todos ellos.

***

Tal vez para tratar de levantarme el ánimo cuanto antes, varios de mis amigos nos habían organizado un almuerzo en el restaurante La Casa del Mar (Tazacorte), y allá fuimos el viernes 30/08 a mediodía.

Las dos fotos siguientes son cortesía de Gilberto Cruz.

clip_image0264

30/08. Wifredo Ramos (trasegando gofio escaldado y pescado), Álvaro (Adolfo) Taño, y Francisco Lorenzo

~~~

clip_image0284

30/08. José María Brito Pérez, Carlos M. Padrón, Juan Enrique Brito, Laura (esposa de José María), y Javier Simón

***

clip_image0304

30/08. Chepina Pernía, y Loly (esposa de Wifredo Ramos).

~~~

clip_image0324

30/08. Juan Antonio Pino, y su esposa Begoña

~~~

clip_image0344

30/08. Wifredo Ramos, y Álvaro (Adolfo) Taño

~~~

clip_image0365

30/08. Francisco Lorenzo, y José María Brito

~~~

clip_image0374

30/08. Detrás: Oswaldo Izquierdo, y Javier Simón. Delante: Juan Enrique Brito, y Laura

~~~

clip_image0394

30/08. De pie y al fondo: Oswaldo Izquierdo. Sentados: Wifredo Ramos, Álvaro (Adolfo) Taño, Francisco Lorenzo, José María Brito, Carlos M. Padrón

~~~

clip_image0414

30/08. Isabel Rodríguez (esposa de Javier Simón), y Chepina Pernía

~~~

clip_image0434

30/08. Juan Antonio Pino, y Oswaldo Izquierdo

~~~

clip_image0454

30/08. Juan Enrique Brito, y Laura

~~~

Terminado el almuerzocto, Wifredo Ramos, cronista oficial de la ciudad de El Paso, nos hizo una exposición en homenaje al pintor, fallecido recientemente, Juan Fernández González, nombrado Hijo Adoptivo de El Paso.

clip_image0475

clip_image0481

clip_image05011

clip_image05211

***

Las fotos que siguen, hasta las dos de las tertulias inclusive, son cortesía de Juan Antonio Pino.

clip_image0544

30/08. En el sentido de las agujas del reloj: Chepina Pernía, Loly, Begoña, Gilberto Cruz (en la cabecera de la mesa), Wifredo Ramos. Francisco Lorenzo (sólo la parte posterior de su cabeza), José María Brito (apenas la parte superior de su cabeza), Carlos M. Padrón, Juan Enrique Brito

~~~

clip_image0554

30/08. Chepina Pernía

~~~

Tertulias a la salida del restaurante.

La de damas:

clip_image0564

30/08. Loly, Begoña, Laura y Chepina

~~~

Y la de caballeros:

clip_image0574

30/08. Juan Enrique Brito, José María Brito, Carlos M. Padrón, Gilberto Cruz, Álvaro Taño, Oswaldo Izquierdo, Juan Antonio Pino

***

En la tarde del 30/08 fuimos a Puerto Naos con mis hermanas, donde pudimos disfrutar de las puestas de sol que desde allí son tan comunes y bellas.

clip_image0584

***

31/08. Al estar en casa no podían faltar, al menos para un almuerzo, los platos que comí a diario por unos 18 años: gofio escaldado, potaje, carne de res o de cochino, y mojo verde. Esta vez preparados por mis hermanas,

clip_image0594

31/08. Mis hermanas, María Celia Padrón Pérez (el Pérez es para distinguirla de nuestra prima, María Celia Padrón Acosta), y María del Carmen Padrón, en la cocina de la casa

~~~

clip_image0614

31/08. Eduardo Lorenzo, Chepina Pernía, María del Carmen Padrón, y María Celia Padrón, durante el almuerzo

~~~

clip_image0625

31/08. María del Carmen Padrón, y Carlos M. Padrón. En primer plano, un recipiente con gofio escaldado y un plato con potaje.

***

El domingo 01/09 subimos con mis hermanas al Pino de la Virgen porque se celebraba la romería. Tampoco allí tomé fotos.

***

02/09. Desde 2006, los cuatro que en 1956 vivimos la Odisea en La Caldera —Ángel Díaz (Lelo), Wifredo Ramos, Gilberto Cruz, y Carlos M. Padrón— hemos adoptado la costumbre, siempre que yo esté por allá, de ir en grupo a La Cumbrecita y a El Riachuelo a conmemorar nuestra inolvidable odisea, y esta vez lo hicimos de nuevo para conmemorar el 57° aniversario de tan memorable aventura.

clip_image0644

02/09. Carlos M. Padrón y Chepina Pernía. En el patio frente a la bodega de la familia de Lelo, donde paramos a surtirnos de vino de la tierra.

~~~

clip_image0664

02/09. En La Cumbrecita, al borde de La Caldera —punto que desde nuestra odisea estableció Lelo como el más próximo a La Caldera al que él llegaría en adelante (y lo ha cumplido)—, Carlos M. Padrón, Wifredo Ramos, Gilberto Cruz, y Ángel Díaz (Lelo)

~~~

Foto cortesía de Gilberto Cruz

clip_image0674

02/09. Los dos principales protagonistas de la odisea en La Caldera: Ángel Díaz (Lelo), el rescatador, y Carlos M. Padrón, el rescatado.

~~~

clip_image0694

02/09. Carlos M. Padrón, Chepina Pernía, Ángel Díaz (Lelo), y Gilberto Cruz

Una vez hechas en La Cumbrecita las fotos de rigor, el programa exige bajar a El Riachuelo a celebrar debidamente con un refrigerio generosamente regado con vino de la tierra.

clip_image0714

02/09. Frente a “la mesa” del refrigerio, Wifredo Ramos, Carlos M. Padrón, Gilberto cruz, y Ángel Díaz (Lelo)

~~~

clip_image0734

02/09. Terminado el refrigerio, mientras Gilberto Cruz hace una siesta, Ángel Díaz (Lelo) explica a Chepina algunos detalles de nuestra odisea.

~~~

clip_image0754

02/09. Sigue la siesta y la explicación. Gilberto Cruz, acostado, y detrás Ángel Díaz (Lelo), Chepina Pernía, y Wifredo Ramos

~~~

clip_image0774

02/09. Artista al fin y al cabo, Wifredo nos sorprendió con esta especie de pancarta conmemorativa del evento que celebrábamos.

~~~

clip_image0784

02/09. Pancarta que aquí puede verse en más detalle

Al final nos comprometimos a reunirnos de nuevo —sin perjuicio de que también sea antes— a celebrar el 60° aniversario, o sea, en 2016. Esperemos que, como dice la pancarta, haya para entoces salud y vida, y todos podamos asistir a esa cita.

***

El martes 03/09, Javier Simón nos llevó en su carro a Santa Cruz de La Palma porque, por insistencia suya, el viernes 30/08 entré a la página web de la Policía de esa ciudad, pedí cita para renovar mi DNI y, para mi grata sorpresa, me la dieron para el 03/09.

Entre espera y trámite, sólo tuve que estar unos 20 minutos en las oficinas de la Policía, y salí con mi DNI renovado por última vez, o sea, que no tiene fecha de caducidad. A veces el ser viejo trae sus ventajas 😦

***

04/09. El amigo y vecino de la infancia, Luis Herrera, nos organizó un almuerzo en su bodega ubicada en la vertiente norte de la Montaña de Enrique, desde donde se disfruta de esta hermosa vista de la parte alta de El Paso, con el malpaís abajo, y el Bejenado al fondo. Gracias, Luis, por tan amable invitación.

clip_image0824

~~~

A fin de “ganarse el pan”, antes de la comida —que estuvo de calidad A1, y más que amena por la amistosa concurrencia— Chepina ayudó en la elaboración de taquitos de jamón con melón.

clip_image0844

04/09. Chepina Pernía

~~~

clip_image0865

04/09. Fidel González, Wifredo Ramos, Javier Simón, y Carlos M. Padrón

~~~

clip_image0884

04/09. Al fondo: Miguel Díaz, Manuel Ángel Yanes, Felipe Yanes, Jose María Brito, Oswaldo Izquierdo (buscando señal para su celular). De espaldas: Juan Enrique Brito. Delante: Carlos M. Padrón

***

03/09. Para probar la mayor cantidad de productos de la tierra —además del vino—, nada mejor que un surtido desayuno representativo de El Paso agropecuario de mis tiempos.

clip_image0904

~~~

clip_image0925

03/09. En la noche, cena familiar en Puerto Naos, a base de papas fritas, calamares y cerveza.

***

05/09. Almuerzo en casa antes de que Javier Simón nos llevara en su carro al aeropuerto para iniciar el regreso con el vuelo a Tenerife.

clip_image0944

05/09. María del Carmen Padrón, Víctor Hernández Padrón, Carlos M. Padrón, Chepina Pernía, y María Celia Padrón

El 05/09 nos recogió Lucy en el aeropuerto de Los Rodeos, fuimos con ella a su casa y participamos en la celebración de un cumpleaños.

130905C-Daniela3

05/09. Fila trasera: María Celia Padrón Acosta, Román Morales, Lucy de Armas Padrón, Elena Morales, Airam López. Fila delantera: Daniela Martínez, Alejandro López, Marina Martínez, Sofía Martínez

En esta foto, cortesía de Lucy de Armas Padrón, hay 4 generaciones.

  • 1ª.- María Celia Padrón Acosta (pongo el segundo apellido para distinguirla de mi hermana, María Celia Padrón Pérez).
  • 2ª.- Lucy y Fátima son hijas de María Celia. Fátima no aparece en esta foto pero sí en las de Candelaria, del 18/08.
  • 3ª.- Airam y Alejandro son hijos de Lucy
  • 3ª.- Elena y Román son hijos de Fátima
  • 4ª.- Daniela, Marina y Sofía son hijas de Elena

Dormimos esa noche en casa de Lucy, y en la mañana del viernes 06/09 ella nos dejó en el aeropuerto y volamos de regreso a Caracas.

***

Al rememorar todo esto, sólo me queda hacer llegar mi agradecimiento a todos los amigos que, al igual que en viajes previos, como el de 2009, se preocuparon, esta vez con más ahinco, de levantar mi ánimo y hacer agradable esta nuestra estada en Tenerife y en La Palma. ¡Un abrazo para todos!

 

(1) El domingo 20/10/13 nos dejó mi querido primo (q.e.p.d.), campeón de la concordia y la conciliación, y padre por excelencia. Aquí la foto más reciente que de él tengo.

090800Pedro-Bravo-Padrn3

Agosto/2009. Pedro Bravo Padrón †

****

COMENTARIOS

CMP

En respuesta a Ana M. Padrón.

Cierto. Gracias.No ando bien.

 

Ana M. Padrón
Creo que te equivocaste en la fecha de la muerte de Pedro. En lugar de 20 de septiembre fue 20 octubre.

 

María Elena Veronese

Hola, Carlos y Chepina, antes que nada, sentido pésame.

¡Un abrazo!

 

CMP
En respuesta a Lucy de Armas Padrón.

Lucy, gracias por entender mi estado de ánimo, y disculpa si por ese motivo les agüé la fiesta.

Como ya dije, hice tiempo para que llegaran las fotos, pero las tuyas, que yo recuerde, no las he visto, aunque he revisado entre los e-mails recibidos después del pasado 06/09.

Si quieres, mándamelas que con gusto las añado. Y gracias anticipadas.

 

Lucy de Armas Padrón
Como siempre, un reportaje estupendo y esperado por mí, aunque en éste echo en falta tu humor y las pequeñas anécdotas que sueles contar y que te caracterizan, pero es comprensible, pues es de las veces que mas “pocho” y ausente te he visto, y no era para menos.

Fue un duro palo el que la vida nos ha dado, y lo peor es que nos lo seguirá dando, desapareciendo nuestros seres queridos y, más aún, sin esperarlo. Es ley de vida aunque nos cueste aceptarlo. Así que no nos queda otra que resignación y recordarlo con cariño, como es mi caso, y aprovechar al máximo el tiempo en unión con nuestras familias y disfrutarlas mientras podamos.

Los amigos los buscamos, pero la familia es la que es, y no hay más, y para los dos días que vivimos resulta cuando menos una pérdida de precioso tiempo, que cada vez entiendo menos, el que no pasemos de largo de las desavenencias que muchas veces ocurren, porque lo bonito es estar en paz y armonía, y vivir desinteresadamente con todos, pues, a fin de cuentas, todo se queda aquí, y lo único que nos llevaremos serán las vivencias y los recuerdos, que deberían ser todos buenos.

Sí, buenos recuerdos, a pesar de los pesares, como de seguro te los habrás llevado tú de los días transcurridos en estas islas. Abrigo la la esperanza de que tu próximo viaje sea mucho mejor, y yo pueda colaborar en ello.

Por cierto, faltan las fotos que tomé y que creo que te di. Te lo perdono porque sé que no estabas bien y tal vez por eso no lo recuerdes, pero hacerlas las hice, tanto en Candelaria como en el almuerzo en casa.

El fuerte calor que hacía esos días también pudo haber contribuido a tu olvido. Lo importante es que estuvimos reunidos y compartiendo, estrechando lazos familiares y de amistad.

Un fuerte abrazo esperando que pronto volvamos a reunirnos para disfrutar de vuestra presencia.

Gracias por tu entrañable relato.

Un abrazo.

 

Chepina
Carlos, leyendo tu crónica recuerdo cada instante del viaje. Fue impactante la noticia de la muerte de Tomás, pues unos días antes se había despedido de mí como siempre lo hacia: “Hasta luego, cariño”. Siempre lo recordaré.

Como en viajes anteriores, la familia y amigos siempre nos han recibido y atendido como si nos hubiéramos visto ayer. Gracias a todos por tanto cariño. Se les quiere.

 

Vivian
Carlos, conociéndote como te conozco, la expresión que tienes en muchas de las fotos dice mucho de tu estado de ánino. Lo siento.

 

CMP
Ana, aún consciente como estoy de lo cierto que dices acerca de lo apreciado que fue tu padre (q.e.p.d.), mi asombro viene porque la misa fue un día entre semana y época veraniega, cuando mucha gente se va del pueblo (por ejemplo, a Puerto naos), convocada con poca antelación a la acostumbrada, y porque a ella asistieron personas que, por muy jóvenes o por ser de otros pueblos, no conocieron a Tomás.

 

Ana M. Padrón
Muy emotivo el inicio de tu resumen, aún con lágrimas en los ojos, después de dos meses, al recordar la muerte de mi amadísimo padre.

Me permito indicarte lo siguiente, copio textual: “Fue una misa oficiada sólo para él, y me asombró la gran cantidad de familiares, vecinos, amigos y conocidos que se congregaron para ese acto”.

No comprendo tu asombro, ya que mi padre fue una persona muy querida, respetada y admirada por todos. Eso se lo ganó con su forma de ser y su actitud, cosa, que de lo poco que recuerdo, heredó de su padre, que es el tuyo, mi querido abuelo Tomás.

Todos los días le agradezco a Dios por haberme privilegiado con ser su hija, hija de Tomás J. Padrón.

Ana M. Padrón

 

CMP
En respuesta a Charo.

Gracias, Charo.

Lo de la memoria es relativo, pues, si quieres, te puedo decir qué de notorio hicimos, y cuándo (hora aproximada incluida), cuando estuvimos ahí. Para eso sirven las agendas.

Uno de los “deportes” favoritos en Canarias es comer. ¡Qué va uno a hacer sin encima te invitan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s