[Hum}— El cura y las alturas

Un cura y uno de sus monaguillos iban en avión en un viaje un tanto largo. El cura, que padecía de aerofobia, le preguntó al monaguillo:

“Hijo, ¿a qué altura estamos?

“A 3.000 pies, Padre”, respondió el monaguillo.

Y el cura le pidió a la aeromoza que, por favor, le trajera un vino. La aeromoza le trajo una de esos botellines que dan en los aviones. Al rato el cura vuelve a preguntarle al monaguillo:

“Hijo, ¿a qué altura estamos?”

“A 6.000 pies, Padre”, respondió el monaguillo.

El cura pidió otro vino y le trajeron otro botellín. El avión siguió subiendo y los hechos repitiéndose, hasta que el cura se rascó y le preguntó al monaguillo:

“Hijo [hip], ¿a qué altura estamos [hip[?”

“A 12.000 pies, Padre”

El cura quedó en pensativo silencio, ante lo cual el monaguillo le preguntó:

“Padre, ¿no va a pedir otro vino?”

Y el cura le respondió:

“¿Qué quieres, que se entere San Pedro?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s