[*ElPaso}– El más breve discurso político dado en El Paso

05-01-11

Carlos M. Padrón

Para cuando comencé a tener lo que llaman «uso de razón», ya estaba entronizado el franquismo, de forma que en mi niñez y adolescencia casi que no escuché hablar de política.

Sin embargo, sí se contaban algunas anécdotas de cuando esa actividad despertaba pasiones en muchos pasenses, entre los cuales no estaba mi padre que siempre fue refractario a ella y tal parece que, por suerte, me contagió ese rechazo.

De tales anécdotas sólo recuerdo la protagonizada por un pasense de apellido Galeno, hombre ya muy viejo cuando lo conocí, que, como los más de los campesinos del pueblo, era pragmático, contundente y parco en sus expresiones, y tal vez por la primera de estas características no quería saber nada de comunismo, ideología que tuvo cierta efervescencia en La Palma antes de 1936, cuando eran frecuentes los mítines en todos o al menos en algunos pueblos de la Isla.

En uno de tales mítines en el que participaron oradores de diferentes partidos, luego de que por el bando comunista hicieran uso de la palabra varios de sus líderes, Galeno, hastiado de lo que éstos dijeron, tomó su turno en el estrado y, sin otros preámbulos y en voz bien alta para que todos lo oyeran, redujo su discurso a esta sabia expresión:

«Comunistas, ¡sois cabras y ovejas sueltas en el campo de la poca vergüenza!»

Una metáfora que, tal vez por lo acertada, aún se recuerda —y lo demuestra este escrito— después de 75 años.