[*Drog}– Un elixir que cura las penas de amor

Una noticia realmente buena: la Ciencia parece querer preocuparse por hacer algo para combatir el drogamor, y ya reconoce que drogamor y amor son diferentes: el primero es instintual y el segunda intelectual. Bien que lo dijo M. Scott Peck: “El amor NO es un sentimiento”.

Carlos M. Padrón

***

26.07.07

(PD/EFE).- El tópico del elixir del amor para superar las penas del corazón podrá ser próximamente una realidad gracias a la ciencia que estudia los mecanismos bioquímicos del enamoramiento y el desamor.

Así lo afirma el médico y escritor Federico Ortiz Quezada, que acaba de publicar el libro “Amor y desamor». Ortiz, de 72 años, es médico cirujano de la Universidad Nacional Autónoma de México, con posgrado en Urología en la Universidad de Cornell de Nueva York, y es autor de 34 libros sobre diversos temas, entre ellos de sexualidad y tanatología.

“En un futuro se podrán resolver por medio de la química los problemas del amor y desamor», asegura el experto, quien afirma en su obra que “cuando dos personas se atraen sexualmente una cascada de neurotransmisores recorre su cerebro y su cuerpo. Tales agentes son oxitocina, fenilenetilamina, adrenalina, noradrenalina, serotonina, dopamina, vasopresina, endorfina, así como las hormonas sexuales testosterona y estrógenos».

Hormonas para la fidelidad

El especialista indicó que la ciencia ha comenzado a conocer los mecanismos biológicos del amor y del odio, y que relacionadas con el enamoramiento existe “Toda una serie de hormonas que están siendo investigadas, las cuales contribuyen a que determinado tipo de animales sean fieles. Entonces sí podría inducirse ese tipo de situaciones amorosas, y se podrían arreglar en el hombre; pero todavía falta mucho», afirmó Ortiz.

Para el experto, como ejemplo de que la química puede contribuir a solucionar problemas vinculados con la sexualidad, está el uso actual de los fármacos para solucionar los problemas de disfunción eréctil, “y, de la misma manera, muchos problemas de la menopausia, entre éstos la disminución del deseo sexual, son arreglados con testosterona».

“Puede haber un elixir del enamoramiento, de la atracción, pero el amor es algo más cerebral y apenas comenzamos a entenderlo», dijo el autor, y precisó que el amor se encuentra en el nivel de la conciencia humana.

Diferencias entre sexo y amor

El amor es una construcción intelectual por el que desarrollamos “toda nuestra capacidad multisensorial, todos nuestros sentidos, nuestra inteligencia y nuestra ética». Aseguró que la sexualidad y el amor son cosas diferentes, que la primera tiene una base biológica y el segundo es intelectual, está en la conciencia.

Ortiz explicó también que, por naturaleza, el ser humano es polígamo, pero que la cultura lo ha convertido en monógamo.

PD.

[*FP] De Carpádrez: Mantener la esperanza

1997

Cuando se es víctima de la incomprensión y de la injusta acusación a ultranza, el poder manifestarse, aún sin garantía de respuesta, es un desahogo necesario. Y aunque sé que si no pregunto me hará menos daño que no me contesten, si no pido me hará menos daño que no me den, y si no llamo me hará menos daño que no me respondan, siempre mantendré la esperanza.

.
Carlos M. Padrón

[*ElPaso]– ‘Mensajera la brisa’, lo dijo el poeta Antonio Pino Pérez

Carlos M. Padrón

La brisa, ese fenómeno meteorológico que se da en El Paso en cualquier época del año y sin aviso previo, aparece sobre la Cumbre Nueva —cordillera que enmarca a El Paso por su lado Este— en forma de enorme catarata de nubes que parece espuma blanca cayendo hacia el pueblo, como si fuera a inundarlo.

La Cumbre Nueva, totalmente despejada.
~~~

La Cumbre Nueva cubierta por la brisa que, a caballo sobre ella, se derrama hacia el valle en un caer que nunca cae.

La descripción que de la brisa da don Antonio Pino en el poema que sigue me parece magistral. Es tan gráfica que mientras leo el poema me parece estar viendo la brisa, escuchándola (el viento que genera aúlla) y sintiéndola en pleno esplendor y apogeo.

Pero cuando en época de invierno ese viento llega cargado de agua, proyecta con gran fuerza gotas de ésta que se clavan como alfileres en la humanidad de los caminantes. El lado negativo de la brisa, como el desastre que el viento causa y los alfileres acuosos que clava, no lo menciona el poema porque para don Antonio Pino, poeta al fin y al cabo, lo positivo de ese fenómeno eclipsa su parte negativa.

Creo que si la brisa pudiera leer lo que sigue, decidiría ajustar su comportamiento a lo que de ella cuenta el poema.

***

MENSAJERA LA BRISA

Alas blancas tendidas en la prisa del vuelo
que portáis un mensaje de los mares del cielo,

detened vuestros juegos en la cumbre cimera
porque una voz de alturas nuestras almas espera…

Desbordado rebaño de corderos de bruma
que en la lluvia fundidos se volvieron de espuma,

para ungir a los brezos con su fresca delicia
y envolver a los pinos en la blanda caricia

de los besos sin huellas y las risas andantes
que, volando, vinieron de regiones distantes…

Haz un lecho mullido con tus plumas ligeras
para que en él descansen las muertas primaveras,

y quédate en los sueños que alumbraran la vida,
pues tú los resucitas de la ilusión perdida.

Danos paz y consuelo con tu alada ventura
que nos trae canciones de los mares de altura…

Y dale a los almendros, cuajados de rubores,
las albas trasparencias que sueñan sus flores.

Que siempre vuelva y venga mensajera la brisa
y en su blonda opulencia fulgure una sonrisa…

Que en su manto de nubes de la cumbre colgado
viene envuelto el misterio del milagro esperado…

Son frescas ilusiones de nuevo desatadas,
Son nuestras esperanzas, arriba en oleadas,

que caen y no caen y pasan sin pasar,
son alas inocentes que vuelan sin volar…

Con plumas de los ángeles hicieron sus ropajes
que a veces se desflecan riñendo en los ramajes.

Se embarcan en los vientos en su fugaz huída
y se van como vienen sin una despedida.

En el invierno cantan, en el otoño rezan,
en el verano ríen, y en primavera besan.

Unas veces son blancas, con blancuras de armiño,
con la clara blancura de los sueños de un niño.

Otras veces naranja, de un naranja encendido
que se alumbra en las glorias de un ocaso vencido.

Y en las tardes de invierno, con sus pardos sayales,
retadoras avanzan con sus furias triunfales.

Muchas veces son grises en la gris lejanía,
y esclarecen y alumbran en las luces del día.

Pero siempre son bellas, con sus olas fragantes,
femeninas, lujosas, con sus ondas cambiantes,

cuando suben o bajan, cuando riñen o juegan,
cuando cantan o rezan, cuando huyen o llegan,

que son rosas del cielo embriagadas de brumas
que besaron las almas con sonrisas de plumas.

Y en la angustia y el llanto y en la cruz del tormento
un mensaje dijeron al pasar en el viento

que hizo luz en las sombras… y en las noches oscuras
arroparon con nieblas a las muertas venturas;

que un sudario piadoso a la tarde le ofrecen,
y en los amaneceres nuevamente florecen;

que si nacen o mueren, fulgen siempre rientes,
que son rosas del cielo,… ¡y son rosas creyentes!

1958

[*ElPaso}– “Dándole vueltas al viento” / Poemas de Antonio Pino Pérez: 8 – No estás sola

NotaCMP.- A la Virgen del Pino, cuya imagen, en procesión, ilustra esta foto:

No estás sola

I

No estás sola en el bosque de pinos
que circundan de verde el Santuario,
que yo he visto llegar peregrinos
a tu templo de luz solitario.

En la ruta de tantos destinos
se despierta un fervor legendario,
donde oí de las aves los trinos
y a mi madre rezando el Rosario.

No estás sola, Señora, la brisa,
cuando baja a besar tu belleza,
se atropella cayendo de prisa

en flotantes cascadas de bruma,
esparciendo frente a tu pureza
impalpables sonrisas de espuma.

II

No estás sola, mi Virgen morena,
en la cumbre sirviendo de guía
a este pueblo creyente que llena
tu santuario de fe y alegría.

Que una madre te invocó en su pena
de mortal y terrible agonía,
y algún triste al romper su condena
yo lo vi que a buscarte subía.

Y presiento las almas perdidas
restañando sus viejas heridas
en tu santa virtud misteriosa.

No estás sola, Señora del Cielo,
¡que las aves suspenden el vuelo
por cantarte con voz melodiosa!

[*Otros}– Palmeros en América / David W. Fernández – Padre José de Arce y Rojas, «Apóstol del Paraguay» (4/4)

Padre José de Arce y Rojas, “Apóstol del Paraguay” (4/4)
(1640-1715)

Los payaguas prepararon una emboscada al padre Blende en la que le dieron muerte, y esperaban al padre Arce para sacrificarlo de igual modo. El padre Arce, al no hallar el barco ni al padre Blende, compuso una embarcación y en ella se embarcó con los trece neófitos a principios de diciembre. Hallo los cadáveres del padre Blende y sus compañeros, y desatendiendo el peligro de encontrarse con los payaguas cayó en manos de ellos. Al primer lance aferraron la embarcación y la llevaron a tierra.

El primero que entró en ella fue Cotaga, hijo de un hechicero, que, llegado al padre Arce, le sacó a la playa echándole con ímpetu en el suelo, para lo cual fue menester muy poco por lo débil que se hallaba, y le dio tan fiero golpe en la cabeza que le quitó al punto la vida sin poder decir otra cosa sino: “Hijos míos muy amados, ¿por que hacéis esto?». Los demás compañeros fueron asesinados también, salvo uno que se salvo.

Los asesinos llevaron el cuerpo del padre Arce al otro lado del río y lo entregaron a los guaycurús, cómplices de ellos. Estos tomaron el cadáver y lo maltrataron y zahirieron. Era diciembre de 1715.

Así falleció el Padre Arce, cuando buscaba el ansiado camino para el Perú, que había de facilitar extraordinariamente las tareas apostólicas del Chaco. Tenía casi 75 años de edad; 45 de religión y 29 de profesión de cuatro votos, que había hecho el 15 de agosto de 1686. Se supo la muerte del padre Arce por cuatro compañeros cristianos llamados José Mazzabis, Jacinto Poquibiqui, Pablo Tubari y Pedro Melchor Guarayo, que habiendo sido esclavos de los payaguás fueron rescatados por los padres en el primer viaje, y en éste los había llevado el padre Arce como intérpretes, quedando ahora esclavos por segunda vez de los payaguas.

Pero también se libraron nuevamente, pues en enero de 1718, en compañía de una india asionés, también esclava, y pretextando ir en busca de frutos silvestres, se fugaron, llegando a San Rafael de los Chiquitos. En Asunción el P. M. Fr. Jose de Zerza, comendador de Nuestra Señora de la Merced, amigo íntimo del padre Arce por haber sido su discípulo de Filosofía, dice que en el momento de su martirio lo vio entrar en la celda y le dijo con tierno afecto: “Hijo, encomiéndame a Dios, porque me hallo en grandes angustias».

Además de las fatigas que pasó entre los chiriguanás, chiquitos y guaraníes, en el descubrimiento del río Paraguay, y las conversiones que hizo en las iglesias que fundó, aprendió los lenguajes chiquito, quichuo, guaraní, chiriguaná y payaguá. Fue de aventajado talento en el púlpito.

Hallándose en Córdoba de Tucumán, en cuya Real Universidad fue descargado de la ocupación de leer las Facultades mayores, se le encargó predicar sobre las virtudes de San Francisco Javier, en la festividad de este santo, y por modestia al subir al púlpito se excusó de no tener dotes de orador y, en lenguaje poco elegante, dijo algo de doctrina cristiana. Cierto discípulo suyo en Filosofía, en teatro público y en traje de bufón, representó dicha acción moviendo a risa a los oyentes. El padre Arce, en lugar de ofenderse, se lo agradeció, por lo que aquél, en adelante, se convirtió en panegirista de sus virtudes.

Vistió siempre con mucha humildad y era parco en el comer. En una calabaza que le servia de olla, escudilla y vaso, cocía un poco de maíz con agua y, sin otro aderezo, lo comía, y sólo por enfermedad comía un pedazo de carne mal asada.

Así fue la vida de este misionero que ha merecido de la posteridad el sobrenombre de “Apóstol del Paraguay».

[*Otros}– Palmeros en América / David W. Fernández – Padre José de Arce y Rojas, «Apóstol del Paraguay» (3/4)

Padre José de Arce y Rojas
(1640-1715)

En este año de 1691 recibió en Tarija, donde se hallaba de visita el Padre Provincial, R. P. Gregorio de Orozco, la carta del Gobernador de Santa Cruz de la Sierra, que desde Tariquea le enviaba el padre Arce. El Padre Provincial ordenó a] padre Arce que fuera en busca de los orígenes del río Paraguay y visitara las dos recién fundadas reducciones de los chiriguanás, Presentación y San Ignacio, explorando en el interin las voluntades de los chiquitos y de las otras tribus indias que se hallasen dispuestas a recibir la evangelización. Ordenábale, asimismo, que a lo largo de la ribera de aquel río esperara la llegada de varios padres que habrían de salir de las misiones de los guaraníes, y emprendieron por agua el camino hacia el lago de los Xarajes a fin de que fueran sus compañeros en las conversiones de aquellos pueblos,

El padre Arce, en ejecución de esta orden, partió de Tarija con el hermano Antonio de Ribas, pero al llegar a Santa Cruz de la Sierra, en noviembre de 1691, lo halló cambiando de gobiemo. El nuevo Gobernador lo desanimó en su empresa poniéndole muchos obstáculos, pero, vencidos éstos, se dispuso con su acompañante, y dos mozos que le servirían de guías hasta las primeras rancherías de los pinocas, a penetrar en la tierra de los chiquitos, poniéndose en marcha el 9 de diciembre de 1691 y llegando en los últimos días de dicho mes, después de vencer las dificultades del camino. Hallaron a los indios contagiados de viruela, y determinaron quedarse entre ellos.

El 31 de diciembre levantaron una cruz delante de la cual rezó el padre Arce la letanía lauretana estando todos los indios arrodillados. El 14 de enero de 1692 tenía ya acabada la iglesia que se llamó de San Francisco Javier de los Pinocas. Comenzó a predicar el evangelio con todo éxito. Su fama llegó a los perroquis, que estaban más adelante, cerca de Santa Cruz de la Sierra, los cuales alimentaron en tal número la feligresía que el padre Arce enfermó debido al esfuerzo en su trabajo.

A mediados de febrero de 1692 llegó hasta ‘la reducción de San Francisco Javier de los Pinocas la noticia de que los portugueses de San Pablo y otros lugares del Brasil habían pasado en enero el río Paraguay, y se decía que querían destruir Santa Cruz de la Sierra. En conocimiento de esto, el padre Arce, con tres indios prácticos pasó por los boros, tabicas, taucas y otros, siempre con rumbo hacia Oriente y siendo recibido por todos los indios con muestras de alegría y peticiones de que los evangelizase.

Comprobó la presencia de los mamelucos, porque desde los taucas se oían los tiros de sus escopetas, y logró que los indios se retirasen, escogiendo el Capoco, donde poco después se fundó la reducción de San Rafael de los Chiquitos. Volvió el Padre Arce a la reducción de San Francisco Javier de los Pinocas, distante unos 300 kilómetros de estos parajes, y luego fue a dar lo ocurrido al Gobernador de Santa Cruz de la Sierra, quien despachó un cabo y doce soldados para que reconocieran la tierra y certificasen el número de fuerzas del enemigo, y con su noticia despachó 130 soldados, con su caudillo. Al llegar a San Francisco Javier de los Pinocas se ie juntaron 500 indios chiquitos flecheros. El padre Arce dispuso que la reducción de San Francisco Javier de los Pinocas se trasladara a un lugar más cómodo y abierto, y que era a su vez más seguro y fuerte, sobre el río que los indios llamaban Apere y los españoles San Miguel. Así quedó desamparado el antiguo emplazamiento de la reducción [3].

En este tiempo fue nombrado Provincial el R. P. Lauro Núñez, por lo que el padre Arce se vio precisado a volver a Tarija con el fin de consultarle. De paso por los chiriguanás, encomendó el pueblo de Presentación al cuidado del padre Zea, y el de San Ignacio a los padres José Tolu y Felipe Suárez.

Una vez en Tarija, el nuevo Padre Provincial ordenó que el padre Zea le sucediese en el oficio de Superior, y él se quedase en Presentación, y que los padres Diego Centeno y Francisco Hervás pasasen a los chiquitos.

Con motivo de haber sido descubierto lo que ellos pensaron que era el río Paraguay por la banda de los chiquitos, y que era en realidad un lago, el Padre Superior, R. P. Jose Tolu, determinó que pasasen a dar la noticia al Padre Provincial que lo era, por segunda vez, el R. P. Lauro Núñez. Éste se llenó de gozo y dispuso que los cinco misioneros antiguos de los guaraníes, con un padre coadjutor, fueran en busca del camino que ya se juzgaba descubierto por la otra banda del río Paraguay; fueron éstos los padres Bartolomé Ximénez, Juan Bautista Neuman, además de los padres Zea, Arce, Hervás y e] hermano Silvestre González. Salieron de Candelaria el 10 de mayo de 1703 y regresaron el 7 de enero de 1704, después de infructuosa búsqueda. El 9 de enero salieron de Asunción para volver a los guaraníes, dando fin a tan larga navegación el 4 de febrero.

A fines de enero de 1715 salieron de la Asunción el padre Arce y el padre Bartolomé de Blende en busca de los chiquitos. El primer contratiempo que tuvieron en esta larga peregrinación file con los payaguas, que fingiendo desear la evangelización los entretuvieron, intentando luego quitarles la vida, tanto a ellos como a los indios, que los acompañaban, y darle fuego al barco y robarlo. Luego tropezaron también con los guaycurús, que también intentaron molestarlos. A mediados de agosto de 1715, el padre Arce decide dejar el barco en unión del padre Blende y con sólo doce indios que lo acompañaron sigue por tierra la búsqueda de los chiquitos. Después de cruento y largo viaje, de hambre, desnudeces y enfermedades, halló la misión de San Rafael de los Chiquitos, donde se hallaba el padre Zea.

Siguió camino para volver hasta donde había dejado al padre Blende y los suyos. Recibió carta del padre Vice-Provincial, pidiéndole que le esperase. El padre Arce le respondió que se detuviese en San Rafael de los Chiquitos, que él en una canoa iría a los payaguas, de quienes afirmaba que lo conducirían a Asunción, donde en abril del año siguiente volvería para llevarle. Después de que el padre Arce se separó del padre Blende para hallar a los chiquitos, éste se quedó esperando su regreso, pero soliviantados los ánimos de sus compañeros de esta demora hubo de regresar.

***

[3] Esta misión tuvo otra mudanza más para librarse de las invasiones de los mamelucos. En 1702 tenía más de 600 almas.

[*Otros}– Canarias y las malas compañías / EDITORIAL

18/07/07

Cuatro años después de descalificar al PIL como una especie de “cartel de Medellín», el ex ministro socialista de Justicia, López Aguilar, no ha tenido reparos en tenerlo como principal aliado político en Lanzarote.

Los socialistas canarios están ofreciendo en Lanzarote una nueva muestra de lo que el partido de Zapatero entiende por “regeneración democrática” y “tolerancia cero contra la corrupción». Cuatro años después de que Juan Fernando López Aguilar descalificara —no sin fundamento— al Partido Independiente de Lanzarote como una especie de “cartel de Medellín», este partido-familia, que dirige desde la cárcel el preboste José Dimas Martín, se ha convertido en el principal aliado de gobierno de los socialistas en la isla.

Gracias al acuerdo, el PSOE se ha hecho con la presidencia del Cabildo de la isla, y las alcaldías de Arrecife, Tías y San Bartolomé. A cambio, el PSOE ha apoyado al hijo de “Don Dimas” como alcalde de Teguise, municipio turístico de la isla donde los socialistas tendrán la cartera de Economía y Hacienda, Cultura, Servicios sociales y Juventud y Deportes, entre otras.

Si tenemos en cuenta que el PIL es un partido que fundara y controla quien hace escasos siete meses volvía a prisión —por tercera o cuarta vez— para cumplir una pena de ocho años de prisión y quince de inhabilitación por un delito continuado de malversación de caudales, fraude de subvenciones y delito contra la Seguridad Social, nos podemos hacer una idea de lo poco que le ha importado al partido socialista aquello del “dime con quién vas…».

Más aún cuando es un secreto a voces que el principal objetivo del PIL, más aun que situar al hijo de “Don Dimas” en la alcaldía que ostentara su padre, es poner a éste de nuevo en libertad. Y qué mejor para un presidiario y sus esperanzas de indulto que tener como aliado político a quien, como Juan Fernando López Aguilar, hasta hace nada era ministro de Justicia…

LD

[*Otros}– El autor canario de ‘bestsellers’, Alberto Vázquez-Figueroa, se venga de Hacienda y regala su última novela

18/07/07

Cree que se debe ‘presionar a los editores’ para que los libros estén al alcance de todos, y ofrece su novela por Internet, aunque habrá que pagar si se prefiere en lujo o en formato de bolsillo.

Si hay alguien que puede presumir de jugosos derechos de autor, ése es Alberto Vázquez-Figueroa. Pero al prolífico escritor canario, auténtico ‘bestseller’ nacional, no le hace ninguna gracia ni el sistema editorial ni pagar a Hacienda la mitad de sus beneficios. Así que ha decidido ofrecer su nueva novela, ‘Por mil millones de dólares’, sin costo alguno para el lector.

A través de Internet, cualquier persona podrá bajar el libro, e incluso los periódicos y revistas que lo deseen podrán ofrecerlo este verano al estilo de las antiguas novelas por entregas.

Si el lector prefiere la edición de lujo (publicada por El Andén), tendrá que ir a la librería y pagar los pertinentes 20,5 euros. Pero si se decanta por la de bolsillo, que como novedad se ha colocado en los estantes al mismo tiempo, se gastará la mitad.

En una carta abierta, el autor explica que su decisión se debe a que, ante una compra, el consumidor opta si se queda con el “traje a medida” o con el del “rastrillo dominguero». Pero no pasa lo mismo con los libros, ya que es la editorial la que fija el precio y la que saca una edición más económica varios años más tarde, cuando la novela ya no es una novedad.

“La cultura es tan importante como comer o vestirse, y desde luego mucho más importante que adquirir un coche donde se ofrecen cien gamas de precios donde elegir», continúa Vázquez-Figueroa, pero “los lectores tienen que resignarse a pagar el precio que marca el editor que ha adquirido en exclusiva o aguardar años hasta que se edite en bolsillo».

Los estudiantes, las secretarias y los ejecutivos

El escritor añade en su misiva que “los editores no tienen derecho a quejarse de que se lee poco” ni el Gobierno “debería promover absurdas campañas publicitarias que no conducen más que a gastar dinero». Su receta es que debe “presionar a los editores a la hora de poner los libros al alcance de todos los bolsillos».

“Personalmente», continúa, “prefiero que me lean dos estudiantes, obreros o secretarias, en el autobús por siete euros, que un alto ejecutivo en su cómodo despacho por 20, porque, aunque yo gane menos, esos dos lectores se convertirán en cuatro y luego en ocho, y resulta evidente que existen mucho más obreros, estudiantes y secretarias que altos ejecutivos».

En cuanto a quien obtenga su libro por la Red, “tal vez la próxima vez se decida a comprar un libro aunque no sea mío». “Algo es cierto», prosigue, “he vendido casi 25 millones de libros, y todo el dinero que me han pagado me lo he gastado, pero una gran parte de los lectores que he conseguido, aún los conservo».

Y arremete contra la Agencia Tributaria y hasta insinúa un posible embargo: “Y de todo el dinero que gané, la mitad se lo llevó Hacienda», mientras que en Inglaterra “los escritores no pagan impuestos». “Para nuestra voraz, inculta y derrochadora administración tan sólo somos europeos cuando conviene” por lo que “prefiero regalarle la mitad de mis ganancias a unos lectores anónimos” que a “un Gobierno que no sólo no lo agradece […] y amenaza quedarse con mi casa».

¿Y la historia de ‘Por mil millones de dólares’? Política-ficción al más puro estilo Larry Collins para mezclar con una cerveza fresquita bajo la sombrilla. Un directivo de una multinacional estadounidense aparece muerto. Su empresa, llamada Dall & Houston —pero que recuerda mucho a la Halliburton de Dick Cheney—, se hace de oro con las contratas de reconstrucción de Irak. La Justicia investiga sus prácticas corruptas, la viuda del ejecutivo rastrea con un detective las pistas sobre el asesinato, y hasta se descubre una conspiración para asesinar al mismísimo presidente de EEUU.

Con la playa de fondo, perfecto.

El Mundo

[*ElPaso}– Fiesta del Sagrado 2007

Carlos M. Padrón

El pasado domingo 17 de junio se celebró en El Paso la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús —o Fiesta del Sagrado, como popularmente se la llama— acerca de la cual ya hablé en La fiesta del Sagrado Corazón de Jesús 2006. y Más sobre la Fiesta del Sagrado de 2006.

Como el motivo que esta vez me llevó a El Paso, mi pueblo natal, fue dar sepultura a las cenizas de mi hermano, no estaba yo de ánimo propicio para recabar información sobre las obras de decoración que este año se presentaron.

Si en mi pueblo hicieran acerca de ellas lo que hacen en Mazo con las del “Corpus”, que junto a cada una ponen explicaciones sobre su autor y los materiales con que fue hecha, podría yo suministrar aquí más información.

Pero salvo un par de excepciones, sólo tengo una lista general, aunque no completa, de los materiales que, entre todas, fueron usados, y que son: lentejas, garbanzos, trigo, cebada, arvejas, soja, judías (caraotas) de varios colores (blancas, rojas y negras), “pétalos” de piñas de pino secas, paja (de trigo, cebada, centeno o balango), maíz, pipas de albaricoque, arroz, almendras, cáscara de huevo molida y coloreada, etc.

Por mi amigo Wifredo Ramos, cronista oficial de la ciudad de El Paso, supe que el origen de ese tipo de “enrames” —nombre genérico que allá se les da— data de 1946 cuando don Secundino Pérez (vecino de El Abrigado, en el barrio de La Rosa), con motivo de una misa eucarística a celebrarse en ese vecindario, para colocar la custodia montó allí un descanso, construido con madera y tela metálica, descanso que hoy se considera el precursor de los tapices que poco tiempo después se hicieron típicos de la Fiesta del Sagrado, y que han ido perfeccionándose y diversificándose con el tiempo.

Los barrios que usualmente exponen en la Fiesta del Sagrado son, de oeste a este y de norte a sur:

• Paso de Abajo
• Tajuya
• La Rosa
• Camino Viejo
• El Barrial
• Tenerra
• Fátima

Y en este orden presentaré las fotos que de sus trabajos tomé el mismo día de la fiesta.

Primero, lo primero.

PARTE RELIGIOSA

La imagen del Sagrado Corazón de Jesús fue colocada en el altar mayor de la iglesia principal del pueblo, y el conjunto se veía así:

Después del oficio religioso del día, salió esa imagen en procesión, y al dejar el área de la Plaza Nueva, la que rodea la iglesia, y comenzar a bajar hacia el centro del pueblo, desde lo alto del antiguo edificio de la fábrica de cigarrillos —en cuya parte más alta hay también una imagen del Sagrado Corazón—, siguiendo una ya vieja tradición, dos cañones ubicados a ambos lados de esa imagen comienzan a lanzar hacia la calle, hacia la imagen en procesión, pétalos de flores y papelillos, que los niños del pueblo se afanan en recolectar. Y de una de las ventanas de ese mismo edicio se hace una suelta de palomas.

Las palomas salen de la ventana que se ve bajo la imagen que está en lo alto del edificio.

~~~

Y esa lluvia cae sobre la imagen en procesión y sobre los acompañantes más próximos a ella.

~~~

Terminado el baño de pétalos, la procesión continúa su marcha, acompañada por las autoridades, cofradías, bandas de música y de tambores, fieles, etc., por sobre la alfombra que une las obras de los diferentes barrios, de las que hago ahora una somera relación.

En cada barrio hay una mente creadora que concibe con la debida antelación la idea a materializar para la próxima fiesta, y dirige luego o supervisa a muchas otras personas encargadas de darle forma, contribuyendo también con ellas en las labores manuales necesarias.

Sé que para el Paso de Abajo crea Manuel López (más conocido como Manolo Mayato), y para Fátima lo hace, desde hace años, Santiago González (en mis tiempos, Santiago el de la Central), quien no sólo concibe sino que da forma a los que hoy son sus famosos tapices —tal vez la pieza principal de estos enrames— hechos en gran parte con cáscara de huevo molida y coloreada.

***

PASO DE ABAJO

Vista completa del arco.

~~~

Detalle de la parte alta del arco.

~~~

Close up del plato frente al arco.

***

TAJUYA

Se me dijo que este año la realización del arco expuesto por Tajuya fue hecho por colegiales.

Diana.

Reproducción de la torre de la iglesia principal del pueblo.

***

LA ROSA

Los pájaros, motivo central del trabajo de La Rosa, fueron hechos usando estambre molido y plumas, por una señora septuagenaria y vecina de ese barrio conocida como Yaya. Según me explicaron, los creadores de la idea le dicen a Yaya qué es lo que quieren hacer, y ella se las ingenia para realizarlo.

Siguen cuatro tomas de este motivo.

~~~

Y de la muy bien realizada custodia.

***

CAMINO VIEJO

Arco.

~~~

Toma parcial del arco. Foto cortesía de Mari Carmen Taño Padrón.

~~~

Toma parcial del arco. Foto cortesía de Mari Carmen Taño Padrón.

***

EL BARRIAL

Arco en honor de un religioso vallisoletano muy vinculado al culto del Sagrado Corazón. Junto al arco, mi prima Lucy dejando constancia de su gusto por Valladolid.

***

TENERRA

La realización del arco expuesto por Tenerra estuvo a cargo de los alumnos de primaria del colegio público Adamancasis.

La alfombra es de sal, coloreada, a veces en degradé, para formar las figuras que la adronan.

~~~

Tres damas, vecinas del barrio de Fátima y todas parientes mías en algún grado —María del Pilar (Pili) Simón Martín (cuya madre era prima hermana de la mía) fue la mente creadora; María Iluminada Pestana Padrón (prima tercera); y Violeta Padrón Sosa (prima hermana)—, realizaron el mantel que adorna la obra expuesta por Tenerra, que fue inicialmente hecho por estas damas para el descanso que para la Virgen de Fátima se montó en el barrio del mismo nombre el pasado 13/05/07, y que luego fue modificado también por ellas para esta fiesta del Sagrado.

Mesa y mantel.

~~~

Detalle principal del mantel.

~~~

Materiales: Para el mantel usaron tela de granité. Para las uvas, guisantes. Para las hojas de parra y las espigas, cebada. Para el corazón y la cruz, cristales. Para los racimos de uvas, garbanzos.

***

FÁTIMA

A esas mismas tres damas se debe lo expuesto por Fátima en un rincón de la Plaza Vieja,

Materiales: Para los candelabros usaron polvo de marmolina (viruta de mármol) teñido, y polvo o viruta de aluminio. Para la llama, algodón y condimento. Para la custodia, cristales machacados. Para las jarras, barro y cristales machacados.

Un tapiz de este corte realizó Santiago González para cada uno de los cuatro evangelistas,

Y en el lugar que para este barrio es preferente, expuso este tríptico, su mejor obra de este año:

Y remató con el escudo de El Paso:

Como creo haber dicho ya, ninguna de las personas que conciben o realizan estos trabajos, de indudable valor artístico y artesanal, ha pasado por una escuela de arte o equivalente.