[*Drog}– Los hombres son el sexo débil ante la presencia de una mujer atractiva

Queda claro una vez más que cuando en las relaciones hombre-mujer se permite que el instinto prevalezca sobre la razón, aparece el drogamor con toda su secuela de efectos nocivos.

¿Cómo es posible que la sola contemplación de una imagen, ya sea en fotografía o en vivo, de una mujer “hermosa” (el entrecomillado es por lo subjetivo del concepto) desestabilice el poder de decisión de un hombre?.

Si esto ocurre es porque el hombre, lejos de ponerse en guardia ante el alborotamiento de las hormonas, se deja llevar por él. Es el triunfo del instinto sobre la razón, o, lo que es igual, el triunfo del animal sobre el homo sapiens.

Afortunadamente, no todos los hombres son presas de este ardid de la Naturaleza, y, por tanto, el titular del artículo debería ser “Algunos hombres son el sexo débil ante la presencia de una mujer atractiva”.

Carlos M. Padrón

***

08/04/2007

Ante la belleza femenina se nubla la capacidad masculina y el varón se vuelve vulnerable, al menos ésta es la conclusión de un reciente estudio.

La visión de una mujer atractiva es todo cuanto se necesita para arruinar la capacidad de decisión de un hombre; y a mayores niveles de testosterona, peor. Ésta es la conclusión de un estudio.

Los especialistas estudiaron las reacciones de 176 voluntarios varones de entre 18 y 28 años. Luego de que una parte de ellos estuvieran expuestos a imágenes de mujeres atractivas o tuvieran que valorar prendas de lencería femeninas, los participantes iniciaron juegos que requerían decisiones financieras.

Los hombres expuestos a las imágenes denominadas por los científicos como “insinuaciones sexuales” fueron los más propensos a tomar las decisiones equivocadas durante el experimento. Los que tenían los mayores niveles de testosterona fueron las más proclives a equivocarse al ser más vulnerables, de acuerdo con los especialistas, a las insinuaciones sexuales, las cuales “les impiden concentrarse en su objetivo y los distraen de decidir correctamente”.

El doctor Siegfried Dewitte, uno de los responsables del estudio, dijo que los hombres con altos niveles de testosterona “se comportan con normalidad si no hay ninguna insinuación sexual, pero si ven imágenes sexuales se vuelven impulsivos”.

Al parecer, todo tiene una explicación en términos de necesidad reproductiva. Su colega, el doctor George Fieldman, por su parte, dijo: “El hecho de que las insinuaciones sexuales distraigan a los hombres, es lo que corresponde en términos evolutivos. Es lo que se espera que ellos hagan en cuanto a la búsqueda de oportunidades reproductivas, en cuanto a la transmisión de genes. Si a un hombre se le pide que seleccione algo presentado por una mujer atractiva o por un hombre de no muy buen aspecto, la selección no sería tan desapasionada como correspondería”.

Un estudio similar se ha llevado a cabo con mujeres, pero hasta ahora no se han encontrado estímulos visuales que las afecten a la hora de tomar decisiones.

IBL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s