[LE}— «Se subasta un Botticelli», mejor que «Se subasta un "Botticelli"»

Cuando el nombre de un artista se aplica a sus obras de creación, se mantiene la mayúscula y no son necesarias cursivas ni comillas: un Van Gogh, un Botticelli, dos Picassos…

Uso inadecuado

• Un ‘botticelli’ con un precio estimado de 80 millones de dólares reanima el mercado.

• Se subasta «Abraham y los ángeles», un ‘Rembrandt’ con una rara escena bíblica.

• Hacienda descubre un ‘van gogh’ en la caja de seguridad de un defraudador.

• Los multimillonarios chinos, adictos a los ‘picassos’, los ‘dalís’ y los ‘mirós’.

Uso adecuado

• Un Botticelli con un precio estimado de 80 millones de dólares reanima el mercado.

• Se subasta “Abraham y los ángeles”, un Rembrandt con una rara escena bíblica.

• Hacienda descubre un Van Gogh en la caja de seguridad de un defraudador.

• Los multimillonarios chinos, adictos a los Picassos, los Dalís y los Mirós.

Aunque en estos casos funcionan como sustantivos comunes, la Ortografía de la lengua española señala que «Cuando el nombre de un autor, sea completo, sea sólo el apellido, se utiliza para designar cada una de sus obras, debe mantenerse la mayúscula del antropónimo». En los ejemplos con que se ilustra esta norma, no se emplea resalte tipográfico alguno.

Fuente

[LE}— «Nelly» y «Erik», nombres de dos mutaciones

Nelly y Erik, que es como se están denominando dos mutaciones del virus causante de la covid-19, se escriben con mayúscula inicial y no necesitan comillas ni cursiva.

Uso inadecuado

• «Nelly» y «Erik», las mutaciones del coronavirus que pueden alargar la pandemia.

• Esto sabemos de Nelly y Erick, las variantes de la covid-19.

Uso adecuado

• Nelly y Erik, las mutaciones del coronavirus que pueden alargar la pandemia.

• Esto sabemos de Nelly y Erik, las mutaciones de la covid-19.

Nelly y Erik son los nombres informales que utilizan los genetistas para referirse a dos mutaciones detectadas en el virus causante de la covid-19, por su similitud con sus nombres técnicos (N501Y y E484K). Dado que funcionan como nombres propios, lo adecuado es escribirlos con mayúscula inicial sin necesidad de destacado adicional. En el caso de Erik, no es raro verlo con el añadido de una c (Erick), pero la forma acuñada es sin ella.

Como señala la Real Academia Nacional de Medicina, consultada por la FundéuRAE, estas mutaciones son ciertos cambios del virus que diferencian unas variantes de otras. Por ejemplo, la variante detectada en el Reino Unido tiene sólo la mutación Nelly, pero la detectada en Brasil tiene también la mutación Erik. Por tanto, es impropio hablar de la variante Erik en lugar de la mutación Erik.

Fuente

[LE}— «Contramedida», sin guion ni espacio

La voz contramedida, que se emplea con el sentido de ‘medida que contrarresta otra’, se escribe en una palabra, no contra-medida (con guion) ni contra medida (con espacio).

Uso inadecuado

• Han quedado incluidas en las medidas y contra medidas arancelarias.

• Las contra-medidas políticas suelen llegar tarde.

• El objetivo es proporcionar una contra medida frente a las amenazas.

Uso adecuado

• Han quedado incluidas en las medidas y contramedidas arancelarias.

• Las contramedidas políticas suelen llegar tarde.

• El objetivo es proporcionar una contramedida accesible frente a las amenazas de corto alcance.

El prefijo contra-, tal como explica el Diccionario del español actual, de Seco, Andrés y Ramos, denota acción o sentido contrario. En este caso concreto, y según el diccionario Vox, una contramedida es una ‘medida tomada para aminorar o anular otra’. Al estar formada por un prefijo, lo adecuado es que vaya unido, sin espacio ni guion, al igual que voces similares como contragolpe, contramuslo o contracorriente.

No es incorrecta la combinación contra medida, con espacio, cuando el primer elemento conserva su valor equivalente a ‘en contra de’, como en «Anuncia manifestaciones contra medidas impopulares», o forma parte de una expresión previa, como «El juez dictó en su contra medida de aseguramiento».

Fuente