[*ElPaso}– Léxico de El Paso de mi entorno familiar y vecinal de antaño

Carlos M. Padrón

(Última actualización: 27/07/2017)

A la memoria de mi madre

Conjunto de palabras y expresiones usadas frecuentemente,  en forma coloquial y en la década de los 50 y 60, por la gente de mi pueblo (tal vez también por gente de otros), en particular la de mayor edad, y en especial mi madre (a cuya memoria dedico este trabajo), mi padre y los amigos y vecinos de ambos. Estas personas siguieron usándolas, cada vez menos, mientras vivieron, y así el uso fue disminuyendo hasta el punto de que, según he notado, la mayoría de los miembros de las nuevas generaciones dicen no haberlas escuchado nunca ni saber su significado.

Si bien algunas de estas palabras aparecen en el diccionario de la RAE —muchas son de origen portugués (margullirse, fonil, jeito…), y otras de origen cubano—, era raro que se usaran en El Paso con el sentido que la RAE les da hoy. Otras eran casi desconocidas en pueblos en los que se las consideraba como “palabras de los de El Paso”, y donde, para referirse a lo mismo, usaban una palabra diferente y no usada en El Paso. 

Si alguno de los términos incluidos en la lista que sigue acepta forma masculina y femenina, uso siempre, a fin de simplificar, la forma masculina.  Y sólo en los casos en que lo creo necesario incluyo, entre comillas, ejemplos de uso, acompañados a veces, y entre paréntesis, de una aclaratoria en léxico de hoy o de una referencia a otra palabra.

Las expresiones (más de una palabra) las pongo entre comillas, y aparecen, por obra del ordenador alfabético automático, al principio del conjunto de términos que comienzan con una misma letra. 

Para mi sorpresa, muchas de las palabras incluidas en mi lista como “pasenses”, y que quien las usaba era considerado entonces como un “mago”, están en el diccionario de la RAE y con el mismo significado que en El Paso se les daba en la época mencionada (p.ej., escarrancharse, tarambana, fañoso, desabrida, jalbegar).  Las que están también en el diccionario de la RAE pero que se usaban en El Paso con un significado diferente al que la RAE les da, las pongo en letra cursiva.

Esta lista no es exhaustiva, pues seguro estoy de que algo se me ha quedado en el tintero.

– A –

“A noventa”: A gran velocidad. “El caballo pasó por aquí a noventa”.

“Ahora días”: Pocos días atrás. “Ahora días fui a la finca y me encontré con tu hermano”.

“Al tiento”: Al tacto y sin ayuda de la vista. “El cuarto estaba oscuro y tuve que buscar al tiento la llave de la luz”.

“Al ventestate”: Estar al descubierto, sin protección contra el al o el viento. “Al niño le dio catarro porque salió desnudo, al ventestate”.

“Aquí acá”: Del lado en que está el que habla. “Aquí acá no está lloviendo”.

Abotargamiento: Estado de poca claridad mental. “Estoy abotargado, no puedo pensar bien”.

Acalcar: Presionar con fuerza un objeto o ejercer fuerza en un determinado punto. “Unta con saliva estampilla, ponla en la esquina del sobre y acálcala bien para que se pegue”.

Acondutar: Ahorrar, racionar para que alcance hasta cierto punto. “Aconduta el mojo para que te alcance para untar todo el pan”.

Acotejar:  1) Arreglar algo que no funcionaba.  “Me acotejó la radio y ahora ya se oye”.  2) Meter a camino a alguien. “Él se está portando mal, pero su padre lo acotejó”.

Acuitadito: Apocado, pusilánime, poco resuelto. “Le da como miedo hablar con el médico. Es muy acuitadito”.

Águila: Cometa, juguete para de niños.

Ajecho: Parejo, sin dejar nada de por medio. “Arranca la hierba ajecho desde aquí hasta la pared”.

Ajeitar: Lograr que algo o alguien se coloque en la posición que deseamos. “Si se da la vuelta le ajeito una trompada”.

Ajilorio: Adorno barato o muy llamativo. “Está llena de ajilorios”.

Albrejado: Alborotado, alegre en exceso, dispuesto siempre a participar en fiestas. “Vi a tu hermano en el baile y estaba de lo más albrejado”.

Alfuruños: Nada, o algo sin valor. “¿Y qué me vas a dar?” “Alfuruños”, o sea, nada.

Alilaya: Persona muy despierta, hiperactiva, generalmente menuda pero que se mueve rápidamente y que está pendiente de todo.

Almozada: Medida de volumen, para algún elemento físico y preferiblemente granulado, que hace referencia a lo que cabe en las dos manos puestas juntas en forma de cesta. “Una almozada de trigo”.

Alastrado:  1) Echado con pereza y desaliño (= Repochado).   2) Echado hacia adelante contra algo. “Se alastró en el piso para que no vieran”. “El jinete se alastró sobre el caballo”.

Alongarse: Asomarse en exceso. “No te alongues tanto por la ventana porque puedes caerte”.

Alquitrete: Correveidile, persona alcahuete o chismosa. “No le cuentes nada porque irá corriendo a contárselo a todo el mundo”.

Amurrarse: Enfurruñarse, adoptar una actitud arisca, de introversión o depresión. “Como el papá lo castigó, se amurró y no quiere comer”.

Andancio:  1) Afección que está en boga, que la padece mucha gente al mismo tiempo, como  una epidemia. “Hay un andancio que da fiebre y vómitos.   2) Tendencia, costumbre o moda que se extiende como epidemia. “Las mujeres andan ahora con el andancio de usar pantalones”.

Apalastrarse: Echarse, más que sentarse, en forma descuidada, vulgar y holgazana, sobre algún objeto como silla, poltrona, cama, etc. “Le dije que barriera el patio, y me la encontré apalastrada en la poltrona”.

Apejado: Con sensación de llenura en el estómago. “Me siento apejado, tal vez estoy empachado”.

Aquel: Usado como sustantivo para referirse a alguien que uno conoce pero cuyo nombre no recuerda. “Ésta es aquella”.

Aquellar: Verbo utilitario capaz de reemplazar a casi cualquier otro. Quien lo usa en una conversación debe referirse, antes o después, a un hecho, pensamiento o sentimiento que sirva a su interlocutor para asignarle a “aquellar” el significado adecuado.  “Yo cogí el caldero y fui a aquellar (ordeñar) la cabra”. “Me hace sufrir. Me dice cosas que me aquellan (me duelen) mucho”.

Ariado: Agitado, preocupado y desorientado. “Se le perdió el perrito y anda ariado buscándolo”.

Arramblado: Persona marginal, de pocos recursos y poca relevancia social. “No debió casarse con él, es un arramblado (sin presente y sin futuro)”.

Arranclín: Persona de poca valor moral o social; un cualquiera. Puede también aplicarse a un caballo flaco y de mala apariencia.

Arregostarse: Acostumbrarse a algo en forma viciosa, maliciosa o abusiva. “El gato se arregostó a subirse a la mesa del comedor”.

Arrepocharse: Adoptar una posición de comodidad casi insolente, como sentarse de forma indolente, ante una situación que requiere actividad. “La niña llorando en la cuna, y ella muy arrepochada viendo televisión”.

Arritrancro: 1) Objeto viejo y que ya no sirve. “Bota esos arritrancos”.  2) Persona de poco valor y peor conducta. “Es perezoso, borracho y ladrón; un arritranco” (= Serritranco)    .

Atorrollar: Hacer que alguien se confunda, presionarlo hasta enredarlo en sus quehaceres. “Al final se atorrolló y no aprobó el examen”.

Atrabanco: Persona, objeto o hecho que está atravesado, estorbando. “Hazme el favor de sacarme de ahí ese atrabanco”, refiriéndose, p.ej., a una jaula puesta en el piso en medio de un pasillo.

Aventar: Deshacerse de algo o de alguien. Lanzarlo lejos de uno con malhumor y hasta con desprecio. “Ese muchachito avienta todo lo que coge”. “El cepillo ya no servía, así que lo cogí y lo aventé pa’las tuneras”.

– B –

Bacinilla: Orinal. “Se levantó, se fue y no vació la bacinilla”.

Balandrón: Malandro, peleón. A veces se le aplica a los niños cuando dan muestra de vivezas impropias aún de su edad.

Balsa: Recipiente con restos de comida usado para alimentar al cochino. “No te olvides de echarle la balsa al cochino”.

Bamballo: Persona de pocas luces, generalmente gorda y que camina con lentitud y arrastrando los pies.

Barboleto: Mariposa o insecto parecido.

Barraquido: Grito estertóreo, como animal. “El niño se cortó el dedo y daba unos barraquidos horribles”.

Barrenillo: Fijación, manía obsesiva. “Se le metió un barrenillo y se mató”.

Beldorico: Objeto pequeño y de forma redondeada. “Ahí está, jugando con un beldorico de trapo como si fuera una pelota”.

Belillo: Piedra de respetable tamaño en relación al caso de que se trate. “No le tiró una piedrita sino un belillo”.

Biscorniado: Torcido, defectuoso. “Quiso arreglarlo pero lo dejó biscorniado”.

Bultarejo: Calificativo despectivo usado por referirse a un bulto que a uno no le gusta.

Buraca: Bolsa, bolsillo o lugar donde se esconde algo por avaricia. “Todo lo que consigue se lo mete en la buraca”.

– C –

“Coger el rompido”: Encontrar o aprender el modo en que algo trabaja o se usa. Tomarle el hilo a algo. “Ya le cogí el rompido al bolero”.

“Con el culo a las dos manos”: Sin tiempo para nada más. “Anda con el culo a las dos manos y ni tiempo para comer tiene”.

Cabraloca: Persona alocada, que toma decisiones repentinas e imprudentes. “Ése es un cabraloca que nunca tendrá un duro”.

Cacarido: Ruido que recuerda el cacareo de una gallina.

Cagalera: Diarrea. “Esos nísperos me dieron cagalera”.

Cagantina: Diarrea, pero generalmente por causas emotivas. “Del susto le dio cagantina”.

Calco: Papel carbón. “Si quieres una copia, ponle calco”.

Camarazo: Golpe, estallido o explosión muy fuerte. “Te doy un camarazo que te tumbo”. “El barreno pegó un camarazo tremendo”.

Cambao: Torcido. “Desde niño era cambao”.

Cancanido: Ruido cacofónico, generalmente producido por algo metálico, como una lata. “La olla que cayó se fue dando cancanidos calle abajo”.

Cantaleta: Repetición fastidiosa de una misma cosa. Al niño que insiste en pedir que le regalen algo, podrían decirle “Deja ya esa cantaleta”.

Capacete: Muchacho sospechoso de culinche y mayor en edad que los demás de su grupo.

Carraca: Vehículo desvencijado, carricoche.

Cascarrillas: Pegotes de suciedad en el cuerpo de una persona. “Son gente sucia. Su hijo va a la escuela lleno de cascarrillas”.

Caterva: Pandilla, conjunto (generalmente de personas), que no gusta a quien habla. “Todo estaba tranquilo hasta que llegó esa caterva de muchachos”.

Catripada: Cantidad exagerada de algo. Se aplica generalmente a lo abundante de una comida. “Me eché una catripada de almendrados” (comí muchos almendrados).

Cazo: Olla de tamaño pequeño y mango largo.

Cereca: Bolso de dos asas hecho de hoja de palma que se usaba principalmente para transportar comestibles.

Cerote: Miedo. “Pedro le tiene cerote a los perros”.

Chafallo: Persona deshonesta, de poca respetabilidad. “Ese tipo es un chafallo”.

Chamusquina: Altercado, situación de algún modo violenta. “Discutieron y se armó una tremenda chamusquina”.

Charamallo: Arbusto seco y difícil de lidiar. “Está recogiendo charamallos para hacer una fogata”.

Charamelo: (Ver charamusco).

Chije: Chorro delgado y potente.  “La cantimplora se perforó y echó un chije de agua”.

Chijido: Acción de soltar un chije. “El chijido llegó hasta la pared de enfrente”.

Chilindrina: Chispa, picardía, malicia. “Ella no tiene chilindrina para jugar a la baraja”.

Chilrre: Líquido más claro de lo que debería estar. “Esto no es un caldo, es un agua chilrre” (está demasiado claro, falto de sustancia).

Chingar: Soltar un chorro de algo. “Me chingó con vinagre”.

Chirrinquido:  Chirrido. “La puerta hace un chirrinquido al abrirla”.

Chisme: Palabra útil para designar algo físico cuyo nombre no se conoce. “El chisme ése que puso sobre la chimenea y que se mueve con el viento”.

Chivado: Jodido, en mala condición. “A Juan le dio un infarto y está muy chivado”.

Chivato: Macho cabrío. “Llevó la cabra al chivato a ver si negociaba”.

Chocho:  1) Vulva. “A ésa le pica el chocho”.   2) Altramuces, fruto, de forma redonda y achatada, de la planta del mismo nombre que se usaba para hacer gofio (gofio de chochos) destinado a alimentar a los cochinos.

Chorrillo: Diarrea (= Cagalera).

Cicote: Pequeños grumos de suciedad y sudor, muy malolientes, que se acumulan entre los dedos de los pies.

Cirgolera: Árbol de ciruelas.

Cisco: Fragmentos muy pequeños de algo. “Me llora el ojo porque me cayó un cisco”.

Cogioca: Robo descarado, corrupción. “En ese Ayuntamiento hay una cogioca terrible” (los funcionarios se roban los dineros públicos).

Cogotazo: Golpe en el cogote, o en la parte posterior de la cabeza. “Si no te quedas quieto te voy a dar un cogotazo”.

Cogotudo: Violento, desafiante, agresivo, arrogante, engreído, soberbio, “estirado”, buscapleitos. “Ese tipo es un cogotudo que no acepta razones”.

Colgantín: Algo que en la vestimenta cuelga de forma destacada y al que no se le ve utilidad o belleza alguna.

Comistraje: Comilona, comida con fines principalmente de gula. “Cuando ellos se reúnen es para algún comistraje”.

Conduto: Alimento secundario que acompaña la ingesta de uno principal.  Si el gofio escaldado se come con mojo, éste es el conduto para comer el gofio.

Culinche: Muchacho de malas costumbres (malcriado, malhablado, ladronzuelo, mentiroso, etc.). “No quiero que andes con esos culinches”, le dice la madre a su hijo.

Cumplido: Alargado. “El tomate es redondo, pero el pepino es cumplido”.

– D –

“Dar un plantón”: Expresión verbal destinada a parar en seco las intenciones, hechos o dichos de la persona hacia quien va dirigida.

“De la teta de atrás”:  Aplícase al último de una camada de mamíferos recién nacidos que sólo encontró disponible para mamar la teta de atrás, menos pródiga en leche, y por ello quedó rezagado en tamaño y desarrollo general con respecto a sus hermanos. Por extensión, se usa también para el enclenque entre un grupo de varios hermanos robustos.

Defresero: Majadero hablando, dicharachero, rispondón.

Desajornado: Que sufre de hemorroides. “Juan está desajornado”.

Desarbolado: Poco abrigado. “Estás desarbolado y puedes resfriarte”.

Descolumbrar: Vislumbrar, descubrir. “Le escondí y el juguete, y no entiendo cómo pudo descolumbrar donde estaba”.

Desconflautado: Desordenado, desarticulado, roto. “El juguete que le diste al niño está todo desconflautado”.

Desgorrifar: Destruir, hacer pedazos algo. “Chocó el carro y lo desgorrifó”.

Desjuanguilado: Desarticulado, desconchabado, destartalado. (= Desmangüelado).

Desmangüelado: Desarticulado, desconchabado, destartalado. (= Desjuanguilado).

Desmorecerse: Perder las fuerzas, desfallecer. “De tanto tener los brazos levantados se me desmorecieron”.

Desrrengado: Desarticulado, con miembros fuera de lugar. “Al gato le dieron un matracazo en el cuadril trasero y lo dejaron todo desrrengado”.

Desviolinarse: Desvelarse, perder el sueño, levantarse o actuar más temprano de lo necesario. “Cuando tiene que tomar un avión se desviolina y sale de la casa cuatro horas antes”.

– E –

“Echao pa’lante”: Camorrero, peleón, desafiante.

“En pelete”: Desnudo.

“En penduras”: En riesgo de no ocurrir. “Que Juan venga a la boda es seguro; que venga Antonio está en penduras”.

“Estar salado”: Tener mala suerte.

“Estar salida”: Estar en celo una hembra. “La cabra estaba salida y la llevé al chivato”. En sentido un tanto ofensivo puede aplicarse también a una mujer. “Ésa se comporta así porque está salida; tiene falta de macho”.

Emboldriado: Turbio, en referencia a un líquido. “Este vino está emboldriado”.

Emborcar: Poner boca abajo. “Emborcó mucho la jarra y se le derramó la leche”.

Embullar: Animar, alegrar, entusiasmar. “Ella no quería ir al baile, pero sus amigas la embullaron y fue”.

Empenado: Que no está derecho, plano o recto como debería. “Esa puerta está empenada y no cierra bien”.

Emperifollado: Vestido con muy buenas galas. “Se emperifolló y se fue al baile”.

Emperrado: Terco, empecinado. Se usa como adjetivo y verbo. “Cuando se emperra en hacer algo no hay quien le quite la idea”.

Emplasto: Persona apática, indecisa, cero a la izquierda, que representa un estorbo.

Empleita: Molde, generalmente cilíndrico, en que se coloca la cuajada para hacer el queso.

Empolvoriscado: Mezcla de polvo y líquido que aún presenta algo de polvo sin humedecer. Se aplicaba principalmente al gofio escaldado que no estaba totalmente impregnado por el caldo sino que tenía algo de gofio seco. “A mí me gusta el gofio empolvoriscado”.

Empurrarse: Pegarse contra algo. “Se empurró contra la pared y se rompió la nariz”.

Encalavernarse: Empecinarse de forma irrazonable.

Encolmado: Lleno hasta el tope o más allá de su capacidad normal. “No muevas la jarra porque está encolmada y puede derramarse la leche”.

Encorcado: Dícese de una superficie que debiendo ser plana se presenta como doblada de alguna manera. “Esa puerta está encorcada y no cierra bien”.

Encordio: Estorbo, impedimento. Persona que entorpece algo.

Encorquillado: En cuclillas. “Lo encontré encorquillado en el piso” (de cuclillas en el piso).

Enfaginado:  1) Dedicado totalmente a hacer algo. “Se enfaginó cavando las papas y no parará hasta que termine”.   2) Enojado. “Le dije que no me hiciera eso y se enfaginó conmigo”.

Enfolingarse: Alterarse, molestarse visiblemente. “No le gustó lo que le dije, y se enfolingó”.

Engarapitarse: Encaramarse, subirse en algo. “Se engarapitó en el techo y arregló la antena”.

Engellado: Encogido, falto de la natural exuberancia. “Este tuno está engellado” (tiene la corona encogida, arrugada).

Engerecer: Concebir el feto. “Pues tu madre te engereció, así que no protestes si te pareces a ella”.

Engrifarse: Reaccionar agresivamente. “Le dije que su hijo se portó mal, y se me engrifó toda”.

Enguruñarse:  1)  Encogerse como en posición fetal. “Le tiraron un belillo, y si no se enguruña le parten la cabeza”.   2) Adoptar una actitud de resignación. “Ante cosas así no queda sino enguruñarse y aguantar”.

Enrabiscarse: Enfadarse, ponerse rabioso. Se usaba rabia en vez de enojo.

Enralado: Persona que se comporta con una alegría desvergonzada. “Se emborrachó y se puso muy enralado”.

Ensolverse: Resumirse, reducirse a. “A Juana se le murió la vaca. Espero que en eso se ensuelvan sus desgracias”.

Entelerido: Encogido, generalmente por frío.

Entranquillado: Atascado, trabado de forma anormal de forma que no va ni adelante ni hacia atrás. Se usa con mecanismos, no con conductos, pues si se trata de una tubería se dice que “Está tupida”, pero si una cerradura no funciona ni para trancar ni para destrancar, se dice que “Está entranquillada”, que es muy diferente a ‘trancada’, pues trancada es un estado normal en una cerradura, pero entranquillada, no.

Entullo: Relleno, abundancia de algo que no tiene valor o que estorba. “Entulló de piedras el callejón y ahora no se puede pasar”. “Me entullé con golosinas y luego no pude almorzar”.

Enturriarse: Indigestarse o comer tanto de algo que cause luego repudio. “Comí tantas quesadillas que me enturrié”.

Equilicuá: Exactamente, correcto, así es, bien sea en sentido serio o sarcástico.

Escachar:  1) Aplastar. “Escacha las papas para hacer puré”.   2) Atropellar. “Un carro escachó (atropelló) al perro del vecino”.

Escachuflado: Aplastado, abollado. “Con el choque, el carro quedó escachuflado”.

Escafidiendo: Adolorido y escarmentado. “Le pusieron una multa que quedó escafidiendo”.

Escorroso: Ruido como de huesos.

Escurrupichado: Rociado con la boca. Papas escurrupichadas es el nombre de un plato de la cocina típica.

Espernegado: Aporreado, cansado por el esfuerzo. “Ese trabajo lo tiene espernegado”.

Esperrido: Grito estentóreo, fuerte y desconsiderado. “La madre le dio una nalgada y los esperridos se oían a 10 kilómetros”.

Espetecado: Parado inmóvil en el mismo lugar. “Está espetecado ahí desde hace una hora”.

Espicho: Cualquier objeto puntiagudo como una estaca. Nombre del utensilio de madera, con mango y punta aguzada, con el que se abría un hueco en la tierra para sembrar maíz.

Espingardo: Persona muy delgada y alta.

Estamparse:  1) Estrellarse. “Iba en la moto, corriendo mucho, y se estampó contra un árbol”.   2) Dar, en especial por sorpresa: “Se descuidó un poco, y el tipo le estampó un beso”.

Estérico: Dolor convulsivo, como epiléptico. “Le dio un estérico tan fuerte que hubo que llamar al médico”.

Estrallar: Reventar, hacer explotar por impacto, chocar. “Mató los gatitos estrallándolos contra la pared”.

Estricote: Uso exagerado por lo frecuente. “Tiene ese vestido al estricote” (se lo pone con demasiada frecuencia).

– F –

Faramalla: Fraude, triquiñuela. “Ése hace muchas faramallas en el juego de baraja”.

Fanaco: Cuchillo con el que, por lo mellado de su hoja, hay que fanaquiar para cortar algo.

Fanaquiar: Meter y sacar, o mover hacia delante y hacia atrás, algo con insistencia. “Estuvo fanaquiando en la cerradura hasta que logror meter la llave”. “tanto fanquió con el cuchillo hasta que logró cortar la manzana”.

Farfullero: Persona que no es de fiar, que hace trampa, sobre todo en el juego.

Farriar: Despilfarrar. “Ya farrió toda su herencia”.

Fatiga: Desmayo. “Hacía tanto calor en la iglesia que le dio una fatiga”.

Fato: Mal olor. “¡Qué horror, qué fato que sale de aquí!”.

Fatume: Mal olor, en sentido despectivo. “¡Había un fatume insoportable”! (= Fato, pero peor olor)

Ferretreque: Jaleo o alboroto festivo, reunión signada por el relajo. Se aplicaba, por extensión, al acto sexual.

Ferrugento: Condición de un objeto de metal que se vea oxidado y también abollado y en mal estado general.

Fillorisco: Conjunto de partículas pequeñas y esparcidas sobre una superficie. “En el nido de ratones había un fillorisco de papeles”.

Findingo: Persona pequeña (en tamaño o edad) y delgada. “¡¿Cómo vas a ir al bar con los hombres si no eres más que un findingo?!” (le dice un adulto a un niño).

Finflino: Objeto, rígido o flexible, más delgado o endeble de lo que requiere el fin para el que se necesita. “La falda es de tela muy finflina y por eso se levanta con poco viento”.

Fisco: 1) Pedazo de algo. “Dame un fisco de pan”.   2) Persona pequeña. “Esa mujer es un fisco”.

Flojetud: Condición de quien se siente cansado, débil, sin ganas de hacer nada.

Fogalera: Hoguera o Fuego inoportuno o excesivo. “Botó una colilla y se prendió tremenda fogalera”.

Fondaje: Restos, sobras de algo generalmente líquido. “Cuando fui a servirme café apenas había un fondaje”. “Me bebí el fondajito de vino que quedaba en la botella”.

Fonduco: Hueco, más o menos profundo y que, generalmente, comienza en el suelo. “Movieron la laja que había en el patio, y apreció tremendo fonduco”.

Fonil: Embudo.

Fornalla: Fuego, llamas. “Al basura agarró fuego y la fornalla era tremenda”.

Frescura: Descaro, insolencia. “Después de que no quiso hacerme un favor, tuvo la frescura y descaro de pedirme que yo le hiciera uno. ¡Qué fresco!”.

Fullar: Acción de aspirar polvo, como rapé. “Se lo pasa fullando tabaco en polvo”.

Fotingo: Vehículo viejo y desvencijado.

– G –

Galletazo: Cahetada, bofetada.

Gallofa: Grupo o cuadrilla de personas que se reúnen para un fin común. “Hicieron una gallofa para ir a  cavar la viña”.

Gandujón: Grandulón.

Gangoche: Enredo. Algo hecho a la ligera, mal y sin cuidado.

Gaznatón: (= Pescozón, cogotazo, galletazo)

Gentuallo: Chusma, gentuza.

Goler: Inmiscuirse con ánimo de averiguar lo que no le compete. “Ella sólo vino a goler lo que estábamos hablando”.

Goliflona: Persona que gusta de goler. “Ésa es un goliflona que anda metiéndose en lo que no debe”.

Gorgüelo: Nuez de Adán, garganta, gaznate.

Guachinche: Ventorrilo, generalmente taberna, de mala muerte.

Guagua: Autobús.

Guanajo: Persona boba, atontada.

Guindín: Apéndice o algo que cuelga (guinda) en forma fea o ridícula.

Guicio: Especie de cascabel hecho con una pequeña esfera de bronce con un perdigón dentro. Se usa para poner seguir la pista a los hurones cuando entran en las madrigueras de los conejos.

– H –

“Haber pollos que atajar”: La situación se tornó tan grave que fue necesario tomar serias medidas para mantenerla bajo control y evitar males mayores. “Juan descubrió que su socio le robaba, y hubo pollos que atajar”, o sea, hubo que intervenir porque se les vio dispuestos a agredirse físicamente.

Halancón: Tirón violento. “Me dio un halancón que por poco me tumba”.

– I –

Insurreto: Persona, generalmente un muchacho, que se comporta en forma anárquica. “Llegaron los insurretos (los malos chicos del barrio) y se robaron las naranjas”.

– J –

Jalancón: Tirón. “De un jalancón arrancó la mata”.

Jaquimazo: Golpe. “Al primer jaquimazo lo tiró al suelo”.

Jarcia: Grupo numeroso de algo, generalmente vivo. “Pasó con una jarcia de cabras”.

Jareado: Desteñido, descolorido.

Jaro: Desteñido de forma irregular, que puede ser en degradé y con lamparones.

Jeito:  1) Torcedura de alguna extremidad. “Ando cojo porque me di un jeito en el tobillo”.   2) Maña, habilidad para hacer algo físico o resolver algún problema.  En esta acepción se usa como verbo: ajeitarse. “Se metió en un problema pero se las ajeitó  para salir de él”. “Es ajeitado para reparar       relojes”.

Jibrón: Tronco de un árbol  —a veces también una rama muy grande— que es totalmente recto y al que se le han eliminado otras ramificaciones y protuberancias hasta dejarlo liso y con su forma cónica natural. Su uso más común era como pieza mayor del arado de madera, la que une la reja y mango a la canga.

Jícora: Cada una de las barras que en una tableta de chocolate aparecen separadas por una hendidura transversal que sirve además para partirlas con facilidad.

Jierve-jierve: Dícese de alguien, especialmente niño, que no para de moverse y termina alterando los nervios de quien esté a su lado.

Jimponazo: Empujón. “A jimponazos lo metió de nuevo al corral”.

Jozar: Hurgar, remover con el hocico. “Los cochinos jozan su propia mierda”.

Júigase: Huya, imperativo del verbo huir.

Jumacera:  1) Humareda. “Hasta a kilómetros se veía la jumacera”.   2) Borrachera. “Ése tiene una jumacera que no puede ni caminar”

Juraca: Bolsa, bolsillo, talego. “Se metió el dinero en la juraca”.

– L –

Labijudo: Puntiagudo, alargado. “Ese perro tiene el hocico muy labijudo”.

Lagartona: Mujer que se aprovecha de un hombre sacándole dinero, regalos, favores, invitaciones o buena vida.

Laja: Piedra achatada y filosa. Se aplica por extensión a objetos de esa forma. “Dame unas lajas de jamón”.

Lambida: Persona burlona, fresca o irrespetuosa. “Ése es un lambido. Siempre anda contando chistes verdes”.

Lambraya: Grandulona.

Lavadera: También llamada palangana, recipiente de peltre (luego de plástico) de boca ancha que se usaba generalmente para lavarse los pies.

Lebranche: Grande, de tamaño mayor que lo normal. “Cazó un lebranche de conejo que dio para almuerzo y cena”.

Lelito: Fijo, alelado, concentrado, abstraído. “Me miró lelito” (me miró fijamente).

Luzura: Fenómeno meteorológico que consiste en una nube alargada e iluminada de forma algo extraña. Según los campesinos, anunciaba cambios.

– M –

“Mano de”: Cantidad abundante de algo. “Agarraron al ladrón  y le dieron una mano de palos que por poco acaban con él”.

Macanazo: Golpe duro y contundente dado con cualquier cosa.

Machangadas: Acciones propias de machango.

Machango:  1) Representación grotesca (dibujo o figura tridimensional) de una persona.   2) Persona de poca solvencia moral o que quiere dárselas de graciosa.

Mago: Persona inculta, bruta e ignorante.

Magua: Desconsuelo. “Más vale magua que dolor”.

Malencabado: Persona de cuerpo carente de proporciones, torcida o contrahecha.

Manganzón: Gandul, holgazán, perezoso.

Maquillar: Tramar, maquinar algo. “¡Qué estará maquillando!”.

Margallón: Grandullón (= Margallote).

Margallote: Grandullón (= Margallón).

Margullirse: Bucear, sumerjirse, una persona o animal, en una piscina, en el mar o similar. “Se margulló y aguantó la respiración por cinco minutos”.

Maringuangas: Muecas, visajes o, sin con el cuerpo, movimientos ridículos y sin sentido. (= Machangadas).

Masaroco: Bola o masa más dura de lo normal.  “La mezcla (de cemento) se volvió un masaroco y ya  no sirve para nada”.

Mascarriada: Sucia, llena de manchas. “Salió con la camisa toda mascarriada”.

Matacán: Piedra muy grande. “Para mover ese matacán hace falta una yunta de bueyes”.

Matraquilla: Insistencia fastidiosa en lo mismo. “Le dije que se callara, pero sigue con la misma matraquilla” (sigue diciendo lo mismo una y otra vez).

Matroco: Pesado, voluminoso. “Yo no puedo mover ese matroco de maceta”.

Matuperio: (= Matraquilla). También calvario. “Ese hijo le ha hecho vivir un matuperio”.

Mejeriquero: Utensilio hecho que consta de un palo largo con una pelota de trapo en uno de sus extremos, como si fuera un hisopo gigante, y que se usa para mover los cereales, generalmente el trigo, mientras se tuestan.

Meneque: Borracho, beodo. “Apenas dos vasos de vino y ya está meneque”.

Mojo: Especie de salsa de aderezo líquido, que se le añade a la comida o se usa para acompañarla. Los más comunes son mojo verde, mojo rojo (picante o no), y mojo de queso.

Molanco: Flácido.

Molote: Multitud, grupo muy numeroso de personas o cosas.

Monturrio: Despectivo para montículo o abultamiento. Se aplicaba al abultamiento del monte de venus cuando se hacía notorio por un levantamiento de faldas.

Moñico: Cada una de las pelotas que forma el excremento de caballos, mulos, burros, etc.

Morralla: Chusma, plebe.

Murgaño: Ratón pequeño.

Murufullo: Abultamiento, protuberancia. “En el bolsillo se le notaba un murufullo”.

– N –

Negociar: Aparearse los vacunos, caprinos, caballares, etc. “La tercera vez que llevé la cabra al chivato, negoció”.

Nisperero: Árbol del níspero.

– Ñ –

Ñanga:  1) Miedoso, cobarde, débil de carácter. “No puede ver sangre porque le da una fatiga. Es un ñanga”.   2) Enclenque, físicamente débil. “Ese ñanga no pudo con el saco de estiércol”.

Ñanguita: Diminutivo de ñanga, y más ofensivo que éste.

– O –

Opilado: Hastiado, aburrido, cansado de. “Este perro no deja de ladrar y me tiene opilada”.

– P –

“Pegar a”: Empezar a. “Cuando pegué (empecé) a sembrar comenzó a llover”.

“Por la misma tema”:   En represalia por. Expresión que se usa como vínculo entre la exposición de un motivo y la retaliación que por él se tomará. “¿No me prestaste el chivato, verdad? Pues, por la misma tema, ahora no te vendo la leche de la cabra”.

“Puesto y convidado”: Expresión de origen cubano que equivale a escarmentado. “Se metió a discutir con el otro y salió puesto y convidado”.

Pana: Soporte de forma circular, de aproximadamente un metro de diámetro, hecho con un aro de madera y una como tapa armada con pajas largas sujetas con hilo. Los gusanos de seda se colocan en las panas y ahí se les ponen las hojas de morera, que son su comida, y luego las ramas en las que formarán sus capullos.

Panquinazo: Cantidad exagerada de líquido para uso personal o doméstico. “Es un borracho: apenas dejar la cama se echa un panquinazo de vino”.

Parirse: Abombarse o reventarse, generalmente una pared. “La pared que hiciste ayer se parió (reventó, amenazando con derrumbarse) con las lluvias de anoche”.

Parolita: Rumor tenue, pero audible, de conversación.

Partigazo: Golpe recibido por una caída. “Resbaló y el partigazo fue grande”.

Parvada: Gran cantidad de algo, generalmente de animales. “La cochina parió una parvada”.

Patujada: Hecho grotesco, acción grosera. “Fui a saludarlo y me salió con una patujada”.

Pegancho: Persona que insiste en estar siempre con otra aunque ésta no desee su compañía.

Pejiguera: Insistencia fastidiosa, actitud cansona y molesta por lo insistente y repetitiva. “Esa publicidad es una pejiguera”.

Pejiguerento:  Que resulta una pejiguera.

Peloto: Amasijo de gofio humedecido con agua, leche o caldo, de forma casi cilíndrica, llenar la mano  con el gofio y apretarla varias veces hasta dar consistencia a éste para luego untarle algo –como mojo, azúcar, miel, etc.— y comerlo.

Perdulario: 1) Extravagante, bizarro.   2) Pordiosero, harapiento y ambulante.

Perlujo: Quejumbroso, lloroso. “El niño está perlujo porque se siente mal”. También se dice de la persona que no para de quejarse.

Pernero: Desalineado, torcido. “Esa pared quedó pernera”.

Perrera:  1) Rabieta. “Cuando le dijeron que no, cogió una perrera de mucho cuidado”.   2) Llanto muy intenso, sobre todo en los niños. “El padre le pegó, y lo encontré con una perrera tremenda”.

Pescusar: Interrogar a alguien con fines maliciosos, como para que revele algún chisme o indiscreción.

Pestilencia: Inmundicia. Conjunto muy numeroso de seres menudos y desagradables por malos, como cucarachas, ratoncitos (murgaños) y, por extensión, hasta niños. “¡En esa boda había una pestilencia de muchachos que aquello era terrible!.

Petate: Niño que quiere hacer o hace cosas propias de adultos. “Ese petate de seis pudo hacer lo que su hermano de quince no pudo”.

Piñazo: Trompada, golpe dado con el puño a otra persona. “Del piñazo que le dio lo tumbó al piso”.

Pinche: Salto brusco. “Le hice cosquillas por detrás y pegó un pinche”.

Pincora: La parte más alta de algo, generalmente de un árbol. “Se encaramó en la pincora del peral”.

Pintar: Tocar en suerte. “Fui a la plaza y pintó que me lo encontré en el camino”. Pintó, pintó” (si me tocó, me tocó).

Pipada: Hartada. “Me eché una pipada de carne que casi reviento”.

Pispierno: Protuberancia generalmente alargada, o hasta un objeto cualquiera. “Alcánzame ese pispierno que está al lado de tu pierna”. Me dijeron que para encender la radio tenía que apretar un pispierno de color rojo”.

Pistín: Persona pequeña. Generalmente niño de poca edad para lo que hace.

Plastume:  1) Mancha, plasta, costra indeseada. “El vestido estaba lleno de plastumes”.   2) Persona lerda, molesta que sin motivo ni invitación quiere permanecer cerca de uno. “Cuando más interesante estaba la conversación llegó ese plastume y tuvimos que cambiar de tema”. La desinencia –ume solía tener connotación peyorativa, como en fatume.

Polvasera: Polvareda.

Poncharse: Accidentarse, estropearse un vehículo. “Se les ponchó el coche y no pudieron llegar a Tajuya”.

Porcallón: Cochino, sucio, grosero.

Privación: Condición de estar muy alegre. “Con las privaciones (la alegría) le dio por llorar”.

Puñetería: Tontería, acción sin utilidad. “Pierde el tiempo en puñeterías”.

– Q –

“Quedar puesto y convidado”: Quedar escarmentado, decidido a no repetir. “Se puso a apostar dinero y quedó puesto y convidado”. Expresión de origen cubano.

Quejo: Quijada, mandíbula inferior. “De la rabieta que cogió le temblaba el quejo”.

Quíquere: Especie de gallina enana; al macho se le llama quíquere, y a la hembra quíquera. Como el macho es muy quisquilloso, se le dice ‘quíquere’ a la persona que también es quisquillosa y reacciona iracunda ante cualquier motivo. “Ése es un gallito quíquere”.

– R –

“¡Rabea, rabea!”: Expresión provocativa para enojar (hacer “rabiar”) a alguien o para burlarse porque ya está “rabioso” (enojado). Solía acompañarse del gesto de hacer círculos con el puño derecho sobre la palma de la mano izquierda.

“Rancho de”: Un montón de, mucho de una misma cosa. “Tenía un rancho de conejos, pero se le murieron”. (= Jarcia).

Rabuja: Expresión de mimo hacia la hembra más joven de entre varios hermanos. “Ella es la rabuja de la familia”.

Ralera: Mezcla clara, casi líquida. “Me gustan las raleras de vino” (mezcla de vino y gofio)

Ratiño: Escaso, tacaño.

Rebencura: Gesto de malhumor, de mal genio, de malas pulgas. “Cuando se lo dije me salió con una rebencura”.

Rebenque: Persona o cosa que no sirve, que carece de valor. “Él es inteligente, pero su hermano es un rebenque”.

Rebotallo: Hijo último e inesperado. “Y éste es el rebotallo”. Si hembra, también rabuja.

Rebumbio: Tumulto. “Al saberse la noticia se armó un rebumbio”.

Redina: Enredo, cuento difícil de entender. “Me llegó con una redina que no entendí nada”.

Refistoliar: Meterse alguien a buscar o averiguar donde no debe.

Refriserio: Ambages, consideración. “Y no tuvo refriserio en pedirle dinero”.

Refungada: Arrebato. “Como la muchacha no quiso bailar con él, le dio una refungada que se puso todo rojo”.

Regajero:  1) Conjunto de objetos dispersos en el piso o sobre una superficie. “En el cuarto del niño hay un regajero de juguetes”.   2) Reguero, rastro. “El perro dejó un regajero de orina desde la cocina a la calle”.

Regañado:  1) Que se ríe demasiado sin aparente motivo. “Ésa está regañada todo el tiempo”.   2) Demasiado abierta. “Cuando habla regaña la boca”. “¡Regaña bien las pernas para que te refistoleen!”. (= Escarranchada)

Regentón: Mandón sin fundamento. Persona a quien le gusta dar órdenes.

Reguindarse: Colgarse/guidarse de forma ilegal o con malas intenciones. “Oí un ruido, salí, y lo vi reguindado del nisperero robándome los nísperos”.

Reinar: Ponerse testarudo y malcriado acerca de algo. “El niño está reinando y no quiere comer la sopa”.

Rejalbido: Excesivamente blanco. “Está tan rejalbido que parece enfermo”.

Rejelo: Reflejo de la luz, generalmente la solar, en alguna superficie. “No me puse al sol en la playa, pero el rejelo del sol en el agua me quemó”.

Rejo:  1) Gancho, de hierro u otro material duro, que sirve de sujeción a algo. “Le sacaron la muela del juicio y tenía unos rejos tremendos”.   2) De carácter enrevesado. “Ése tiene mucho rejo”.

Relva: Prado o zona de pasto fresco y verde para el ganado de leche, generalmente el vacuno.

Rente: A ras. “Esa hojilla afeita muy rente” (muy a ras).

Repochado: Echado cómodamente en algo, ganduleando. “Ve a su madre afanada trabajando, y ella se queda muy repochada”. (= Alastrado).

Requilorio:  1) Algo que por viejo, estropeado, de poco valor y ninguna utilidad no merece ser guardado.  2) Persona con la que, por idénticas razones, no vale la pena mantener relación.

Resollar:  1) Dar señales de vida. “¡Menos mal que resollaste!” (menos mal que apareciste).   2) Si en negativo, suele referirse a hablar, chistar. “Tú te sientas allí y no resuellas” (no digas nada).  3) Si “resuello” se refiere a la respiración. “Me dio tal susto que me quedé si resuello”.

Respingón: Fruto que comienza a madurar. “Los nísperos están respingones”.

Retajila: Retahila.

Retortero:  1) Algo repetitivo, tipo letanía, que resulta fastidioso. “María anda con el retortero de que su hijos no la quieren (repite eso una y otra vez). (=Matraquilla).   2) Niño inquieto que resulta molesto porque no para de moverse. “¡Tal retortero se tiene ese muchacho!”.

Revilitaco: Garabato ininteligible. “Escribe con unos revilitacos que nadie entiende”.

Revirarse: Rebelarse, reaccionar de forma alterada. De una persona que reaccionaba así se decía que era ‘revirada’.

Rialengo: Andar sin control. “Ese muchacho anda al rialengo”.

Rilloso: Dícese de alimentos sólidos que no tienen la suavidad uniforme que deberían tener sino un grado de dureza que casi emite chirridos al masticarlos. “Ese queso está rilloso”.

Ripiar:  Pelar algo, como una rama o una fruta.

Ripiarse: Sentir escalofríos. “Cuando vi esas escenas me ripié toda”.

Ríspido: Agrio. “Estos nísperos están ríspidos”.

Rolón: Se aplica al gofio que, por haber quedado mal molido, tiene algunas briznas de trigo en vez de sólo polvo, como debería ser.

– S –

“Salir mandao”: Salir corriendo. “Al oír el disparo, el conejo salió mandao y no lo vimos más”.

Samagazo: 1) Caída. “Se cayó de la escalera y se dio un buen samagazo contra el piso”.   2) Golpe. “Si no te callas te doy un samagazo que vas a saber tú”.

Sanaca: Tonto, ingenuo. “Le dieron que doña María regalaba el cochino y el sanaca lo creyó”.

Sarandajo: Trapo, harapo, ropa muy deteriorada. “Está vestida de sarandajos”. A veces igual a colgantín.

Secura: Sensación de sed. “Me dieron unas securas que tuve que salir corriendo a buscar agua”.

Sermentía: Paso que sirve para acceder a diferentes propiedades. “Entre el cercado de Genaro y el de José pasa una sermentía que llega hasta la entrada del de Pancho. Los tres la usan”.

Serritranco: (= Arritranco).

Surrascarse:  1) Participar en manoseos sexuales. “En el cine estaba, surrascándose con el novio”.   2) Merodear, acercarse alguien a persona o cosa con intención de lograr algún beneficio. “Ahí viene surrascándose a ver si lo invitan a comer”.

Surriago:  1) Persona de mala vida; si mujer, puta. “Ésa es una surriaga que anda con unos y otros”.  2) Látigo para fustigar a las bestias.

– T –

“Tener rejo”: Rasgo de carácter de la persona que, principalmente por egoísmo y a veces también por prepotencia o ignorancia, es de difícil trato, o se altera con facilidad, o es poco flexible, o actúa siempre en procura de su propio beneficio y de forma rayana en la mala leche.

“Trasponer con/por”: Desaparecer, generalmente deprisa, con algo o por algún lugar. “Traspuso a noventa por el callejón y no lo vimos más”.  “Agarró las maletas y traspuso con ellas si despedirse”.

Tadito: Expresión compasiva, como ¡pobrecito!. “Tadito, llora porque quiere el biberón”.

Talegazo: Caída. “Al caerse del caballo se dio un buen talegazo”. (= Partigazo).

Tanchel: Lo que tiene la persona que obra con fundamento, seriedad o consistencia. “Eso no es trabajo para Juana, pues ella no tiene tanchel ninguno”.

Tanda: Tunda, sesión de golpes. “Con la tanda que le dio al gato, no vuelve a subirse a la mesa). (= Mano de).

Tanganazo:  1) Golpe dado o recibido. “Del tanganazo que le dio le sacó un diente”.   2) Aguacero copioso. “Me agarró un tanganazo de agua y me empapé todo”.   3) Líquido bebido en cantidad considerable y de una sola vez. “Pero con tres tanganazos de vino se me sacó el frío”.

Tapume: Portalón, reja, alambrado o cosa similar que se use, a disgusto de quien hable, para evitar el acceso a algún sitio.

Tareco:  1) Trasto. Objeto o cosa de dudosa condición o utilidad. “Tiene la casa llena de tarecos”.   2) Persona de baja condición moral (= Trafallo). “Esa mujer es un tareco”.

Tarufento: Visiblemente molesto, atufado. (= Tufento).

Tasarte: Alto, grande. Se aplica generalmente a personas o animales. “¿No te da vergüenza? ¡Un tasarte como tú jugando con los niños!”. Equivalente a lebranche.

Tedera: Arbusto usado para alimentar al ganado, generalmente el caprino.

Temblejeque: Temblor persistente y enfermizo.

Temoso: Persona fastidiosa por su insistencia en un mismo tema. “No seas temoso. No sigas pidiendo chocolate porque no te lo voy a dar”.

Templera: Borrachera.

Templume: Sazón, aliño, condimento. “Si no le pones a las papas los templumes que te dije no van a quedar bien”.

Tenderete:  1) Objetos regados (tendidos) en el piso. “Sobre la azotea tenía un tenderete de higos”.   2) Juerga, parranda. “El domingo nos echamos un tenderete en las bodegas del puerto”.

Teneque: Pedazo grande de algo. “Todos cogieron un pedazo pequeño de queso, pero él cogió un buen teneque”.

Terno: Traje (chaqueta y pantalón) de caballero. “Se compró un terno para estrenar en Semana Santa”.

Tildajo: Colgantín, apéndice colgante feo y ridículo. (= Guindín).

Tirijala: Pedazo muy largo de algo. Fila muy larga.

Tolanca: Idiota, atolondrado, lerdo. “Lo llamé con urgencia y ese tolanca no vino”.

Toletazo: Golpe dado con un tolete.

Tolete:  1) Trozo de palo, o tronco de considerable tamaño. “Trajo unos buenos toletes de pino para hacer leña”.   2) Persona idiota, imbécil, engreída o pretenciosa. “¡¿Qué se habrá creído ese tolete?!”.   3) Pene. “¡Tremendo tolete tiene ese burro!”. El ejemplo más común era llamado “Burro de José.

Tollina: Paliza, zurra. “Le dio una tollina que por poco acaba con él”.

Tonga: Cantidad abundante de algo, sobre todo si está amontonado. “Debajo de la naranjera hay una tonga de naranjas”. “Haz una tonga con las peras que están en el suelo”.

Topar:  Acometida de un animal con cuernos. “La vaca topó a mi hijo”.

Torrontudo: Terco.

Totizo: Nuca, parte del cuello. “Le dio un golpe en el totizo”.

Trafallo:  1) Cosa que no sirve. “Bota eso, es un trafallo”.      2) Persona de baja condición moral. (= Tareco).

Tralla: Grande. “Un ratón como una tralla” (un ratón muy grande).

Trambollo: Voluminoso, gordo y lerdo. “Ese muchacho es un trambollo” (es muy gordo).

Tramear: Correr. “¡Tramea (corre), que te muerde el perro”.

Trancazo: Golpe. “Se pegó un trancazo contra el marco de la puerta y se rompió la cabeza”.

Trapamejas: Persona tramposa, irresponsable, incumplida, truculenta. “No te fíes de él, es un trapamejas”.

Trapichar: Hacer, mover, hurgar, revolver en un lugar. “No trapiches tanto que te vas a cansar”.

Trapiche: Enredo, chisme. “No creas nada; son trapiches de él que es un trafallo”.

Traste: Persona de poco valor moral, poco fiable. “Ése no es más que un traste que no paga sus deudas” (= Trapamejas). El traste hace trastadas. También ‘Trasto’.

Trescalo: Escalofrío, en los dientes o en el cuerpo.

Tresvesnueve: Truco, triquiñela, martingala. “Le hizo un tresvesnueve y lo dejó sin el dinero”.

Trinquete: Persona alta y fornida. “¡Tal trinquete de hombre!”.

Tufento: Visiblemente molesto, atufado. (= Tarufento).

Tumbo: Grumos como coágulos que se depositan en el fondo de un envase de líquido (aceite, vino, etc.) cuando ésta está en reposo.

Tunante: Pretencioso, engreído.

Tuntún: Persona que estorba, de poca utilidad, falta de iniciativa, que con su presencia dificulta lo que otros hacen. “Si ese tuntún viene para acá no vamos a terminar a tiempo”.

Tupirse: Obstruirse, taparse. “El desagüe se tupió”. “Comió tantos tunos que se tupió” (tuvo una obstrucción intestinal).

Tutubelo: Protuberancia en algo vivo. “Se dio un golpe en la frente y le salió un tutubelo (abultamiento)”.

– U –

Umbrillento: Condición que, generalmente por efecto del tiempo y el ambiente en que se guardan, adquieren los higos pasados, y que les da un sabor característico un tanto ácido y desagradable. “Estos higos están umbrillentos”.

– V –

“Véase vos”: Vaya usted a saber, algo pasó que. “Véase vos que hizo él cuando el perro lo mordió”.

“Verde, un”:  1) Período de libertad para satisfacer algo. En referencia generalmente al ganado vacuno, dejarlo en libertad para comer en un prado o relva. “Le di un buen verde a la vaca” (La dejé suelta en la relva por bastante tiempo).   2) Darse gusto una persona haciendo algo placentero, generalmente
picaresco, que hacía tiempo que no disfrutaba o que no había disfrutado nunca antes. “¡Buena falta de un verde que tenía!” (Ya era hora de que se soltara el moño y saliera de juerga).

Variscazo: Golpe dado con una vara.

Veneta: Decisión importante generalmente inesperada y a veces alocada. “Le dio la veneta de irse a Venezuela, y se fue”. “Le dio una veneta y se botó por el barranco”.

Ventolina: Decisión espontánea y trivial. “Le dio la ventolina y se tiñó el pelo”.

Vivo: Borde, orilla. “Se me descosió el vivo de la falda”.

Volador: Fuego artificial del tipo cohete.

– Z –

Zafado: Que no se comporta según las reglas de educación y morales que entonces se consideraban apropiadas. “Ese muchacho está muy zafado”. Con mujeres se usaba generalmente en el aspecto relativo a la instigación sexual, como ir provocativamente vestidas o permitirse licencias con el sexo opuesto.

Zurumbo: Atontado, mareado. “Ese ruido me dejó zurumbo”.

2 comentarios sobre “[*ElPaso}– Léxico de El Paso de mi entorno familiar y vecinal de antaño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s