[*Otros}– Los Canarios y San Antonio de Texas (USA)

La traducción es bastante mala, pero así me llegó. Hice las correcciones que me parecieron obvias, pero tal vez caí en lo de “traduttore, tradittore“.

Carlos M. Padrón

Artículos relacionados:

***

El comienzo de la ciudad de San Antonio, en la provincia de Tejas, esta generalmente asociado con la llegada de 16 familias integradas por 55 inmigrantes de las Islas Canarias.

Por real decreto del Rey de España se fundó la Villa de San Fernando, que fue nombrada así en honor de Fernando VI, el heredero al trono español, que estableció el primer gobierno civil.

Como primeros pobladores, los Canarios —también llamados Isleños— tenían derecho a formar el gobierno de la ciudad, recibir asignación de buenas tierras, y llevar el título nobiliario de hidalgo que viene de Hijo Dalgo y significa “hijo de noble linaje”.

Los Canarios se unieron a una comunidad militar que había existido desde 1715, y juntos formaron el núcleo de la villa de San Antonio de Béjar, la que es ahora la ciudad de San Antonio.

Dos años antes, en febrero de 1729, el Marqués de San Miguel de Aguayo hizo pasó un informe a Felipe V, rey de España, en el que propuso que 400 familias se transportaran desde las Islas Canarias, Galicia, o La Habana para poblar la provincia de Texas.

Su plan fue aprobado y se dio aviso a los Canarios de que proporcionaran 200 de esas familias. Sin embargo, el Consejo de Indias propuso que el total de 400 familias fueran enviadas desde Canarias a Texas a través de La Habana y de Veracruz.

El 27 de marzo de 1730, desde el puerto de Santa Cruz de Tenerife zarpó el barco España con rumbo a las Filipinas Nuevas, o a Texas, como luego se llamaba ese territorio.

En junio de 1730, y antes de que llegara de España la orden de detener ese movimiento, 25 familias habían llegado a Cuba, y 10 habían sido enviadas a Veracruz, y el 09 de septiembre de 1730 llegaron a Quantitlán, un antiguo pueblo azteca cerca de la ciudad de México.

El 08 de noviembre se hizo una lista oficial de esas familias y, en ese momento y debido a los matrimonios, el grupo había aumentado a quince familias y cuatro hombres solteros, para un total de cincuenta y seis personas en la lista.

Los cuatro hombres solteros eran considerados una “familia” y figuran con el número 16. Debido a que no estaban casados, tenían que dividir la propiedad que se concedía normalmente al cabeza de familia.

Se quedaron allí hasta el 15 de noviembre cuando comenzaron el difícil viaje por tierra hasta el río San Antonio. La ruta, trazada para ellos por el gobierno español, les llevó a través de San Luis Potosí, y Saltillo.

Hicieron una corta parada en el presidio de San Juan Bautista, en el Río Bravo, donde antes de partir dejaron los caballos que habían usado.

Bajo la dirección de Juan Leal Goraz, el grupo marchó por tierra hasta el presidio de San Antonio de Béjar, donde llegaron a las once horas del 09 de marzo 1731, un año después de su salida de las Islas Canarias.

Por el momento en que los isleños habían completado su arduo viaje a través del Atlántico y el viaje a Texas, dos viudas encabezaban dos de las familias:

1. María Rodríguez-Provayna, también conocida como María Robaina de Bethencourt, que sólo tenía 27 años y ya tenía 6 hijos que iban desde un mes hasta los trece años de edad. Su esposo, Juan Rodríguez Granado murió en Veracruz el 5 de mayo de 1730. María alegó ser descendiente de Juan de Bethencourt quien a principios del siglo XV logró la conquista de las Islas Canarias para el rey Enrique III de España.

2. La otra viuda cabeza una familia era Mariana Delgado Meleano que tenía treinta años y tuvo tres hijos con edades desde dos hasta dieciséis años. Su hijo mayor fue enumerado como el jefe de la familia 12. Su marido fue Lucas Delgado, quien también murió en Veracruz el 5 de julio de 1730.

El sitio para la ubicación de la Iglesia de San Fernando fue elegido el 2 de julio de 1731, cuando Juan Antonio Pérez de Almazán, capitán del Presidio de San Antonio, designó para ello una plaza central de la villa de San Fernando de Béjar que se convirtió en el centro de la parroquia de San Fernando.

La primera piedra de la iglesia no se colocó hasta tres años después de la llegada de los Canarios, el 13 de mayo 1734. Los retrasos por falta de fondos hicieron que la iglesia permaneciera sin terminar durante más de 20 años, pero finalmente se terminó en 1755. Hoy en día, la Catedral de San Fernando se erige como una de las catedrales más antiguas de los Estados Unidos.

Rosa María Padrón fue el primer bebé de ascendencia Canaria nacido en San Antonio.

Bexareño es el gentilicio español para un residente de San Antonio. Desde el momento en que los Canarios llegaron por primera vez, hasta la época de la Revolución, muchas familias del Texas bexareño vinieron a poblar la zona. Muchas se establecieron en La Villa de San Fernando, o se asentaron alrededor de las misiones, en haciendas y en muchos ranchos a lo largo del río San Antonio y sus alrededores.

Junto con los colonos de Presidio, los Canarios formaron la base de la población de San Antonio de Béjar que luchó para crecer durante los próximos 100 años, y en 1762 había alcanzado aproximadamente los 661 habitantes.

Para el censo de 1790 había 1.033 personas registradas como residentes en San Fernando de Béjar, sin incluir a los residentes en las misiones de los alrededores. En 1820 había una población de casi 1.600 bexareños.

Uno de estos familiares bexareños fue Pedro Carlos de Los Angeles Charle. Llegó a la Luisiana de Francia a una edad de entre 18 a 20 años, y cuando Jacinto de Barrios fue nombrado gobernador de Texas llegó a la frontera del presidio de Los Adaes en el servicio militar de Francia, y acompañó al gobernador a San Antonio de Béjar en algún momento entre 1756 y 1759.

En 1760, y en La Villa de San Fernando de Maldonado, se casó con Águeda, hija de Luis Maldonado y de Luisa Manuela Pérez, que era la hija de Cayetano Pérez de Los Adaes, y mayordomo de la misión en 1739.

[Los descendientes Charle Informe]

En 1778, después de la muerte de su esposa, Pedro se casó con María de Estrada y tuvo 2 hijos. Su hija Concepción de Los Ángeles se casó con Ventura Charle Losoya, el hijo de Miguel Antonio Lozoya y de María del Pilar Hidalgo, que había llegado a San Antonio de Béjar cerca de 1770.

Ventura y Concepción tuvieron tres hijos. Toribio Losoya, el mayor, luchó y murió en la batalla de El Álamo. Losoya, la madre de Toribio, su hermano menor, Juan, y su hermana, Juana Francisca Melton, la esposa de Eliel Melton, estuvieron presentes en El Álamo y sobrevivieron al asedio y la batalla.

José Toribio Losoya, también bajo Seguín, fue asesinado en El Álamo en su hora final, y su cuerpo fue quemado con los de los otros defensores.

La familia Losoya probablemente tenía más derecho a estar en El Álamo que cualquiera de los otros no combatientes, ya que los Losoya vivieron durante un tiempo en el recinto de Álamo.

Descendientes [Losoya Informe]

José Francisco Salinas, el Alférez, nacido alrededor de 1722, vino a San Antonio de Béjar en 1742, se casó con Margila Chirino, y tuvieron un hijo que se casó con Josefa Salinas en 1811.

Francisco Antonio Flores de Abrego llegó a San Antonio de Béjar desde Saltillo en algún momento antes de 1746. Se casó con Rosa Hermenegilda Hernández, hija de Francisco Hernández, uno de los colonos originales de Presidio.

Sus hijos y nietos se casaron con miembros de familias establecidas en Béxar, como los Montes de Oca, Rodríguez, y Seguin, por mencionar algunos.

José María Victoriano Flores de Abrego, bisnieto de Francisco, se casó con María Lionides Seguin, la hija del patriota texano Erasmo Seguín Bacerra. Su hija, Josefa Agustina Flores de Abrego, nacida alrededor de 1833, creció en los extensos terrenos de la familia, y el 17 de abril de 1854 se casó en San Antonio con Samuel Williams Barker, quien se convirtió en el primer sheriff del Condado de Wilson.

Cuando su padre murió, Josefa heredó una parte de su patrimonio: unos 200 acres que donó para fundar la ciudad de Floresville

Flores de Abrego Informe Descendiente]

Pedro Huízar (o Guízar), nativo de Aguascalientes llegó a la Villa de Béjar en algún momento antes de 1778, y estaba casado con María de la Trinidad Henriques. Pedro y María tuvieron por lo menos 6 niños nacidos en La Villa de San Fernando.

Pedro, que era carpintero y escultor, estaba empleado en la misión de San José y San Miguel de Aguayo, la segunda de cinco misiones españolas alrededor de San Antonio de Béjar. Es conocido por haber esculpido, en la iglesia de la misión, el rosetón y la fachada.

Durante la década de 1790 ayudó a la misión trabjando en las tierras de cultivo en el momento de la secularización, y en diciembre 1790 Pedro Huízar fue el encargado de elaborar los planes para la reconstrucción del Presidio de San Antonio de Béxar y la mejora de sus defensas.

En 1793 recibió una beca de tierra de la gran superficie cultivada por los indios que vivían en la Misión de San Antonio Valero. En 1798 fue nombrado juez en la Misión de San José.

La familia Esparza llegó por primera vez al área de San Antonio de Béjar cuando José Francisco María Esparza y su tercera esposa. Jacinta Gertrudis Briseño. llegaron a la Villa de Béjar de Saltillo, Coahuila, en torno a 1788.

Esparza tuvo 4 hijos, y su nieto, José María Esparza, también conocido como Gregorio Esparza, fue uno de los defensores que murieron en El Álamo. Gregorio, junto con su esposa Ana Salazar y su familia, estaban en El Álamo durante el sitio, y su hijo Enrique Esparza fue testigo ocular de los hechos.

Los herederos de Gregorio fueron clave en la fundación de San Agustín, al sureste de Pleasanton, en el Condado de Atascosa. 

El origen del nombre de Tejas —o Texas— proviene de la pronunciación del español de una india Hasinai, y es palabra que significa “amigos” o “aliados”. En el siglo 17, la palabra “tejas” fue usada por los exploradores y colonos españoles para referirse a la indios Caddo del este de Texas.

Los nombres de Tejas y Hasinai fueron utilizados indistintamente por los primeros exploradores españoles que conocían la zona más occidental de indios Caddo como “el gran reino de Tejas”.

Esta historia se remonta a la fundación misma de la Provincia de Texas, con los primeros colonos de Presidio, y más tarde, en 1731, con las familias de los isleños de Canarias que habían venido a establecerse en los alrededores bexareños.

El término “tejano” proviene de estos tejanos de origen Canario que no eran sólo una parte de la fundación de San Antonio de Béjar y de la Villa de San Fernando, sino que lucharon por la Independencia de Texas en 1836.

El término “tejano” sólo comenzó a utilizarse durante el período inmediatamente anterior a la Revolución de Texas, entre 1821 y 1836.

Al final de la Guerra de Independencia de México, en 1821, había alrededor de 4.000 tejanos que vivían en la provincia de Texas. La mayoría ubicados en Nacogdoches, San Antonio de Béjar, y La Bahía del Espíritu Santo(Goliad). Alrededor de 1800, casi la mitad vivían en San Antonio de Béjar.

Muchos colonos anglo-estadounidense, dirigidos por Stephen F. Austin, empezaron a establecerse a lo largo del río Brazos, en 1821, cuando Texas fue controlada por la República de México, recién independizado de España.

En 1830, los 30.000 colonos anglos de Texas superaron a los tejanos seis a uno.

Los tejanos se rebelaron contra la autoridad centralizada de la Ciudad de México, y contra el régimen de Antonio López de Santa Anna. Las tensiones entre el gobierno centralista dictatorial y los colonos de Texas finalmente desembocaron en la Revolución de Texas, que comenzó oficialmente con la batalla de González, el 2 de octubre de 1835, y terminó con la batalla de San Jacinto, el 21 de abril de 1836.

En 18 minutos, el General Sam Houston llevó al ejército tejano a la victoria sobre una parte del ejército mexicano al mando del general Santa Anna.

La República de Texas fue una nación soberana desde 1836 hasta 1845 cuando, con base a los Tratados de Velasco entre la recién creada República de Texas y México. se establecieron las fronteras que abarcaban un área que incluía todo el actual estado de Texas, y las partes del actual Nuevo México, Oklahoma, Kansas, Colorado y Wyoming,

Entre los 56 que firmaron la Declaración de Independencia de Texas el 2 de marzo de 1836, tres eran hispanos: dos tejanos, José Antonio Navarro y José Francisco Ruiz, y el primer vicepresidente de de la República, Lorenzo de Zavala.

Blas Herrera y José Cassiano exploraron el movimiento de Santa Anna en su marcha a San Antonio de Béjar.

Mientras que siete tejanos lucharon y murieron junto a los anglo-americanos en la Batalla de El Álamo, los hombres de San Antonio lucharon con Juan Seguín y Manuel Flores y ocuparon un lugar destacado en la victoria en la Batalla de San Jacinto.

El capitán Juan Seguin comandó a estos valientes nativos tejanos como miembros del Segundo Regimiento de Voluntarios de Texas.

Uno de los primeros tejanos en entrar de nuevo a San Antonio, después de la batalla de San Jacinto, fue el coronel Seguin. Tomó posesión de la ciudad el 4 de junio de 1836. Fue nombrado comandante militar y alcalde provisional de San Antonio.

José Antonio Menchaca, miembro de la tercera generación de bexareños y oficial del ejército tejano, cuya familia recibió una subvención de la corona española en 1762, fue un verdadero patriota de Texas a lo largo de toda su vida.

Luchó en la batalla de San Jacinto, desempeñó varios mandatos como concejal, y participó en la defensa de San Antonio cuando el general Adrián Woll dirigió un ejército mexicano en Texas en septiembre de 1842.

Durante la existencia de la República de Texas, sólo cuatro tejanos (desde el Distrito de Bexar) lograron ganar la elección al Congreso de Texas: José Antonio Navarro, José Francisco Ruiz, Juan Seguín y Rafael de la Garza.

Otro bexareño, Juan Martín de Veramendi , hijo de Fernando Veramendi, fue elegido vicegobernador de Coahuila y Texas en 1830. Su hija, Úrsula María de Veramendi, se casó con James Bowie.

El único tejano que fue juez del condado de Bexar antes de finales del siglo XX fue Erasmo Seguín. José Antonio Navarro, y Chávez Ignacio fueron elegidos para el gobierno del condado como jueces asociados.

Para obtener una lista de los defensores de El Álamo, ir a “Los texanos y texanos en el Alamo“, ubicado en el Álamo de Parras sitio Web.

La siguiente sección es una breve biografía de los hombres y mujeres procedente de la Islas Canarias que en 1731 fueron los padres fundadores de San Antonio, así como de los soldados y colonos que vinieron a San Antonio de Béjar muchos años antes de que llegaran los Canarios.

El Capitán José de Urrutia vino de Guipúzcoa, España, poco antes de 1691. Vino a Tejas como miembro de la expedición de Domingo Terán de los Ríos.

Antes de su llegada a San Antonio de Béjar vivió con la Kanohatinos, Tohos, y con los indios Xarames durante siete años. Fue nombrado “capitán general” de todas las naciones hostiles a los apaches, y llevó a cabo amplias campañas contra ellos.

Se reunió con sus compatriotas, poco después de la fundación de San Juan Bautista de la Misión, en 1700. El 23 de julio 1733, cuando Urrutia se hizo Capitán del Presidio de San Antonio de Béjar, ya tenía “cuarenta años de experiencia con los indios en Coahuila, Nuevo León y Texas, y fue probablemente el mejor informado de todos los españoles sobre los asuntos indígenas en Texas. 

Juan Banul, maestro herrero, nació en Bruselas, Bélgica, cuando ésta se encontraba bajo el dominio español. Cuando todavía era un hombre joven y con amor por la aventura, viajó a la Nueva España buscando una nueva vida con mejores oportunidades.

En 1719 estuvo en el presidio de San Antonio de Béjar. Dos años más tarde, el joven herrero acompañada al Marqués de Aguayo al este de Texas como miembro de la expedición Aguayo.

Teniendo ya el grado de cabo, Banul ayudó a construir seis misiones y presidios, dos en el este de Texas y Louisiana.

De vuelta en San Antonio hacia 1723, hizo gran parte de la herrería en las misiones de San Antonio de Valero, San José, y San Miguel de Aguayo. En 1730, Juan y María Banul Adriana García, una viuda de Flandes, se casaron.

Pedro de Ocón y Trillo era soldado en el presidio de Béjar a mediados de 1720. Se casó, en 1728, con Ignacia Flores Valdés, quien probablemente era hija de uno de los otros soldados.

En 1746 se casó, por segunda vez, con Juana de Urrutia, hija del Capitán José de Urrutia.

Después de retirarse del ejército, Pedro se trasladó por un tiempo con su familia a Saltillo pero luego volvió a Béjar donde ya se quedó también con su familia. 

José Macario Zambrano (Sambrano) se casó con Juana Ocón y Trillo a mediados de 1750. Ella era hija de Pedro Ocón y Trillo, y de Juana de Urrutia.

Macario y Juana fueron padres de 12 hijos, uno de los cuales, José Darío Zambrano, se convirtió en sacerdote de San Fernando. En San Antonio de Béjar, cuando la revuelta de Casas estalló a principios de 1811, se unieron a la contrarrevolución realista encabezada por su hermano, el teniente coronel Zambrano Juan Manuel.encargado de sofocar la revuelta y mantener para España el control de los realistas.

La rebelión de Casas fue uno de los muchos levantamientos contra la autoridad imperial que se desató en toda la Nueva España después de que Miguel Hidalgo y Costilla iniciara en septiembre de 1810 el movimiento para que México se independizara de España.

Sin embargo, en 1821, unos 12 años después de la revuelta de Casas, fue cuando el movimiento revolucionario consiguió finalmente la independencia de México.

La hermana de Juana, María Luisa Ocón y Trillo, se casó con Bartolo Seguin que llegó a San Antonio de Béjar en torno a 1744 y fue el antepasado de la famosa familia Seguin, de Texas. que adquirió fama durante la Revolución.

Juan José Montes de Oca nació en 1720. Su padre era de la Isla de Cuba, y llegó a San Antonio en 1741.

Recibió una beca en abril de 1751, cuando declaró que él había hecho varios viajes por su cuenta para traer a los indios al seno de la Santa Iglesia Católica.

Su matrimonio con Marcela de la Peña, en 1742, está registrado en los archivos de la iglesia de San Fernando. Tuvieron 12 hijos. Su abuela, María Leonarda Montes de Oca, se casó con Ignacio Chaves, hijo de Francisco Xavier Chaves, intérprete de la India.

[Montes de Oca] Informe Desendants, [Chaves Desendants Informe]

Biografías: Bexar Genealogy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s