[*Drog}– La Nueva Psicología del Amor (3/7): Qué NO es amor

El enamoramiento, o drogamor, siempre pasa, es transitorio (ver artículo copiado al final), y lo peor es que a veces deja una secuela de ruina moral, de frustración, y hasta de bancarrota, pues uno cae en cuenta de que no sólo ha perdido tiempo y autoestima sino también hasta dinero.

Si el enamoramiento suministra a los enamorados una capa mágica de omnipotencia que los enceguece a los riesgos que están asumiendo cuando deciden casarse, y es un ardid que nuestros genes usan con nosotros para nublar nuestro espíritu, que de otra manera seria perceptivo, y engatusarnos y hacernos caer en la trampa del matrimonio, ¿no es cierto que se trata de una droga? De ahí el término drogamor.

Esto no obstante, no hay indicios de que a nivel de colectivo social se intente siquiera hacer algo para combatir esa droga, a pesar de que todas las víctima del drogamor saben que se trata de un mito que causa enorme confusión y profundos sufrimientos.

Carlos M. Padrón

***

“La Nueva Psicología del Amor”
M. Scott Peck

QUÉ NO ES AMOR

Lo que parece amor no es con frecuencia en modo alguno amor. El amor no es un sentimiento.

Es obvio que la actividad sexual y el amor, si bien pueden darse simultáneamente, con frecuencia están disociados porque son fenómenos fundamentalmente separados. En sí mismo, el acto de hacer el amor no es un acto de amor.

Enamoramiento

De todas las falsas concepciones del amor, la más vigorosa y difundida es la creencia de que “enamorarse” es amar, o, por lo menos, que ésta es una de las manifestaciones del amor.

La falsa concepción de que enamorarse es un tipo de amor está tan difundida precisamente porque contiene algo de verdad, [pues] una de las funciones que cumple el fenómeno instintivo de enamorarse consiste en suministrar a los enamorados una capa mágica de omnipotencia que los enceguece a los riesgos que están asumiendo cuando deciden casarse.

La experiencia del enamoramiento es invariablemente transitoria. Cualquiera sea la persona de la que nos hayamos enamorado, tarde o temprano dejaremos de estar enamorados si la relación continúa por tiempo suficiente.

Esto no quiere decir que invariablemente dejemos de amar a la persona de la que nos hemos enamorado. Quiere decir que la sensación de éxtasis que caracteriza la experiencia de enamorarse siempre pasa. La luna de miel siempre termina. La lozanía del idilio siempre se marchita, [pues] la persona amada tiene y continuará teniendo sus propios deseos, gustos y prejuicios diferentes de los de la otra persona; poco a poco, o súbitamente, los miembros de la pareja dejan de estar enamorados y de nuevo son dos individuos separados.

En este punto comienzan a disolverse los lazos de su relación, o bien se inicia la obra del verdadero amor. [En este mismo punto hay que ser capaz] de aceptar que [uno] ya no está enamorado de su [pareja], y que esto no significa que se haya cometido un horrible error. [De lo contrario podría ocurrir como al] señor y la señora X [que] reconocen que han dejado de estar enamorados [el uno del otro, pero no advierten] que ese reconocimiento mismo podría marcar el comienzo de su matrimonio en lugar de marcar su fin.

Enamorarse no es no acto de voluntad, no es una decisión consciente.

El verdadero amor es una experiencia de permanente extensión de la [propia] personalidad, pero enamorarse tiene poco que ver con la finalidad de promover el desarrollo espiritual. Enamorarse no supone una extensión de las fronteras de uno mismo, sino que, por el contrario, es un derrumbe parcial y transitorio de esas fronteras. Enamorarse no supone ningún esfuerzo.

El enamorarse es un ardid que nuestros genes usan con nosotros para nublar nuestro espíritu, que de otra manera seria perceptivo, y engatusarnos y hacernos caer en la trampa del matrimonio. Si ese ardid, muchos de nosotros que hoy estamos feliz o infelizmente casados, nos habríamos arredrado ante el realismo de los votos matrimoniales.

En resumen, el mito del amor romántico es una tremenda mentira. Quizá sea una mentira necesaria por cuanto asegura la supervivencia de la especie al alentar y aparentemente validar la experiencia de enamorados que [nos lleva] al matrimonio. Pero como psiquiatra debo lamentar en lo profundo de mi corazón, y casi todos los días, la enorme confusión y los profundos sufrimientos que engendra este mito. Millones de personas malgastan grandes cantidades de energía en un intento fútil y desesperado de hacer que la realidad de sus vidas se ajuste a la realidad del mito.

***

26.04.07

Si la pasión amorosa sólo dura dos años, las hormonas tienen la culpa, según un estudio publicado en el último número de la revista “Chemistry World”, de la Real Sociedad de Química del Reino Unido.

Un equipo de científicos de la universidad de Pisa (Italia) ha estudiado el comportamiento de las hormonas en una relación amorosa y ha comprobado que el deseo desaparece a los dos años por los cambios biológicos experimentados en el cuerpo de los amantes.

Para el bioquímico Michael Gross, “mientras los amantes se prometen amor verdadero, las hormonas dan a entender otra cosa”.

“Esta investigación demuestra la presencia en la sangre de ciertas hormonas al principio de la relación, pero no hay pruebas de que prevalezcan en los individuos que tienen una relación desde hace años”, señaló el bioquímico.

Según el estudio, mientras que en los primeros momentos del enamoramiento abunda un elemento químico llamado neurotrofina, que provoca el deseo, con el paso del tiempo esa sustancia se desvanece y deja lugar a una hormona denominada oxitocina.

“La neurotrofina es el equivalente científico en el mundo real de lo que serían las flechas de Cupido”, apuntó Gross.

Con la oxitocina se consolidan sentimientos más duraderos de amor y de compromiso, según informa DERF.

NotaCMP.- La pregunta es si necesariamente la neurotrofina da paso a la oxitocina, y la respuesta es NO.

P.Digital

***

02.05.07

La vida del hombre está siempre llena de dudas. Sobre todo en esos momentos en que debe decidir algo que la sociedad determina que tiene que ser supuestamente “para toda la vida”.

Por eso, y para ayudar a tomar decisiones, Infobae.com ha hecho un pequeño resumen de ítems destinados a facilitar y ahorrar energías a la hora de buscar excusas para no casarse.

Llegado determinado momento del noviazgo, las mujeres insisten con su teoría de casarse “para vivir felices para toda la vida”. Y los hombres, que a veces no saben decir que no, se ven encerrados por la cantidad de argumentos favorables que sus chicas les dictan en forma de catarata dialéctica, según recoge DERF.

Aunque algunas son más crueles y extremistas que otras, servirán para el propio balance. Si las palabras le parecen inapropiadas, busque las que mejor puedan llegar a caerle a su pareja.

1 – Separarse es más complicado. Aunque al principio todo es color de rosa, la realidad indica que un alto porcentaje de parejas se divorcian. En su gran mayoría, las separaciones suelen ser más conflictivas y complicadas que iniciar una convivencia firmada.

2 – Es difícil mantener la monogamia. Aunque es un argumento algo extremo, puede servir mostrado desde ambas partes. Después de un tiempo de convivencia, uno puede llegar a verse tentado en buscar a otra persona que nutra de aventura la relación.

3 – La familia de mi novia. Si bien uno contrae matrimonio con una sola persona, la realidad indica que el círculo más cercano de ella también formará parte de nuestro entorno íntimo. El tema es que uno sí elige a su pareja, pero no a sus hermanos, su madre, su padre, sus tías…

4 – Los gastos de la fiesta. Emprender los preparativos para celebrar el enlace es uno de los puntos más conflictivos y críticos a la hora de poner a prueba una relación. Pero los costos son tales que después la economía de la pareja podría comenzar con un duro traspiés.

5 – La maldita rutina. Hay días que hasta uno mismo no se soporta con la vida que lleva. ¿Por qué debería hacerlo multiplicado por dos? Verle la cara los 365 días del año a una misma persona es sumamente desgastador para cualquier pareja, por más amor que ésta se tenga.

6 – Pérdida de la libertad. Menos espacio, más compromisos asumidos. En definitiva, la convivencia no haría más que acortarnos la posibilidad de hacer lo que se le antoje a cada uno. Se vivió la infancia y la adolescencia dando cuentas a los padres por las acciones. ¿Ahora también?

7 – El amor no es eterno. Lo que nace como una pasión irrefrenable, se convierte en una insulsa rutina. Y eso es lo que va sembrando dudas en la cabeza de cada integrante de la pareja, para trasladarla irremediablemente al corazón. Lo que nació como un “amor eterno” se convertirá en una “excelente amistad”.

8 – Soportar sus hábitos, resignar los míos. Ver sus pantaletas (bragas, bombachas) colgando de la canilla del baño puede convertirse en una de las imágenes más apocalípticas para un hombre, por la que inevitablemente pasará si se decide a casarse. Lamentablemente, es sólo un detalle de entre los muchos que podría encontrarse en su convivencia.

9 – Puede frenar el avance profesional. La falta de libertad de movimientos y de tiempos, las mayores responsabilidades, el estar pensando en mantener una familia, a veces atenta contra los propios planes del hombre para desarrollarse como quisiera en su profesión.

10 – Es la propia experiencia. Cada pareja conoce bien sus propias realidades. El último argumento queda a criterio de cada “damnificado”, quien sabrá cómo salir del paso ante la pregunta del millón: “¿Te casarías conmigo?”.

P.Digital

6 comentarios sobre “[*Drog}– La Nueva Psicología del Amor (3/7): Qué NO es amor

  1. Leyendo lo publicado pareciera ser que el amor, o el enamoramiento, fuera algo ajeno a la vida. Si empezamos así, no hay relación que funcione ya que el amor forma parte de la vida misma. Ahora bien si se pretende que el cuento de hadas de un comienzo vaya a durar toda una vida autososteniéndose y sin hacer nada al respecto, indudablemente cualquier relación llevaría al fracaso.

    Es mi opoinión que lo que le da fundamento a cualquier relación, incluyendo la amorosa, son dos ingredientes: a) el compromiso, que es lo que mantiene la relación funcionando, y b) el estar consciente que dicho compromiso no coarta la libertad si partimos del supuesto que fue asumido voluntariamente.

  2. Adolfo, el enamoramiento, o lo que llamo drogamor, no es ajeno a la vida; al contrario, y como ya dijo el autor, es tan parte de la ella que la Naturaleza lo usa como trampa para darle continuidad a la vida.

    Estoy de acuerdo con las dos condiciones que mencionas, pero caben en el mundo del dorgamor porque para el drogamorado el compromiso no es tal, porque no debe hacer esfuerzo alguno para darse por completo al objeto de su drogamor; y la libertad es un concepto que le es ajeno porque está reñido con la posesión, que es lo que busca obtener y dar el drogamor.

  3. Bastante interesante.
    La verdad es que el anamoramiento es un concepto que suele confundirse, y más si sos adolescente. Je.
    Besos y saludos

  4. CREO, CON TODO RESPETO, QUE LA TEORÍA DEL A DROGAMOR ES UNA FORMA DE EXPRESAR UN CONCEPTO, UN ENFOQUE, EL PRODUCTO DE UNA OPINIÓN, PERO NO LA VERDAD. LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD NOS DICE OTRA COSA MUCHO MÁS INTEMPORAL, NO TAN PASAJERA, NO TAN ACTUAL. INCLUSO LA PROPIA QUÍMICA DEL AMOR ES UNA APROXIMACIÓN, DE MOMENTO, AL TEMA DEL AMOR. SÓLO DIRÉ QUE EL ARTE, LA MÚSICA, TODOS LOS ELEMENTOS ZOOLÓGICOS QUE COMPONEN EL PERFIL DE LA RAZA HUMANA, DICEN QUE LA ÚNICA RAZÓN QUE COLOCA AL PIGMEO HUMANO FUERA DE SU TIEMPO ES PRECISAMENTE EL AMOR, ES EL ÚNICO SISTEMA DE SENTIMIENTOS QUE TIENEN INTEMPORALIDAD. ES LO ÚNICO QUE HA PRODUCIDO LO QUE LA HISTORIA NOS CUENTA: LA PINTURA, LA ESCULTURA, LA LITERATURA, LA ARQUITECTURA, LA POESÍA Y LA PROSA. TODO ES PRODUCTO DE ESE SISTEMA DE SENTIMIENTOS QUE SE ENTIENDE POR AMOR. NADA SURGE MARAVILLOSAMENTE DE LA NADA; POR EL CONTRARIO, LA GUERRA, EL DESENCUENTRO, LA DESTRUCCIÓN QUE HABITA EN NOSOTROS SON LA ANTITESIS, EL PREVISIBLE FINAL DEL HUMANO,Y ES EN ESA DUALIDAD QUE SE DESARROALLA LA VIDA. NO CONFUNDAMOS DESEOS Y ENFOQUES PARCIALES DE EQUILIBRIO. EL FINAL SERÁ IGUAL TANTO PARA AQUÉL QUE DEJE FLUIR EL AMOR POR SU CUERPO, COMO PARA AQUÉL QUE DURE. AMBOS DURARÁN, PERO EN MI CONCEPTO —Y ES SÓLO MI OPINIÓN— SERÍA DE CIEGOS VIVIR SIN SABER POR QUÉ VIVIMOS.

    CON PROFUNDO RESPETO POR TODOS.

  5. Para mí, es súper pesimista este articulo, y, bueno, quizas lo escribió alguien que no tiene amor en su vida. Amar consiste en aceptar al otro como es, y elegirlo dia a dia. LOS psicólogos creen saber todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s