[*FP}– Una muy especial "tarjeta de Navidad"

Carlos M. Padrón

Hasta la edad de 22 años, para mí la Navidad fue un periodo, no precisamente de fiestas, que durada desde el 24 de diciembre hasta el 6 de enero, Día de Reyes. Un periodo marcado por un énfasis en lo religioso, con belenes en muchas casas —en El Paso los llamábamos “nacimientos”— , misas de gallo, cánticos de villancicos, y ensayos del grupo de niños y niñas que debutaríamos en un acto especial en el magno belén hecho en el altar de la iglesia. En los ensayos para la Navidad de 1949 conseguí mi primera “noviecita”. ¡Como pasa el tiempo!

La noche del 31 de diciembre era una como otra cualquiera, marcada tal vez por un mayor frío que obligaba a que uno se fuera a la cama más temprano que de costumbre.

Eso sí, en la noche del 24/12 era obligada la Cena de Navidad, en familia, que si bien contaba con algún menú especial que terminaba con dulces —truchas, almendrados, galletas, pan de leche, etc.— hechos en la casa, también contaba con la tristeza de los comensales por la ausencia de los que habían emigrado a Venezuela. Los mayores, en especial los padres, no podían disimular la congoja por que esos hijos suyos ausentes no tendrían una cena de Navidad con su propia familia, y, tal vez, tampoco gozarían de buena salud o contarían con un buen entorno social y material que los cobijara.

En los más de los casos, la tristeza, a veces expresada en furtivas lágrimas, iba en aumento durante los días posteriores al 24 porque ya los niños, por escrito o verbalmente, habían formulado a los Reyes Magos la petición del regalo —sólo uno— que querían que amaneciera, junto a su cama y sobre sus zapatos, en la mañana del 6 de enero,… y los padres no tenían dinero para comprar ese regalo, o ni siquiera otro menos “ambicioso”.

Es sabido que los niños son esponjas que absorben todos estos sentimientos aunque se pretenda esconderlos de su vista, y yo no fui excepción. Por eso me causó un shock la Navidad de 1961, la primera que pasé en Venezuela, pues a pesar de que fue también la primera que mis padres pasaron con todos sus hijos, y no tuvo cabida, por tanto, la tristeza derivada de la ausencia de alguno de ellos, sí tuvo lugar el asombro ante el desmadre que para nosotros, los recién llegados de Canarias, significaba el enfoque básico de ese periodo con base en un motivo religioso que en la realidad no aparecía por ningún lado sino que en su lugar había arbolitos de navidad, (¡¿?!), bonche, gaitas (la antítesis de un villancico), alcohol, y consumismo a toda vela expresado en un verdadero derroche en regalos que muchas veces, además de comprados con dinero que no se tenía, resultaban inservibles o inadecuados. Todo marcado por un extraño sentimiento que nos asustaba: ese presentismo crónico, esa ceguera deliberadamente escogida, que podría resumirse en un «Olvidemos el pasado; estos días son “pa’gozá” y ya veremos qué nos trae el nuevo año».

En consecuencia, la Navidad —que en el mundo Occidental es el periodo en que ocurre mayor cantidad de suicidios— no me gusta. Para colmo, detesto tener que hacer regalos en fecha fija, y tal vez detesto más que me regalen algo que no es de mi agrado porque no lo necesito, porque carece de utilidad para mí, o porque es algo que no tiene los componentes o dispositivos que sí tiene otro algo que tal vez llenaría mis expectativas de funcionalidad. La obligación de tener que regalar sin saber qué —pues asumo que las demás personas usan para con los regalos recibidos parte de los parámetros que uso yo —, me causa, tal vez por aquello de “No hagas a otro lo que no quieras que te hagan a ti”, un enorme sentimiento de agobio, así que, desde hace años, opté por declarar urbi et orbi que no quiero que me regalen nada, y que yo no regalaré nada. Si en cualquier época del año, no importa que sea o no Navidad, cumpleaños o bautizo de muñeca, veo que alguien de mi círculo familiar tiene necesidad de algo que yo puedo regalarle, se lo regalo y me siento muy feliz. Pero bajo la presión de la fecha fija o de la incertidumbre, no regalo,… aunque pocos, por no decir nadie, aceptan mi posición.

Por todo esto, si yo pudiera, entraría en cura de sueño desde el 15 de diciembre, o tal vez antes, y hasta el 15 de enero, cuando hubiera pasado esa locura a la que dan el nombre de navidad, al que yo añadiría el apellido de “estilo gringo”.

Desde 1970 reside en Canarias Lucy, una prima mía y madrina de mi hija mayor, a quien, aunque nacida en El Paso, como yo, vi por primera vez en Yaritagua en agosto de 1961. De entre las personas que hasta este momento había yo conocido y he conocido hasta hoy, ella es la que, por el aspecto físico que tenía a la edad de 10 años, cuando la conocí, me ha parecido la más familia mía, la más portadora de sangre y genes como los míos, y por ello me causó lo que se me ocurre llamar “atracción o empatía genética”, un fenómeno que tal vez la teoría de la reencarnación puede explicar,

Lucy, en 1965.

Porque Lucy, a quien llamo cariñosamente “Catira” o “Lucky 7”, sabe lo que siento acerca de la Navidad, optó por enviarme para estas fechas algo que poco tiene de navideño porque fue hecho para envío en julio: una especie de tarjeta de cumpleaños, que recoge una muy breve historia de mi vida; un archivo WMV armado totalmente por ella con indudable cariño, teniendo por fondo una música que me encanta, y con un toque que halaga mi vanidad,… que rima con navidad.

Como una forma de expresar públicamente a Lucy mi agradecimiento por este gesto que ha tenido para conmigo, y por el tiempo, la dedicación y el cariño que puso en armar el archivo y en su contenido, con la aprobación de ella he puesto ese su WMV —para mí la mejor “tarjeta de Navidad” que recibiré este año— a disposición de quien quiera bajarlo.

Basta con clicar  aquíhttps://app.box.com/s/l1td3v777xpwwubnp60fhymub32pkdkp

y luego en Download para bajar al computador y reproducirlo desde allí.

***

COMENTARIOS

 Comentario de: Alberto Lema [Visitante]

Carlos, ¡que suerte tienes!, que la familia te celebre en cualquier momento inesperado como los que nos has brindado, a los que la dicha tenemos de conocerte, y por alguna u otra razón agradecerte, todos lo que nos estas dando de tu mas profundo sentir.
Pero la verdad es que lo que aún no has confesado es que crema y champús estás utilizando para mantener la lozanía de esa faceta de artista en la fotogenia ilustrada.
Que estés bien, que el espíritu de la Navidad, que por tu impresión la cual comparto en los de la compradera loca y sin mucho sentido, parece mas bien el fantasma del diablo consumista de una sociedad alocada y tal vez perdida en sus laberintos sociales….
Abrazos para ti, tu familia y Chepina. Pero lo que si pido es Salud y Alegría ¡!!!.
Alberto Lema.

10/12/2006 @ 16:33

***

Comentario de: Carlos M. Padrón [Miembro]

Gracias, Alberto.
Sí, es una suerte contar con parientes así,… y con amigos como tú que rematan con elogios como el que me dedicas.
El champú o crema que he usado, y muy a mi pesar, es el de los sinsabores que Lucy menciona en su “tarjeta de Navidad”.
Iguales nuestros deseos, de Chepina y míos, para ti y tu familia.

10/12/2006 @ 16:41

***

Comentario de: Fátima de Armas Padrón [Visitante]

Primero que nada ¡¡FELICIDADES!!, hoy y cada día de tu vida, extensibles a Chepina. Me he emocionado pues, aunque no lo exteriorice, así lo siento. ¡¡CHAPÓ!! para ti y mi hermana.

10/12/2006 @ 18:18

***

Comentario de: Carlos M. Padrón [Miembro]

Gracias, Fátima. Y felicidades a ti también porque veo que ya no sólo sabes poner comentarios en el blog sino también bajar los archivos referidos en él. ¡Pa´lante!.

10/12/2006 @ 18:40

***

Comentario de: Lucky 7 [Visitante]

¡¡Qué sorpresa me acabo de llevar!! No pensé que lo colgarías en el blog; creí, al comentármelo, que lo decías de broma, pero ahí está. Que sepas que en cierto modo tú eres el artífice, pues has sido mi maestro e impulsor en esto de la informática, o como lo llamen. Nunca pensé que pudiese llegar a crear cosas como éstas; será, como bien dices, que lo llevo como tú en los genes. Estoy orgullosa de ello y de tener tu sangre. Te admiro.
Como siempre, me he emocionado al ver lo que has escrito; pero ahora, que me toca de lleno, aún más. Gracias y que Dios te tenga entre nosotros por muchos años.
Un beso

10/12/2006 @ 20:19

***

Comentario de: Eduardo García [Visitante]

Grandes recuerdos de ambos lados. Y aunque me agrada que tú quieras a la tierra donde naci -Los chorros, Edo. Miranda-, creo que debes pensar en un futuro mucho más promisor, para ti y algunos de tu familia, en tu bello terruño.
Venezuela, desgraciadamente, no va por buen camino. ¡¡¡Ojala yo esté equivocado!!!
Recibe un fuerte abrazo en unión de “la gocha” y de tu familia.

11/12/2006 @ 22:00

***

Comentario de: Carlos M. Padrón [Miembro]

Sinceramente, Eduardo, espero que estés equivocado y que eso se demuestre muy pronto.

13/12/2006 @ 20:11

***

Comentario de: Ada Padrón [Visitante]

¡¡BUENO, BUENO!!! ¡¡MUCHO BESO PA’CÁ Y PA’LLÁ!!
LA VERDAD, LUCY, ES QUE MUY GRATAMENTE ME HA SORPRENDIDO TU HERMOSA TARJETA DE NAVIDAD. HE DE CONFESAR QUE ME HA HECHO SENTIR GRATAMENTE CELOSA.
GRACIAS A DIOS, NUESTROS GENES PADRÓN SON NOBLES Y FUERTES; SON LA CARTA DE PRESENTACIÓN COMÚN A TODOS LOS QUE HONRAMOS NUESTRA MUY ESPECIAL HERENCIA. Y, SI NO, QUE ME LO PREGUNTEN A MÍ QUE CON MUCHO ORGULLO LLEVO BASTANTES DE ELLOS CONMIGO.
FELICIDADES, LUCY, POR TU SENSIBILIDAD, AMOR Y ADMIRACIÓN PARA CON MI TÍO (MI ÚNICO TÍO, Y ÉL LO SABE), LA COMPARTO DESDE EL ALMA,… ¡¡NADIE PUDO EXPRESARLO MEJOR!!
TU PRIMA, DESDE MIAMI,
ADA PADRÓN.

13/12/2006 @ 23:38

***

Comentario de: Lucy [Visitante]

Gracias. mi prima. Me alegro de que la tarjeta haya servido también para que hayamos podido comunicarnos después de tanto tiempo. Sé de ti por nuestro tio-primo. Ya sé que son celos sanos, pero él tiene un corazón grande donde cabemos las dos, que en mucho nos parecemos.
Estoy muy contenta de saber de tí, y me siento halagada por tanto como dices. Espero que algún día nos visites; años ha que no nos vemos. ¿Qué tal va esa pintura?
Bueno, pues un beso grande pa´lla, y ¡arriba los Padrones de nuestra saga! Con mucho orgullo.
Desde Canarias.
Tu prima Lucy

14/12/2006 @ 21:37

***

Comentario de: Manuel A. Gutierrez [Visitante]

Muy estimado y apreciado amigo. ¡Qué regalo tan bello nos has permitido compartir! Sentimos una (otra) emoción al ver y escuchar esta magnífica obra de arte.
Resume, en una buena parte, tu vida. El destino me ha permitido conocerte y haber participado, en vivo, muchos de tus atributos. Considero esta tarjeta/regalo para todo el año y para todos los años. Nota: comparto tu acertado criterio sobre consumismo extravagante de los ignorantes.
Un abrazote para ti y Chepina, siempre.
Manny

18/12/2006 @ 18:32

***

Comentario de: Constantino Fernández [Visitante]

Debe resultar muy gratificante tener a alguien que tenga esos sentimientos hacia uno, sobre todo si te los dicen de la forma que te los han dicho. Me ha encantado tu felicitación de cumpleaños (¿o Navidad?). Desde Madrid, les deseamos que pasen unas felices fiestas junto con sus seres queridos.
Un abrazo,

Tino, Eli y Verónica
P.D.:Me ha encantado ver comentarios de algunos amigos que hace mucho tiempo que no veo. He sentido un ataque de nostalgia del que tratare de recuperarme pronto

21/12/2006 @ 18:47

***

Comentario de: Douglas Reina [Visitante]

Caramba, Charlie… Cada vez me sorprendo más de tu capacidad para hacer cosas como esta del blog que has creado… Sobre la presentación de tu prima, aún cuando no la conozco, mis felicitaciones por su empeño… La verdad es que debió de darte un friito por dentro cuando leiste lo que escribió sobre tí…¡Qué envidia!… Si no te gusta lo de la Navidad, respeto tu criterio, pero entre tanto ajetreo de la vida diaria, creo que un reencuentro con la familia y una especie de renovación personal (tanto en lo material como lo espiritual) siempre y cuando se haga con moderación, no está de mas…Te imaginas, si no fuera por la (incómoda) navidad todavía estaríamos hablando de las elecciones…En todo caso, me alegra mucho haber sabido algo por este medio de compañeros tan apreciados como Alberto Lema y Constantino Fernández…Después de toda esta perorata no me queda mas que desearte, tanto a ti como a Chepina, todos tus familiares y amigos la mejor de las suertes y felicidades en 2007…

Suerte…Douglas

23/12/2006 @ 10:05

***

Comentario de: Carlos M. Padrón [Miembro]

Pues sí, Douglas, porque me dio más que un friiito fue por lo que puse en el blog la tarjeta que Lucy hizo para mí. En cuanto a la Navidad, es justo lo que mencionas (como el reencuentro con la familia y la renovación personal) lo que me gusta de ella, no el resto de lo que ahora la caracteriza y que mencioné en mi post. Igualmente, en nombre de Chepina y en el mío propio, te desamos felicidad en unión de los tuyos,… y que avises cuando vengas a Caracas, para que nos veamos las caras después de tantos años.

23/12/2006 @ 10:48

***

Comentario de: Gustavo Natera [Visitante]

En esta época de recuentro de la familia y de amistades, reciba más calurosas palabras de afecto y agradecimiento, y muchas gracias por compartir el contenido de ese muy especial mensaje de navidad. Feliz navidad y venturoso año 2007
Gustavo Natera (ARETAH)

27/12/2006 @ 10:28

***

Comentario de: Carlos M. Padrón [Miembro]

Hola, Gustavo, ¡qué bueno saber de ti! ¿Cuánto tiempo hace que no nos vemos! ¡¡¡AÑOS DE AÑOS!!!… si no me equivoco. Gracias por tu comentario, e iguales buenos deseos navideños y de año nuevo para ti y los tuyos

28/12/2006 @ 08:05

***

Comentario de: Loredana [Visitante]

Carlos, muy lindo el video, te felicito por tener una familia tan linda. Las fotos son magnificas!!!!!!

05/01/2007 @ 22:39

Un comentario sobre “[*FP}– Una muy especial "tarjeta de Navidad"

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s