[IBM †}— Necrología IBM: Fernando Lacoste (q.e.p.d.)

Fernando Lacoste

Fernando Lacoste

  • Fecha: 30/04/2021 a las 23:30.
  • Lugar: Su casa, en Aventura, Florida, USA.
  • Causa: Múltiples y muy duraderas complicaciones. La última, que lo mantuvo un mes hospitalizado, fue neumonía.
  • Edad: 91
  • Posición en IBM: Genio creador del “Paquete En Línea para Bancos”.
  • Nació en: Roma el 28/12/1929.
  • Destino de sus restos:

Información adicional

Por e-mail del exIBMista Claudio Fisinessi recibí hace dos horas la triste noticia.

Yo llamaba a Fernando cada cierto tiempo. Agradecía mucho esas llamadas y me decía que de él se ocupaban sólo dos exIBMistas: Carlos Kasis y Carlos Padrón. De ser cierto, como supongo que lo era, es también prueba de un abandono que él no merecía.

El pasado 23 de abril hablé con él —ahora sé que por última vez— durante 10 minutos. Como hizo siempre durante los últimos años, se quejó de lo precario de su salud después de haber estado hospitalizado por un mes.

Si quieres saber más sobre su trayectoria y lo mucho que le debe IBM y que también le debemos muchos IBMistas, lee estos artículos:

13 comentarios sobre “[IBM †}— Necrología IBM: Fernando Lacoste (q.e.p.d.)

  1. Lo siento mucho, Carlos, pues sé que has perdido un amigo. Espero que haya estado acompañado por miembros de su familia en esos últimos momentos.

    Me gusta

  2. Lo lamento mucho, Carlos, porque Fernando era un buen amigo tuyo.
    Compartí muy poco con él; lo veía en su oficina del FSG en PB pues los de allí eran los gurús y yo un recién ingresado que además era ingeniero químico.
    Parece injusto su destino, al menos profesionalmente. Afortunadamente tú has reseñado su historia.

    Me gusta

  3. Gracias, Carlos. Ayer lo leí. Me dio mucho sentimiento pues Fernando era el tipo de persona que siempre cala en el corazón.
    Lo que consuela saber es que ya está libre de ese cuerpo que le dio tanto sufrimiento en los últimos años. Es de nuevo joven, sano, libre y feliz
    Gloria y luz para su alma en el camino de retorno a su hogar de origen

    Me gusta

  4. Pues no, Vivian; ni eso tuvo el amigo Fernando. Su única pariente en América era una hermana que vivía en Argentina, pero murió en un atraco. Por tanto, él sólo tuvo a Delia que hace años que está en silla de ruedas, aunque su cabeza va bien. Ella es la que siempre contestó mis llamadas y luego me pasaba a Fernando.

    Me gusta

  5. Germán, la vida de Fernando estuvo signada por la tragedia; es algo como lo que sólo se ven en películas. Para colmo, sufrió la injusticia de la falta de reconocimiento y, sobre todo, del olvido de quienes gracias a él destacaron en IBM y, también gracias a él, ganaron buena plata o lograron un futuro donde consiguieron más.
    No sé si recordarás que por años tuve sobre mi escritorio en IBM un marco con esta reflexión: “Tres son las posibles reacciones humanas a un favor recibido: agradecerlo, olvidarlo o vengarlo“.
    Cualquiera de las dos últimas es una flagrante muestra de ingratitud, que es hija de la bajeza, hermana de la injusticia, y madre de la desconfianza.

    Me gusta

  6. Pues ni eso tuvo, Vivian. Su única hermana, que vivía en Argentina, murió hace años en un atraco. Él vivió sólo tanía a Delia quien, por cierto, está en silla de ruedas desde hace tiempo, aunque su cabeza va bien. Siempre fue ella quien contestó mis llamadas y luego me pasaba a Fernando.

    Me gusta

  7. Hola, Carlos. Conocí a Fernando. Nunca tuve con él una amistad muy cercana, pero si fuimos amigos y relacionados por cuestiones de trabajo. Gracias por avisarme su fallecimiento. Deseo que Dios acoja su alma en la Gloria. Recibe un afectuoso abrazo.

    Me gusta

  8. Querido Carlos, con gran pesar recibo la noticia de la partida de Fernando Lacoste. Puedo confirmarte que él fué mi primer gerente de sistemas de la Sucursal Finanzas, donde fuí asignada luego de terminar el Entry Level Training (ELT), y de quien aprendí muchísimo. Si mal no recuerdo, tú estabas ahí en ventas, y pudimos compartir ratos muy agradables, y hasta graciosos, con la chispa de Fernando.

    Me ha dado mucha tristeza cuando lo supe, pues vinieron a mi mente tantos buenos recuerdos de esa época. Para mí, lo recordaré con el mismo sentido de admiración, aprecio, amistad y respeto que siempre le he tenido. ¡Ahora lo mantendré en mis oraciones!

    Reciban sus familiares y nuestros compañeros de IBM mis palabras de condolencia y sentido pésame. Paz a sus restos y brille para él la Luz Perpetua. Amén.

    Afectuosamente,
    Delia

    Me gusta

  9. Sí, Delia, yo estaba en en ventas de Sucursal Finanzas cuando estuviste tú reportando a Fernando, y recuerdo bien lo que mencionas. Habida cuenta de cómo estaba él desde hacía mucho tiempo, es un alivio que haya descansado.

    Me gusta

  10. Recuerdo de Fernando como uno gran aficionado a las motos. Cuando lo vi la primera vez, me pareció una figura imponente. ¡Qué sabía yo cuando era joven!, pero tuve un gran respeto en ese momento hacia un dios italiano con barba y con mucha personalidad.

    Le compré una moto Triumph Boneville y salimos varias veces a La Guaira. Como el buen Italiano que era, no vi ni siquiera el polvo que me dejó atrás cuando apostamos quién llegaría primero al aeropuerto.

    Quiero confesar que le debo mucho a Fernando y a su esposa por cuando vendí la moto Boneville a una persona antes de irme a Inglaterra para un proyecto y esa persona tuvo un accidente. En un lío se metió Fernando porque él y su esposa tuvieron que buscar un abogado para solucionar el problema. Tengo mucha pena por lo sucedido.

    Mi más grande respeto y mi sincero deseo de que el Todopoderoso lo tenga en el valle del Paraíso.

    Me gusta

  11. Carlos, ¡¡cuánto lamento la perdida de Fernando¡¡

    Me han venido a la mente tantos recuerdos de los trasnochos en el Banco de Venezuela con el bendito teleproceso, el gerente del área, Sr. Castro, y los cuentos de sus perros Tontín y Tontona, revisa si hay polling, las líneas muertas no sirven, hay que llamar al Sr. Falótico de la CANTV, y muchísimos más. Y, por otro lado, la parte fraternal con los paseos en moto por los cerros de la Caracas, que ahora añoramos.
    En fin, como decimos en criollo, “lo bailao, bailao está”.

    Gran persona era Fernando Lacoste, y gran amigo. Dejé de saber de él prácticamente desde que dejamos la IBM que nos formó y que ayudamos a crecer, pero siempre recordándolo como eso que fue: gran persona y gran amigo.

    Carlos, por favor, cuando hables con Delia, dale mi más sentido pésame.

    Me gusta

  12. Hola, Lorenzo. No estaba yo todavía en IBM cuando sucedieron esos hechos anecdóticos en Banco de Venezela, pero los he sabido por boca de los que, como tú, los vivieron: uno de ellos, el propio Fernando y también Julián Mejías.

    A Delia no podré darle tu pésame, ni tampoco el mìo, hasta que no consiga hablar con ella, pues he llamado a la casa tres veces y me sale la contestadora. Supongo que su famlia se la habrá llevado a Puerto Rico. Espero poder hablar con ella algùn día, y la única forma que tengo es seguir llamando.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s